Baños Centro crece a la luz de su fe

El Santuario del Espíritu Santo de Nuestra Señora de Guadalupe es el corazón de Baños Centro. Esta semana se dieron los últimos retoques a la iglesia, ya que mañana se dará por concluidas las obras de restauración que duraron poco más de un año.
tRADICIÓN | Los habitantes de esta parroquia son devotos a Santa María de Guadalupe, su patrona

Los obreros pintan la fachada, mientras que el sacerdote Manuel Alfonso Ramón observa atento el trabajo y comenta que se trató de un esfuerzo comunitario. Fue a través de mingas, préstamos, bingos y trabajo constante, que lograron pagar un sueño de todos: ver la iglesia “bien puestita”, como refieren los habitantes del sector.
El sacerdote detalla que restauraron las puertas de madera, el techo, colocaron unas mallas en las cúpulas para evitar el ingreso de aves y ahora están pintando la fachada. Mañana, la edificación será bendecida por monseñor Óscar Pérez y comenzará una nueva etapa para el templo que ha sido refaccionado en cuatro oportunidades desde su fundación en 1960.


La iglesia de Baños es una réplica de la Catedral de la Inmaculada Concepción y, a partir de su fundación, se puede tejer la historia de este sector. Con ella nació la tradición de los Viacrucis durante la Semana Santa, la procesión de los santos y la devoción que sienten la mayoría de los habitantes por su patrona, Nuestra Señora de Guadalupe.

Viacrucis
El Viacrucis de Baños transcurre todos los Viernes Santos. Esta costumbre la iniciaron hace 30 años. Se reúnen 12 hombres a quienes llamaron “santos varones”, que representan a los 12 discípulos de Jesucristo y son quienes se encargan de organizar esta celebración de la mano de los priostes.


Durante la noche se toman las calles de Baños Centro y recrean la pasión y muerte de Jesús, que es azotado, condenado y enviado a ser crucificado por su propio pueblo. La dramatización, comentan los priostes, hace llorar a los asistentes.
Isaac Duchi, de 84 años, fue uno de los que inició con la costumbre, pero con los años heredó su puesto dentro de los “santos varones” a su nieto Giovanny Guamán.
También, Fausto Ramón vino del exterior a ocupar un puesto en el Viacrucis, que heredó de su padre de 83 años.

Economía
No solo la fe mueve a este barrio. En la avenida principal hay discotecas y restaurantes que le dan el toque festivo a las noches. Desde siempre los sitios nocturnos han formado parte del barrio, los habitantes con más años de residencia en el sector recuerdan que en épocas pasadas había rocolas.
Los restaurantes de venta de comida típica también tienen su nicho en Baños Centro. El platillo más ofertado es la empanada de viento que suele venir acompañadas de una taza de tinto.
En la avenida Ricardo Durán, con sus veredas adoquinadas, se encuentran tiendas, peluquerías, cabinas de Internet; los comerciantes ofrecen sus mejores productos y servicios.


El aspecto más entretenido de Baños lo constituyen sus aguas termales, que fluyen de vertientes subterráneas ubicadas a lo largo de una falla volcánica. El agua emerge a la superficie a una temperatura de 78°C . Numerosos balnearios y hosterías del lugar hacen uso de este tesoro natural y someten al agua a un proceso de enfriamiento y canalización para llevarla hasta las termas, piscinas y baños turcos de sus locales.
Allí, bañistas de todas las edades se benefician de las propiedades relajantes y terapéuticas del agua.
Hay establecimientos en los que además de las termas y piscinas, cuentan con todo tipo de servicios como son restaurante, canchas deportivas, baños saunas y turcos, gimnasio y salas para masaje.

Problemática
Entre las carencias que hay en el barrio, los vecinos nombran la falta de un espacio para el mercado. Actualmente, la feria tiene lugar en un terreno del gobierno parroquial, pero el sitio “queda pequeño” para el número de comerciantes y compradores, según indican los moradores.
El coordinador de planificación, César Borja, aseguró que el gobierno parroquial tiene en cuenta la falta de este espacio, y se está gestionando la compra de un terreno para destinarlo al funcionamiento del mercado.
La falta de pavimentación de las vías es otro de los problemas que preocupa a los habitantes del sector, quienes consideran que hace falta mayor atención por parte de las autoridades para solucionar este problema.
Los habitantes de Baños Centro son personas unidas, que no solo han logrado mantener por años las tradiciones religiosas, sino que también contribuyen para que el sector esté en crecimiento económico. (EPA) (I)

Cuenca. 

