Cristo Rey

Visto

Es indignante ver como líderes fanáticos de diferentes denominaciones eclesiales usan la imagen de Jesús y la Biblia, tanto en instituciones gubernamentales como religiosas para continuar el sometimiento de una teología, cristología o pastoral de estirpe colonialista, en la praxis de un nuevo proyecto neoliberal en nuestros tiempos. Actitudes contradictorias al contenido escrito en las paginas de la Biblia sobre la cotidiana praxis del Cristo Histórico en su realidad contextual. Usualmente, la mala fe de líderes incompetentes trenzan en sus arterias agitadas de odio, ignorancia y ambiciones desenfrenadas en las huellas de la historia. Cuando el Evangelio de este domingo, según San Lucas, presenta la realidad del Nazareno histórico inmolado cruelmente por las nefastas practicas del liderazgo político, religioso y una turba de fanáticos confundidos. El Cristo histórico fue difamado, perseguido, apresado, juzgado, condenado, torturado, crucificado y sobre la cruz había un letrero en griego, latín y hebreo que decía: “Este es el Rey de los Judios”. Simplemente, por haberle devuelto dignidad al pobre, integridad a la mujer víctima de un sistema machista, por haber criticado la corrupción a flor de piel, por haber inspirado esperanza a los más pobres y excluidos. En nuestros tiempos no hay mucha diferencia cuando líderes políticos y espirituales asumen sus responsabilidades con pasión en las huellas del Nazareno histórico. No paran las mentiras en los medios de comunicación masivos, persecuciones, allanamientos, juzgados y condenas. Agitados por fanáticos confundidos al son de chantajes y burlas. Y al reconocimiento de personas conscientes llenas de gratitud por la incansable labor en bien de los mas vulnerables. San Lucas concluye su reflexión presentando a un Cristo Rey que inspira justicia, perdón, reconciliación y esperanza en medio de tanto dolor. ¡Viva Cristo Rey con rostro, migrante, negro, blanco, mulato, mestizo e indígena! (O)

Cristo Rey

Es indignante ver como líderes fanáticos de diferentes denominaciones eclesiales usan la imagen de Jesús y la Biblia, tanto en instituciones gubernamentales como religiosas para continuar el sometimiento de una teología, cristología o pastoral de estirpe colonialista, en la praxis de un nuevo proyecto neoliberal en nuestros tiempos. Actitudes contradictorias al contenido escrito en las paginas de la Biblia sobre la cotidiana praxis del Cristo Histórico en su realidad contextual. Usualmente, la mala fe de líderes incompetentes trenzan en sus arterias agitadas de odio, ignorancia y ambiciones desenfrenadas en las huellas de la historia. Cuando el Evangelio de este domingo, según San Lucas, presenta la realidad del Nazareno histórico inmolado cruelmente por las nefastas practicas del liderazgo político, religioso y una turba de fanáticos confundidos. El Cristo histórico fue difamado, perseguido, apresado, juzgado, condenado, torturado, crucificado y sobre la cruz había un letrero en griego, latín y hebreo que decía: “Este es el Rey de los Judios”. Simplemente, por haberle devuelto dignidad al pobre, integridad a la mujer víctima de un sistema machista, por haber criticado la corrupción a flor de piel, por haber inspirado esperanza a los más pobres y excluidos. En nuestros tiempos no hay mucha diferencia cuando líderes políticos y espirituales asumen sus responsabilidades con pasión en las huellas del Nazareno histórico. No paran las mentiras en los medios de comunicación masivos, persecuciones, allanamientos, juzgados y condenas. Agitados por fanáticos confundidos al son de chantajes y burlas. Y al reconocimiento de personas conscientes llenas de gratitud por la incansable labor en bien de los mas vulnerables. San Lucas concluye su reflexión presentando a un Cristo Rey que inspira justicia, perdón, reconciliación y esperanza en medio de tanto dolor. ¡Viva Cristo Rey con rostro, migrante, negro, blanco, mulato, mestizo e indígena! (O)

Visto