DD. HH. LGBTIQ+

A través de una beca otorgada por la Fundación Human Rights Cam-paign, 29 activistas de 27 países del mundo de República del Congo, Ruanda, Namibia, Malawi, Kenia, Marruecos, Uganda, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Egipto, Líbano, Azerbaiyán, Rumania, Bulgaria, Serbia, Ucrania, Bosnia y Herzegovina, Nepal, Pakistán, India, Barbados, Trinidad y Tobago, México, Argentina, Puerto Rico y Ecuador se reunieron en la cuarta Cumbre Global de Defensa Innovadora en Washington D.C del 22 al 25 de abril. Más allá de lo que se cree en el inconsciente colectivo de que los derechos humanos son mínimos garantizados en todo el mundo, la realidad objetiva de las personas LGBTIQ+, es distinta.
La resistencia y visibilidad en situaciones hostiles, es un ejercicio político valioso, más cuando se da en contextos tan duros como: la penalización de seis a tres años en el código penal de Marruecos por “actos lascivos o antinaturales con personas del mismo sexo”, la falta de una ley antidiscriminatoria en Argentina y la muerte de más de treinta compañeras transfemeninas en lo que va el 2019, violaciones “correctivas” en Sudáfrica, la vigencia de una ley de “libertinaje” de 1961 en Egipto, con la cual puedes ir preso de tres a seis años. México presenta los índices más altos de crímenes por homofobia, en Sudán no puedes ser visible por la sociedad conservadora y religiosa.
En Líbano, el sexo gay sigue siendo un delito, las personas pueden pasar hasta un año en prisión donde están sometidas a la humillación y la violencia. En Puerto Rico, el senado debate el proyecto de las terapias de conversión solo aplica a los profesionales de salud mental y no a religiosos, de incurrir en tal práctica solo se les catalogaría como “poco profesional”. En Pakistán los incidentes de incitación al odio, la violencia e incluso la persecución son muy comunes, pero rara vez se denuncian porque la propia policía amenaza, detiene y chantajea a las personas gays y transexuales que se acercan a la policía, sin embargo, desde 2018 existe la Ley de Protección para Personas Transgénero.
Las religiones: católica, musulmana, evangélica, cristiana, junto con los gobiernos dictatoriales y conservadores, siguen siendo los principales enemigos de la población LGBTIQ+ a nivel mundial.
En Ecuador, la Corte Constitucional tiene desde el 07 de mayo para pronunciarse sobre la consulta constitucional de Matrimonio Civil Igualitario en base a la Opinión Consultiva 024 emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los ojos del activismo LGBTIQ+ mundial están ahora en Ecuador. (O)
La reivindicación de derechos humanos LGBTIQ+ es una lucha global que enfrenta algunas adversidades.

DD. HH. LGBTIQ+

A través de una beca otorgada por la Fundación Human Rights Cam-paign, 29 activistas de 27 países del mundo de República del Congo, Ruanda, Namibia, Malawi, Kenia, Marruecos, Uganda, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Egipto, Líbano, Azerbaiyán, Rumania, Bulgaria, Serbia, Ucrania, Bosnia y Herzegovina, Nepal, Pakistán, India, Barbados, Trinidad y Tobago, México, Argentina, Puerto Rico y Ecuador se reunieron en la cuarta Cumbre Global de Defensa Innovadora en Washington D.C del 22 al 25 de abril. Más allá de lo que se cree en el inconsciente colectivo de que los derechos humanos son mínimos garantizados en todo el mundo, la realidad objetiva de las personas LGBTIQ+, es distinta.
La resistencia y visibilidad en situaciones hostiles, es un ejercicio político valioso, más cuando se da en contextos tan duros como: la penalización de seis a tres años en el código penal de Marruecos por “actos lascivos o antinaturales con personas del mismo sexo”, la falta de una ley antidiscriminatoria en Argentina y la muerte de más de treinta compañeras transfemeninas en lo que va el 2019, violaciones “correctivas” en Sudáfrica, la vigencia de una ley de “libertinaje” de 1961 en Egipto, con la cual puedes ir preso de tres a seis años. México presenta los índices más altos de crímenes por homofobia, en Sudán no puedes ser visible por la sociedad conservadora y religiosa.
En Líbano, el sexo gay sigue siendo un delito, las personas pueden pasar hasta un año en prisión donde están sometidas a la humillación y la violencia. En Puerto Rico, el senado debate el proyecto de las terapias de conversión solo aplica a los profesionales de salud mental y no a religiosos, de incurrir en tal práctica solo se les catalogaría como “poco profesional”. En Pakistán los incidentes de incitación al odio, la violencia e incluso la persecución son muy comunes, pero rara vez se denuncian porque la propia policía amenaza, detiene y chantajea a las personas gays y transexuales que se acercan a la policía, sin embargo, desde 2018 existe la Ley de Protección para Personas Transgénero.
Las religiones: católica, musulmana, evangélica, cristiana, junto con los gobiernos dictatoriales y conservadores, siguen siendo los principales enemigos de la población LGBTIQ+ a nivel mundial.
En Ecuador, la Corte Constitucional tiene desde el 07 de mayo para pronunciarse sobre la consulta constitucional de Matrimonio Civil Igualitario en base a la Opinión Consultiva 024 emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los ojos del activismo LGBTIQ+ mundial están ahora en Ecuador. (O)
La reivindicación de derechos humanos LGBTIQ+ es una lucha global que enfrenta algunas adversidades.