Adopciones

A raíz de que el 17 de septiembre pasado, el Pleno de la Asamblea Nacional del Ecuador negó la despenalización del aborto para víctimas de  violación, el Estado, conjuntamente con esta negativa, debe incrementar leyes y programas de protección hacia la mujer, en especial para niñas, adolescentes y al  niño por nacer,  sin olvidarse jamás del violador, el cual debe ser puesto de inmediato  en la tela de la justicia. Los abortos, como tales, se seguirán dando en las cifras de siempre  y en las mismas ilegales circunstancias a igual que las muertes  maternas por este hecho.
Al nacer un niño producto de este crimen, él y su madre, ¿quién sabe que carguen de por vida con una serie de estigmas en muchos de los casos cuando la violación ha sido por varios individuos? ¿ Cuál de ellos será el padre? Si es un drogadicto ¿qué condiciones de salud tendrá al nacer o posiblemente sea un heredo VIH? Cuando la violación proviene del mismo círculo familiar ¿cuál será la afectividad que reciba el niño y su madre o más bien esos son los recién nacidos encontrados en basurales o lugares inauditos?
Para las mujeres embarazadas bajo esta relación no consentida, si no es posible el aborto legal, quedan dos caminos sanos, posiblemente  algunas  de ellas al dar a luz y conocer a su infante pueda que fluya el instinto maternal, haya  apego que se refuerce con la lactancia,  amén a su hijo y ojalá sean protegidas por la familia,  el otro camino es  dar en  adopción.  
La  adopción en Ecuador es otro tema álgido, en el cual no se lo permite sino después de los tres años de vida del infante, realmente podemos estar de acuerdo con que sea un matrimonio heterosexual,  gozar de salud física y mental,  económicamente estables, etc. Pero los trámites que de por sí ya son largos (no tanto para parejas extranjeras) sumándose la burocracia que muchas veces puede refinarse en la disipación de las peticiones por la falta de agilidad en sus operadores, la actuación de los Jueces de la niñez y la familia, la celeridad que pongan en cada  caso, pues tanto puede el sujeto cuanto más sabe y no resulte tan dificultosa para las parejas que se han decidido por la adopción, que terminan  por  desistir. Los años de espera afectarán de hecho la esperanza de los niños al ver que no llega ese hogar deseado.   La tardanza en los trámites  es algo que el estado debe revisar  y corregir.  Valorando el tiempo se intensifica la vida; todo instante que se pierda en dar afecto a estos niños,  perdido lo estará para siempre. (O)
La tardanza
en los trámites que se deben cumplir
para la adopción de menores es algo que el Estado debe revisar y corregir.

Adopciones

A raíz de que el 17 de septiembre pasado, el Pleno de la Asamblea Nacional del Ecuador negó la despenalización del aborto para víctimas de  violación, el Estado, conjuntamente con esta negativa, debe incrementar leyes y programas de protección hacia la mujer, en especial para niñas, adolescentes y al  niño por nacer,  sin olvidarse jamás del violador, el cual debe ser puesto de inmediato  en la tela de la justicia. Los abortos, como tales, se seguirán dando en las cifras de siempre  y en las mismas ilegales circunstancias a igual que las muertes  maternas por este hecho.
Al nacer un niño producto de este crimen, él y su madre, ¿quién sabe que carguen de por vida con una serie de estigmas en muchos de los casos cuando la violación ha sido por varios individuos? ¿ Cuál de ellos será el padre? Si es un drogadicto ¿qué condiciones de salud tendrá al nacer o posiblemente sea un heredo VIH? Cuando la violación proviene del mismo círculo familiar ¿cuál será la afectividad que reciba el niño y su madre o más bien esos son los recién nacidos encontrados en basurales o lugares inauditos?
Para las mujeres embarazadas bajo esta relación no consentida, si no es posible el aborto legal, quedan dos caminos sanos, posiblemente  algunas  de ellas al dar a luz y conocer a su infante pueda que fluya el instinto maternal, haya  apego que se refuerce con la lactancia,  amén a su hijo y ojalá sean protegidas por la familia,  el otro camino es  dar en  adopción.  
La  adopción en Ecuador es otro tema álgido, en el cual no se lo permite sino después de los tres años de vida del infante, realmente podemos estar de acuerdo con que sea un matrimonio heterosexual,  gozar de salud física y mental,  económicamente estables, etc. Pero los trámites que de por sí ya son largos (no tanto para parejas extranjeras) sumándose la burocracia que muchas veces puede refinarse en la disipación de las peticiones por la falta de agilidad en sus operadores, la actuación de los Jueces de la niñez y la familia, la celeridad que pongan en cada  caso, pues tanto puede el sujeto cuanto más sabe y no resulte tan dificultosa para las parejas que se han decidido por la adopción, que terminan  por  desistir. Los años de espera afectarán de hecho la esperanza de los niños al ver que no llega ese hogar deseado.   La tardanza en los trámites  es algo que el estado debe revisar  y corregir.  Valorando el tiempo se intensifica la vida; todo instante que se pierda en dar afecto a estos niños,  perdido lo estará para siempre. (O)
La tardanza
en los trámites que se deben cumplir
para la adopción de menores es algo que el Estado debe revisar y corregir.