Eutanasia

Ahora que luego de varios años se ha reconocido como jurídicamente válido al matrimonio igualitario en Ecuador, el reto será que su aplicación, su eficacia sea la mayor posible. No obstante, existen una multiplicidad de temas que invaden la esfera jurídica que deben ser tratados, discutidos con profundidad: el aborto, células madre o la eutanasia.
La eutanasia entendida como la muerte sin dolor o sin sufrimientos, o como la buena muerte, según el jurista alemán, Claus Roxin esta seria la ayuda prestada a una persona gravemente enferma, por su deseo o por lo menos en atención a su voluntad presunta, para posibilitarle una muerte humanamente digna en correspondencia con sus propias convicciones.
Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la eutanasia es aquella acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente. Los elementos de esta pueden ser varios, generalmente se podría determinar en al menos dos: 1) la motivación, respecto del deseo que tenga el sujeto activo frente al sufrimiento del sujeto pasivo y 2) la situación de existencia insoportable o enfermedad terminal o catastrófica. Por otro lado, existen diversos tipos de eutanasia como: voluntaria, no voluntaria, involuntaria, activa, pasiva, autónoma, heterónoma, etc. Sin embrago, lo importante es saber ¿Por qué hacerla viable o no en nuestro país?
Si bien en el borrador del Código de Salud existía esta disposición “Toda persona con capacidad legal tendrá derecho a expresar libre y anticipadamente sus decisiones respecto de los cuidados y tratamientos que desea o no recibir en el momento que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente”, en el artículo 14.
¿Estábamos o no frente a un testamento vital? Ahora que volvió al debate este importante cuerpo normativo seria supremamente importante volver a discutir si debemos tener el derecho a una muerte digna bajo ciertas circunstancias.
Los argumentos morales son diversos y como en otros temas la controversia es inevitable, pero si buscamos tener mayor claridad ante lo inevitable, es el momento de iniciar esta lid. Y citando al ya desaparecido Stephen Hawking: No dejamos que los animales sufran ¿por qué hacerlo con los seres humanos? (O)
Citando al ya desaparecido Stephen Hawking: No dejamos que
los animales sufran ¿por
qué hacerlo
con los seres humanos?

Eutanasia

Ahora que luego de varios años se ha reconocido como jurídicamente válido al matrimonio igualitario en Ecuador, el reto será que su aplicación, su eficacia sea la mayor posible. No obstante, existen una multiplicidad de temas que invaden la esfera jurídica que deben ser tratados, discutidos con profundidad: el aborto, células madre o la eutanasia.
La eutanasia entendida como la muerte sin dolor o sin sufrimientos, o como la buena muerte, según el jurista alemán, Claus Roxin esta seria la ayuda prestada a una persona gravemente enferma, por su deseo o por lo menos en atención a su voluntad presunta, para posibilitarle una muerte humanamente digna en correspondencia con sus propias convicciones.
Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la eutanasia es aquella acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente. Los elementos de esta pueden ser varios, generalmente se podría determinar en al menos dos: 1) la motivación, respecto del deseo que tenga el sujeto activo frente al sufrimiento del sujeto pasivo y 2) la situación de existencia insoportable o enfermedad terminal o catastrófica. Por otro lado, existen diversos tipos de eutanasia como: voluntaria, no voluntaria, involuntaria, activa, pasiva, autónoma, heterónoma, etc. Sin embrago, lo importante es saber ¿Por qué hacerla viable o no en nuestro país?
Si bien en el borrador del Código de Salud existía esta disposición “Toda persona con capacidad legal tendrá derecho a expresar libre y anticipadamente sus decisiones respecto de los cuidados y tratamientos que desea o no recibir en el momento que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente”, en el artículo 14.
¿Estábamos o no frente a un testamento vital? Ahora que volvió al debate este importante cuerpo normativo seria supremamente importante volver a discutir si debemos tener el derecho a una muerte digna bajo ciertas circunstancias.
Los argumentos morales son diversos y como en otros temas la controversia es inevitable, pero si buscamos tener mayor claridad ante lo inevitable, es el momento de iniciar esta lid. Y citando al ya desaparecido Stephen Hawking: No dejamos que los animales sufran ¿por qué hacerlo con los seres humanos? (O)
Citando al ya desaparecido Stephen Hawking: No dejamos que
los animales sufran ¿por
qué hacerlo
con los seres humanos?