¿Economía pesetera?

Al atardecer del lunes 7, el Presidente anunció a la ciudadanía las primeras medidas que son parte de “la política de austeridad para enfrentar la dura situación económica del país”, las mismas que se concretan en: la venta de uno de los dos aviones que se usan para el desplazamiento de las máximas autoridades y altos funcionarios; la venta de los autos de lujo que están en manos del Gobierno; la venta de todos los bienes inmuebles de Inmobiliar, así como la reducción del salario en un 10% a los servidores públicos de nivel jerárquico superior.
¿Cuánto significa esto en ‘cullqui’ –como dicen nuestros indígenas-? Según el director de Inmobiliar, los 333 bienes que están listos para salir a la venta, más otros trescientos que podrían venderse, significarían para el erario nacional USD307 millones. Entre los bienes que se venderán están terrenos, oficinas, parqueaderos, edificios coloniales; también están 30 vehículos que pasaron de la banca cerrada, que fueron retenidos por temas de narcotráfico o lavado de activos. En el caso de los dos aviones aún no se ha dispuesto cuál de los dos saldrá a la venta: el de corto o el de largo alcance.
De lo expuesto, cabe una primera conclusión: los activos que saldrán a la venta de ninguna manera son el resultado de los gastos dispendiosos en que habría incurrido el gobierno anterior, por el contrario, son el resultado de la lucha permanente contra el narcotráfico y la corrupción. Los autos de lujo, las mansiones, las haciendas, son precisamente la forma de ostentación de los nuevos ricos, de los dineros mal habidos. En segundo lugar, tratándose de activos inmuebles ¿la única alternativa es venderlos? Para el caso de los aviones –que no son precisamente la expresión de lujo presidencial- ¿su venta representa obligatoriamente un ahorro para el Estado?
La rebaja del 10% en los salarios de los altos funcionarios, según el Ministro de Trabajo, aportará con USD 2,8 millones cada mes, es decir, en los 45 meses que tiene el gobierno por delante, el monto llegaría a USD126 millones. En total, las primeras medidas para sortear la grave crisis en la que se encuentra el país, según el Presidente Moreno, podrían aportar USD433 millones !Claro! a esto habría que sumar lo que se obtenga por la venta del avión y restar lo que lógicamente se gaste por concepto de los viajes, tanto internos como al exterior, de los  altos funcionarios.
¿Es este el ‘manejo acertado de la economía’ ? (O)

¿Economía pesetera?

Al atardecer del lunes 7, el Presidente anunció a la ciudadanía las primeras medidas que son parte de “la política de austeridad para enfrentar la dura situación económica del país”, las mismas que se concretan en: la venta de uno de los dos aviones que se usan para el desplazamiento de las máximas autoridades y altos funcionarios; la venta de los autos de lujo que están en manos del Gobierno; la venta de todos los bienes inmuebles de Inmobiliar, así como la reducción del salario en un 10% a los servidores públicos de nivel jerárquico superior.
¿Cuánto significa esto en ‘cullqui’ –como dicen nuestros indígenas-? Según el director de Inmobiliar, los 333 bienes que están listos para salir a la venta, más otros trescientos que podrían venderse, significarían para el erario nacional USD307 millones. Entre los bienes que se venderán están terrenos, oficinas, parqueaderos, edificios coloniales; también están 30 vehículos que pasaron de la banca cerrada, que fueron retenidos por temas de narcotráfico o lavado de activos. En el caso de los dos aviones aún no se ha dispuesto cuál de los dos saldrá a la venta: el de corto o el de largo alcance.
De lo expuesto, cabe una primera conclusión: los activos que saldrán a la venta de ninguna manera son el resultado de los gastos dispendiosos en que habría incurrido el gobierno anterior, por el contrario, son el resultado de la lucha permanente contra el narcotráfico y la corrupción. Los autos de lujo, las mansiones, las haciendas, son precisamente la forma de ostentación de los nuevos ricos, de los dineros mal habidos. En segundo lugar, tratándose de activos inmuebles ¿la única alternativa es venderlos? Para el caso de los aviones –que no son precisamente la expresión de lujo presidencial- ¿su venta representa obligatoriamente un ahorro para el Estado?
La rebaja del 10% en los salarios de los altos funcionarios, según el Ministro de Trabajo, aportará con USD 2,8 millones cada mes, es decir, en los 45 meses que tiene el gobierno por delante, el monto llegaría a USD126 millones. En total, las primeras medidas para sortear la grave crisis en la que se encuentra el país, según el Presidente Moreno, podrían aportar USD433 millones !Claro! a esto habría que sumar lo que se obtenga por la venta del avión y restar lo que lógicamente se gaste por concepto de los viajes, tanto internos como al exterior, de los  altos funcionarios.
¿Es este el ‘manejo acertado de la economía’ ? (O)