Balbanera

Visto

Con el Chimborazo como marco, en el catón Colca, epicentro de la cultura Puruhá, a 10 minutos al sur de Riobamba, en la provincia del Chimborazo, se encuentra la Iglesia de la Balbanera, primer templo Católico construido en el país, cuya inauguración se registra el  15 de agosto de 1534.
El templo conserva la fachada original, sus paredes frontales dibujan en tres triángulos superpuestos, que evocan la trinidad católica, un paisaje andino de montaña, su frente de algo más de diez metros de ancho en piedra calcárea, el templo mantiene su construcción original donde el altar cierra el triángulo sagrado con el atrio y la pila bautismal, piezas originales de incalculable valor.
La Iglesia dedicada a la veneración de la Santísima Virgen María Natividad de Balbanera, fue construida por lo españoles Benalcázar y Almagro, está ubicada a menos de quinientos metros de la laguna de Kultacocha (Colta), marca el lugar de fundación orinal de la primera ciudad española en suelo ecuatoriano: Santiago de Quito.
La plaza da cuenta del tiempo y la historia, de la postergación y la veneración, del olvido indiferente con que es visitada la iglesia de espaldas a la historia y su pueblo; así, en ella encontramos leyendas de profundo sentido contestatario, altivo y soberano como el pueblo Puruhá que camina la historia en paralela existencia de nuestra eurocéntrica soberbia: “Indio solo, es como hebra de poncho que fácilmente se rompe…”. “Somos como paja de páramo, que se arranca y vuelve a crecer… de paja del páramo poblaremos el mundo”.
Iglesia, plaza y laguna una trilogía que debemos conocer, incorporar en el imaginario nacional de nuestro patrimonio y conservar, conservar desde el compromiso inclusivo de su pueblo en una agenda nacional de desarrollo humano y sustentable (agenda que hoy mismo no tenemos o la perdimos en la noche de la revancha).
Iglesia, plaza y laguna, patrimonio cultural y natural, patrimonio con un custodio, un pueblo, una nación con identidad e historia, con sus tradiciones y ritos, su cosmovisión solidaria y recíproca, altiva y soberana, un pueblo, una nación que demanda inclusión horizontal en un policromático Ecuador hoy por hoy sumido en la sinrazón del fanatismo excluyente…
El Templo de la Virgen de la Natividad de la Balbanera es un patrimonio que encierra, más allá del patrimonio de la historia y el tiempo, el patrimonio material del registro de los conjuntos y las obras que en el se plasmaron, así, la colección de las estaciones, litografías patrimoniales que se encuentran en acelerado proceso de deterioro constante y demandan atención urgente para su restauración y conservación. (O)
Iglesia, plaza y laguna una trilogía que debemos conocer, incorporar en el imaginario nacional de nuestro patrimonio.

Balbanera

Con el Chimborazo como marco, en el catón Colca, epicentro de la cultura Puruhá, a 10 minutos al sur de Riobamba, en la provincia del Chimborazo, se encuentra la Iglesia de la Balbanera, primer templo Católico construido en el país, cuya inauguración se registra el  15 de agosto de 1534.
El templo conserva la fachada original, sus paredes frontales dibujan en tres triángulos superpuestos, que evocan la trinidad católica, un paisaje andino de montaña, su frente de algo más de diez metros de ancho en piedra calcárea, el templo mantiene su construcción original donde el altar cierra el triángulo sagrado con el atrio y la pila bautismal, piezas originales de incalculable valor.
La Iglesia dedicada a la veneración de la Santísima Virgen María Natividad de Balbanera, fue construida por lo españoles Benalcázar y Almagro, está ubicada a menos de quinientos metros de la laguna de Kultacocha (Colta), marca el lugar de fundación orinal de la primera ciudad española en suelo ecuatoriano: Santiago de Quito.
La plaza da cuenta del tiempo y la historia, de la postergación y la veneración, del olvido indiferente con que es visitada la iglesia de espaldas a la historia y su pueblo; así, en ella encontramos leyendas de profundo sentido contestatario, altivo y soberano como el pueblo Puruhá que camina la historia en paralela existencia de nuestra eurocéntrica soberbia: “Indio solo, es como hebra de poncho que fácilmente se rompe…”. “Somos como paja de páramo, que se arranca y vuelve a crecer… de paja del páramo poblaremos el mundo”.
Iglesia, plaza y laguna una trilogía que debemos conocer, incorporar en el imaginario nacional de nuestro patrimonio y conservar, conservar desde el compromiso inclusivo de su pueblo en una agenda nacional de desarrollo humano y sustentable (agenda que hoy mismo no tenemos o la perdimos en la noche de la revancha).
Iglesia, plaza y laguna, patrimonio cultural y natural, patrimonio con un custodio, un pueblo, una nación con identidad e historia, con sus tradiciones y ritos, su cosmovisión solidaria y recíproca, altiva y soberana, un pueblo, una nación que demanda inclusión horizontal en un policromático Ecuador hoy por hoy sumido en la sinrazón del fanatismo excluyente…
El Templo de la Virgen de la Natividad de la Balbanera es un patrimonio que encierra, más allá del patrimonio de la historia y el tiempo, el patrimonio material del registro de los conjuntos y las obras que en el se plasmaron, así, la colección de las estaciones, litografías patrimoniales que se encuentran en acelerado proceso de deterioro constante y demandan atención urgente para su restauración y conservación. (O)
Iglesia, plaza y laguna una trilogía que debemos conocer, incorporar en el imaginario nacional de nuestro patrimonio.

Visto