Elecciones 2019

La algarabía y confianza -sobrades inclusive- de ciertos candidatos en los últimos días de la campaña electoral, se convirtieron en tristeza, desolación y sorpresa creyendo tener la seguridad de su victoria en la jornada electoral del 24 de marzo. Aunque seria satisfactorio opinar sobre las múltiples variables que desencadenaron los “inesperados” resultados, que dieron como ganadores a “nuevas” figuras de la política local, es mejor acentuar ciertos hallazgos importantes que ha logrado encontrar el Observatorio Electoral de la Universidad de Cuenca. Hechos que contextualizan y establecen un marco de análisis que permita sugerir algunos cambios en cuanto a la normativa que regula el sistema electoral y la actuación de los órganos que se encargan de aplicar esa legislación.
Un dato interesante es que, dentro de los estudiantes, docentes que iban a conformar el observatorio, como requisito se debía acreditar no estar afiliados a ninguna organización política ante el CNE. ¡¡Oh Sorpresa!! Algunos de ellos, se encontraban como miembros de algunos nuevos movimientos políticos especialmente de carácter local -Cuenca-. La sorpresa era evidente por cuanto ninguno de ellos había dado su firma, es decir no habían consentido ser parte de estas organizaciones políticas. Razón mas que suficiente para que cualquiera corra despavorido al CNE para saber si no consta como afiliado, vaya ha saber si otra vez no haya firmas falsificadas. A mas de ello, se evidencio que encontrar los domicilios de varios de los movimientos políticos se convirtió en un reto mas difícil que los juegos del hambre. Porque al parecer sus direcciones no son las registradas oficialmente.
Aunque la campaña electoral es corta, por ello funcional a las y los candidatos que optaban por la reelección, esto no impidió que ciertos candidatos en especial los que estaban en la cima de las encuestas, terminaran por hacer campañas que claramente superaron el techo del gasto electoral. Con estos descubrimientos es necesario entrar en la discusión sobre posibles reformas en cuanto a las normas que regulan los procesos electorales, pero además lograr que en especial el CNE sea mas efectivo al momento de controlar a los actores políticos, con el fin de lograr que las elecciones sean realmente limpias y que no sean desvirtuadas por maquinarias electorales. (O)
Es necesario entrar en la discusión sobre posibles reformas en cuanto a las normas que regulan los procesos electorales.

Elecciones 2019

La algarabía y confianza -sobrades inclusive- de ciertos candidatos en los últimos días de la campaña electoral, se convirtieron en tristeza, desolación y sorpresa creyendo tener la seguridad de su victoria en la jornada electoral del 24 de marzo. Aunque seria satisfactorio opinar sobre las múltiples variables que desencadenaron los “inesperados” resultados, que dieron como ganadores a “nuevas” figuras de la política local, es mejor acentuar ciertos hallazgos importantes que ha logrado encontrar el Observatorio Electoral de la Universidad de Cuenca. Hechos que contextualizan y establecen un marco de análisis que permita sugerir algunos cambios en cuanto a la normativa que regula el sistema electoral y la actuación de los órganos que se encargan de aplicar esa legislación.
Un dato interesante es que, dentro de los estudiantes, docentes que iban a conformar el observatorio, como requisito se debía acreditar no estar afiliados a ninguna organización política ante el CNE. ¡¡Oh Sorpresa!! Algunos de ellos, se encontraban como miembros de algunos nuevos movimientos políticos especialmente de carácter local -Cuenca-. La sorpresa era evidente por cuanto ninguno de ellos había dado su firma, es decir no habían consentido ser parte de estas organizaciones políticas. Razón mas que suficiente para que cualquiera corra despavorido al CNE para saber si no consta como afiliado, vaya ha saber si otra vez no haya firmas falsificadas. A mas de ello, se evidencio que encontrar los domicilios de varios de los movimientos políticos se convirtió en un reto mas difícil que los juegos del hambre. Porque al parecer sus direcciones no son las registradas oficialmente.
Aunque la campaña electoral es corta, por ello funcional a las y los candidatos que optaban por la reelección, esto no impidió que ciertos candidatos en especial los que estaban en la cima de las encuestas, terminaran por hacer campañas que claramente superaron el techo del gasto electoral. Con estos descubrimientos es necesario entrar en la discusión sobre posibles reformas en cuanto a las normas que regulan los procesos electorales, pero además lograr que en especial el CNE sea mas efectivo al momento de controlar a los actores políticos, con el fin de lograr que las elecciones sean realmente limpias y que no sean desvirtuadas por maquinarias electorales. (O)
Es necesario entrar en la discusión sobre posibles reformas en cuanto a las normas que regulan los procesos electorales.