Cristina

Un 28 marzo 2017, hace 2 años, una cámara registra tu salida. Tus libros, tu bolso acompañaban a tu prisa por llegar a continuar una de tus metas propuestas: inscribirte en la Universidad. Hoy sentada frente a un computador embotados los ojos de lágrimas con un grito ahogado en la garganta y un fuego que congela el corazón tengo miedo de escribir recordando tu partida en manos de la insignificancia que resultó ser serpiente astuta sin templo ni ejemplo prototipo del mal, la que te quitó la vida, que coarto tu historia y destruyó tus sueños sin darse cuenta que con tu martirio te elevaba al enigma de un plano infinitamente superior. Fueron instantes eternos y ya estabas incrustada en la angustia de mi corazón, petrificada sintiendo el silencio de tu voz con la mente inquieta torturada que no reflexiona solo grita exige y busca la respuesta de un Dios . Y te ibas calladita por camino turbulento de una corriente furiosa en que la crueldad te quiso ocultar y tu joven cuerpo ya sin calor elemental se iba por un cauce de lucha y eternidad desenrollando en tu ida una espiral de preguntas a los códigos y leyes de una inconsciente ciega sociedad que no reclama, solo juzga a la mujer bajo un corroído estigma patriarcal.
El mundo sí se acaba en especial para las madres que nos quedamos definitivamente sin una parte de nosotros y por este dolor nos toca luchar con el espacio en relación no solo a la revictimización, sino posterior en los diferentes territorios en que las mujeres siguen siendo víctimas del capital y patriarcado. Debemos visibilizar desigualdades como para encontrar soluciones a las mismas, se seguirá haciendo análisis sobre mapeos de los femicidios, se tabulará las desigualdades de género, se difundirán metodologías, pero un cambio real tardará si no educamos en inicio, desde el núcleo familiar. Se necesita que los gobiernos y municipios den más apoyo económico para impulsar programas y proyectos de prevención, tocar los temas de cómo el patriarcado afecta a las masculinidades, talleres con colectivos y con ellos trabajar en comunidades… ¿Qué sacamos con leyes y artículos excelentes enmarcados dentro del COIP si no se los cumple, si se deja a las víctima y a los familiares a su suerte? Como decía el Dr. Pablo Valverde: “La ley debe venir con el cheque”. Los entes rectores subsecretaria de DDHH tiene todas la atribuciones para formular y emitir políticas públicas, coordinar con las entidades rectoras de finanzas, formular planes de prevención y erradicación de la violencia que no queden en papeles sino en un accionar fecundo... A veces tengo la sensación que estoy en un sueño largo y confuso, que realmente nada pasó, que estoy por despertar y todos mis hijos estarán ahí. // Por ti mi Cris// (O)
Hace 2 años, una cámara registra tu salida, tus libros, tu bolso acompañaban a tu prisa por llegar a continuar una de tus metas...

Cristina

Un 28 marzo 2017, hace 2 años, una cámara registra tu salida. Tus libros, tu bolso acompañaban a tu prisa por llegar a continuar una de tus metas propuestas: inscribirte en la Universidad. Hoy sentada frente a un computador embotados los ojos de lágrimas con un grito ahogado en la garganta y un fuego que congela el corazón tengo miedo de escribir recordando tu partida en manos de la insignificancia que resultó ser serpiente astuta sin templo ni ejemplo prototipo del mal, la que te quitó la vida, que coarto tu historia y destruyó tus sueños sin darse cuenta que con tu martirio te elevaba al enigma de un plano infinitamente superior. Fueron instantes eternos y ya estabas incrustada en la angustia de mi corazón, petrificada sintiendo el silencio de tu voz con la mente inquieta torturada que no reflexiona solo grita exige y busca la respuesta de un Dios . Y te ibas calladita por camino turbulento de una corriente furiosa en que la crueldad te quiso ocultar y tu joven cuerpo ya sin calor elemental se iba por un cauce de lucha y eternidad desenrollando en tu ida una espiral de preguntas a los códigos y leyes de una inconsciente ciega sociedad que no reclama, solo juzga a la mujer bajo un corroído estigma patriarcal.
El mundo sí se acaba en especial para las madres que nos quedamos definitivamente sin una parte de nosotros y por este dolor nos toca luchar con el espacio en relación no solo a la revictimización, sino posterior en los diferentes territorios en que las mujeres siguen siendo víctimas del capital y patriarcado. Debemos visibilizar desigualdades como para encontrar soluciones a las mismas, se seguirá haciendo análisis sobre mapeos de los femicidios, se tabulará las desigualdades de género, se difundirán metodologías, pero un cambio real tardará si no educamos en inicio, desde el núcleo familiar. Se necesita que los gobiernos y municipios den más apoyo económico para impulsar programas y proyectos de prevención, tocar los temas de cómo el patriarcado afecta a las masculinidades, talleres con colectivos y con ellos trabajar en comunidades… ¿Qué sacamos con leyes y artículos excelentes enmarcados dentro del COIP si no se los cumple, si se deja a las víctima y a los familiares a su suerte? Como decía el Dr. Pablo Valverde: “La ley debe venir con el cheque”. Los entes rectores subsecretaria de DDHH tiene todas la atribuciones para formular y emitir políticas públicas, coordinar con las entidades rectoras de finanzas, formular planes de prevención y erradicación de la violencia que no queden en papeles sino en un accionar fecundo... A veces tengo la sensación que estoy en un sueño largo y confuso, que realmente nada pasó, que estoy por despertar y todos mis hijos estarán ahí. // Por ti mi Cris// (O)
Hace 2 años, una cámara registra tu salida, tus libros, tu bolso acompañaban a tu prisa por llegar a continuar una de tus metas...