El amor es poder

Desde mi orilla, desde mi sendero y mi trinchera, quiero referirme acerca de una palabra muy corta, pero con un inmenso y universal sentido, el “amor”. El poder del amor nos debe llevar a luchar por los demás, a favor de nuestra ciudad, el país y el planeta. Amar el arte, la música, la naturaleza, así como muchas cosas y seres y por la fuerza de ese amor debemos hacer grandes sacrificios. Amamos a otros seres vivos, animales, plantas y por ellos entregamos nuestro tiempo, nuestras energías y hasta nuestras vidas. Se hace necesario, que dentro y fuera de casa abordemos este tema, escuchando y aportando, para comprender el verdadero sentido del amor.
Quien sabe manejar el poder del amor, debe entender que no es solo entre pareja, sino un conjunto de sentimientos que va más allá de lo particular. Esta sencilla reflexión explica, que la fuerza del amor mueve nuestras vidas y permite la armonía universal. El poder del amor debemos saber utilizarla en valores y actos positivos, rectificando oportunamente. Debemos saber perdonar, buscar los valores más elevados, alejados de lo material. “Amar es lo más hermoso de la vida y ha de ser nuestro patrimonio y nuestra recompensa”. SI hay un concepto que ha servido de inspiración a cineastas, músicos, poetas y escritores, es el amor, esa extraña emoción que de pronto sentimos hacia otra persona y lo proyectamos al universo, que nos cuesta entender su inmensidad e incluso explicarnos.
No existe mayor error que mostrarse irresponsables y cínicos ante el amor, cuando lleguemos al final de la vida, lo único que valdrá será el amor que hemos dado y hemos recibido. En nuestra partida, lo único que llevaremos consigo es amor y lo único de valor que dejaremos atrás es amor. El amor no es casualidad, el amor es causalidad, es algo que creamos y todos tenemos esa capacidad, todos tenemos el poder de amar y de cosechar. El poder del amor se debe desarraigar del materialismo y del patriarcado, por qué los hombres siguen siendo dominantes en las sociedades contemporáneas, combatir el machismo y la inequidad de género, trabajar por una nueva humanidad. El amor debe entenderse como una actividad sensorial y una capacidad creadora de mundos, sin límites y barreras.
Alguna vez alguien me dijo que el amor no tiene sentido, que la cohesión entre los seres humanos se dan por diversos intereses y motivos. Mi misión de vida es y será generar amor en nuestros variados entornos contesté al amigo. (O)

El amor es poder

Desde mi orilla, desde mi sendero y mi trinchera, quiero referirme acerca de una palabra muy corta, pero con un inmenso y universal sentido, el “amor”. El poder del amor nos debe llevar a luchar por los demás, a favor de nuestra ciudad, el país y el planeta. Amar el arte, la música, la naturaleza, así como muchas cosas y seres y por la fuerza de ese amor debemos hacer grandes sacrificios. Amamos a otros seres vivos, animales, plantas y por ellos entregamos nuestro tiempo, nuestras energías y hasta nuestras vidas. Se hace necesario, que dentro y fuera de casa abordemos este tema, escuchando y aportando, para comprender el verdadero sentido del amor.
Quien sabe manejar el poder del amor, debe entender que no es solo entre pareja, sino un conjunto de sentimientos que va más allá de lo particular. Esta sencilla reflexión explica, que la fuerza del amor mueve nuestras vidas y permite la armonía universal. El poder del amor debemos saber utilizarla en valores y actos positivos, rectificando oportunamente. Debemos saber perdonar, buscar los valores más elevados, alejados de lo material. “Amar es lo más hermoso de la vida y ha de ser nuestro patrimonio y nuestra recompensa”. SI hay un concepto que ha servido de inspiración a cineastas, músicos, poetas y escritores, es el amor, esa extraña emoción que de pronto sentimos hacia otra persona y lo proyectamos al universo, que nos cuesta entender su inmensidad e incluso explicarnos.
No existe mayor error que mostrarse irresponsables y cínicos ante el amor, cuando lleguemos al final de la vida, lo único que valdrá será el amor que hemos dado y hemos recibido. En nuestra partida, lo único que llevaremos consigo es amor y lo único de valor que dejaremos atrás es amor. El amor no es casualidad, el amor es causalidad, es algo que creamos y todos tenemos esa capacidad, todos tenemos el poder de amar y de cosechar. El poder del amor se debe desarraigar del materialismo y del patriarcado, por qué los hombres siguen siendo dominantes en las sociedades contemporáneas, combatir el machismo y la inequidad de género, trabajar por una nueva humanidad. El amor debe entenderse como una actividad sensorial y una capacidad creadora de mundos, sin límites y barreras.
Alguna vez alguien me dijo que el amor no tiene sentido, que la cohesión entre los seres humanos se dan por diversos intereses y motivos. Mi misión de vida es y será generar amor en nuestros variados entornos contesté al amigo. (O)