CPCCS y autonomía

A menos de tres meses de haberse posesionado, cuatro consejeros del CPCCS han sido destituidos: la ciudadanía se merece una explicación.
El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es la primera entidad de la Función de Transparencia y Control Social, establecida en la Constitución de la República en su CAPÍTULO QUINTO, Art. 204: “El pueblo es el mandante y primer fiscalizador del poder público, en su ejercicio de derecho a la participación”.
En las elecciones del pasado febrero y en virtud de que concluyó el período del CPCCS-transitorio, el pueblo ecuatoriano fue convocado para elegir a los nuevos integrantes de esta entidad del Estado. Esta forma de elección ya contravenía la disposición constitucional que en el Art. 207, tercer acápite, establece: “La selección de las consejeras y consejeros se realizará de entre los postulantes que propongan las organizaciones sociales y la ciudadanía. El proceso de selección será organizado por el Consejo Nacional Electoral, que conducirá el concurso público de oposición y méritos correspondiente, con postulación, veeduría y derecho a impugnación ciudadana de acuerdo a la ley”. Mucho se ha especulado en los últimos años sobre la intervención del Poder Ejecutivo en las restantes funciones del Estado, tema que no es el específico de la presente nota, sin embargo, cabe recordar que la nominación del CPCCS-Transitorio estuvo a cargo del Poder Legislativo en base a terna enviada por el Presidente de la República.
La resolución de la Asamblea Nacional de censura a cuatro miembros del CPCCS, es motivo de preocupación para quienes somos considerados ciudadanos ‘de a pie’: sin lugar a dudas los 7 consejeros principales y sus 7 suplentes fueron electos por votación popular sin que hubiese impugnación alguna, es decir recibieron legalmente el mandato del soberano. ¿Por qué se los destituye? Los motivos al parecer no han sido explicados con la debida claridad, lo que da paso a recordar hechos y situaciones que se han dado desde la aprobación de la Carta Constitucional de Montecristi. La Función de Transparencia, nueva en la Legislación Ecuatoriana, no fue muy bien recibida por algunos sectores ciudadanos que pugnaron desde entonces por su eliminación; incluso durante el último proceso electoral se pretendió imponer no solo la anulación de la elección de los consejeros, sino también introducir un tipo particular de escrutinio. (O)
La resolución de la Asamblea de censura a cuatro miembros del CPCCS, es motivo de preocupación para los ciudadanos.

CPCCS y autonomía

A menos de tres meses de haberse posesionado, cuatro consejeros del CPCCS han sido destituidos: la ciudadanía se merece una explicación.
El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es la primera entidad de la Función de Transparencia y Control Social, establecida en la Constitución de la República en su CAPÍTULO QUINTO, Art. 204: “El pueblo es el mandante y primer fiscalizador del poder público, en su ejercicio de derecho a la participación”.
En las elecciones del pasado febrero y en virtud de que concluyó el período del CPCCS-transitorio, el pueblo ecuatoriano fue convocado para elegir a los nuevos integrantes de esta entidad del Estado. Esta forma de elección ya contravenía la disposición constitucional que en el Art. 207, tercer acápite, establece: “La selección de las consejeras y consejeros se realizará de entre los postulantes que propongan las organizaciones sociales y la ciudadanía. El proceso de selección será organizado por el Consejo Nacional Electoral, que conducirá el concurso público de oposición y méritos correspondiente, con postulación, veeduría y derecho a impugnación ciudadana de acuerdo a la ley”. Mucho se ha especulado en los últimos años sobre la intervención del Poder Ejecutivo en las restantes funciones del Estado, tema que no es el específico de la presente nota, sin embargo, cabe recordar que la nominación del CPCCS-Transitorio estuvo a cargo del Poder Legislativo en base a terna enviada por el Presidente de la República.
La resolución de la Asamblea Nacional de censura a cuatro miembros del CPCCS, es motivo de preocupación para quienes somos considerados ciudadanos ‘de a pie’: sin lugar a dudas los 7 consejeros principales y sus 7 suplentes fueron electos por votación popular sin que hubiese impugnación alguna, es decir recibieron legalmente el mandato del soberano. ¿Por qué se los destituye? Los motivos al parecer no han sido explicados con la debida claridad, lo que da paso a recordar hechos y situaciones que se han dado desde la aprobación de la Carta Constitucional de Montecristi. La Función de Transparencia, nueva en la Legislación Ecuatoriana, no fue muy bien recibida por algunos sectores ciudadanos que pugnaron desde entonces por su eliminación; incluso durante el último proceso electoral se pretendió imponer no solo la anulación de la elección de los consejeros, sino también introducir un tipo particular de escrutinio. (O)
La resolución de la Asamblea de censura a cuatro miembros del CPCCS, es motivo de preocupación para los ciudadanos.