Debilidad multilateral

La debilidad del sistema multilateral se profundiza cada vez más, debido al incumplimiento de las normas, la interpretación antojadiza de las mismas y el uso irracional de la fuerza por encima del derecho internacional.
La Organización de las Naciones Unidas atraviesa su peor etapa desde su creación. EEUU ha invadido países y amenaza a otros sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, haciendo tabula rasa de lo establecido en la Carta de la ONU. El retiro estadounidense del acuerdo nuclear con Irán y la imposición de sanciones a ese país, así como el retiro de EEUU y luego Rusia del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), también han golpeado al sistema multilateral. Hay que sumar el apoyo irrestricto de EEUU a los abusos de Israel en Palestina y el traslado de su Embajada a Jerusalén, en contraposición de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.
En materia de derechos humanos, EEUU se ha retirado del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, porque no admite que sus políticas y las de Israel sean evaluadas por el resto de países. Además, llegó a amenazar a la Corte Penal Internacional, por investigar los crímenes de guerra cometidos por estadounidenses en Afganistán.

A ello, hay que sumar la guerra comercial entre EEUU y el resto del mundo, con especial énfasis en China, en franca violación de las normas multilaterales de la Organización Mundial de Comercio.
Curiosamente, el país que siempre ha mantenido el discurso del rule of law (estado de derecho), es el que desde hace varios años viola continuamente el derecho internacional. El resultado es que se fortalece la política de la confrontación entre bloques (nueva guerra fría), en detrimento de la cooperación internacional.
El Benemérito de las Américas, Benito Juárez, decía que: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. El permanente irrespeto a las normas internacionales de convivencia entre las naciones, sólo puede presagiar tiempos convulsos en el que prime la ley de la selva.
En este escenario, el Ecuador necesita aferrarse al derecho internacional y establecer amistad con todos pero alianzas con ninguno. La necesidad de generar un nuevo movimiento de países no alineados se impone. (O)
La debilidad del sistema multilateral, provocada
por el irrespeto del derecho internacional, amenaza
a la
humanidad.

Debilidad multilateral

La debilidad del sistema multilateral se profundiza cada vez más, debido al incumplimiento de las normas, la interpretación antojadiza de las mismas y el uso irracional de la fuerza por encima del derecho internacional.
La Organización de las Naciones Unidas atraviesa su peor etapa desde su creación. EEUU ha invadido países y amenaza a otros sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, haciendo tabula rasa de lo establecido en la Carta de la ONU. El retiro estadounidense del acuerdo nuclear con Irán y la imposición de sanciones a ese país, así como el retiro de EEUU y luego Rusia del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), también han golpeado al sistema multilateral. Hay que sumar el apoyo irrestricto de EEUU a los abusos de Israel en Palestina y el traslado de su Embajada a Jerusalén, en contraposición de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.
En materia de derechos humanos, EEUU se ha retirado del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, porque no admite que sus políticas y las de Israel sean evaluadas por el resto de países. Además, llegó a amenazar a la Corte Penal Internacional, por investigar los crímenes de guerra cometidos por estadounidenses en Afganistán.

A ello, hay que sumar la guerra comercial entre EEUU y el resto del mundo, con especial énfasis en China, en franca violación de las normas multilaterales de la Organización Mundial de Comercio.
Curiosamente, el país que siempre ha mantenido el discurso del rule of law (estado de derecho), es el que desde hace varios años viola continuamente el derecho internacional. El resultado es que se fortalece la política de la confrontación entre bloques (nueva guerra fría), en detrimento de la cooperación internacional.
El Benemérito de las Américas, Benito Juárez, decía que: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. El permanente irrespeto a las normas internacionales de convivencia entre las naciones, sólo puede presagiar tiempos convulsos en el que prime la ley de la selva.
En este escenario, el Ecuador necesita aferrarse al derecho internacional y establecer amistad con todos pero alianzas con ninguno. La necesidad de generar un nuevo movimiento de países no alineados se impone. (O)
La debilidad del sistema multilateral, provocada
por el irrespeto del derecho internacional, amenaza
a la
humanidad.