Baños Centro crece a la luz de su fe

tRADICIÓN | Los habitantes de esta parroquia son devotos a Santa María de Guadalupe, su patrona

Los obreros pintan la fachada, mientras que el sacerdote Manuel Alfonso Ramón observa atento el trabajo y comenta que se trató de un esfuerzo comunitario. Fue a través de mingas, préstamos, bingos y trabajo constante, que lograron pagar un sueño de todos: ver la iglesia “bien puestita”, como refieren los habitantes del sector.
El sacerdote detalla que restauraron las puertas de madera, el techo, colocaron unas mallas en las cúpulas para evitar el ingreso de aves y ahora están pintando la fachada. Mañana, la edificación será bendecida por monseñor Óscar Pérez y comenzará una nueva etapa para el templo que ha sido refaccionado en cuatro oportunidades desde su fundación en 1960.


La iglesia de Baños es una réplica de la Catedral de la Inmaculada Concepción y, a partir de su fundación, se puede tejer la historia de este sector. Con ella nació la tradición de los Viacrucis durante la Semana Santa, la procesión de los santos y la devoción que sienten la mayoría de los habitantes por su patrona, Nuestra Señora de Guadalupe.

Viacrucis
El Viacrucis de Baños transcurre todos los Viernes Santos. Esta costumbre la iniciaron hace 30 años. Se reúnen 12 hombres a quienes llamaron “santos varones”, que representan a los 12 discípulos de Jesucristo y son quienes se encargan de organizar esta celebración de la mano de los priostes.


Durante la noche se toman las calles de Baños Centro y recrean la pasión y muerte de Jesús, que es azotado, condenado y enviado a ser crucificado por su propio pueblo. La dramatización, comentan los priostes, hace llorar a los asistentes.
Isaac Duchi, de 84 años, fue uno de los que inició con la costumbre, pero con los años heredó su puesto dentro de los “santos varones” a su nieto Giovanny Guamán.
También, Fausto Ramón vino del exterior a ocupar un puesto en el Viacrucis, que heredó de su padre de 83 años.

Economía
No solo la fe mueve a este barrio. En la avenida principal hay discotecas y restaurantes que le dan el toque festivo a las noches. Desde siempre los sitios nocturnos han formado parte del barrio, los habitantes con más años de residencia en el sector recuerdan que en épocas pasadas había rocolas.
Los restaurantes de venta de comida típica también tienen su nicho en Baños Centro. El platillo más ofertado es la empanada de viento que suele venir acompañadas de una taza de tinto.
En la avenida Ricardo Durán, con sus veredas adoquinadas, se encuentran tiendas, peluquerías, cabinas de Internet; los comerciantes ofrecen sus mejores productos y servicios.


El aspecto más entretenido de Baños lo constituyen sus aguas termales, que fluyen de vertientes subterráneas ubicadas a lo largo de una falla volcánica. El agua emerge a la superficie a una temperatura de 78°C . Numerosos balnearios y hosterías del lugar hacen uso de este tesoro natural y someten al agua a un proceso de enfriamiento y canalización para llevarla hasta las termas, piscinas y baños turcos de sus locales.
Allí, bañistas de todas las edades se benefician de las propiedades relajantes y terapéuticas del agua.
Hay establecimientos en los que además de las termas y piscinas, cuentan con todo tipo de servicios como son restaurante, canchas deportivas, baños saunas y turcos, gimnasio y salas para masaje.

Problemática
Entre las carencias que hay en el barrio, los vecinos nombran la falta de un espacio para el mercado. Actualmente, la feria tiene lugar en un terreno del gobierno parroquial, pero el sitio “queda pequeño” para el número de comerciantes y compradores, según indican los moradores.
El coordinador de planificación, César Borja, aseguró que el gobierno parroquial tiene en cuenta la falta de este espacio, y se está gestionando la compra de un terreno para destinarlo al funcionamiento del mercado.
La falta de pavimentación de las vías es otro de los problemas que preocupa a los habitantes del sector, quienes consideran que hace falta mayor atención por parte de las autoridades para solucionar este problema.
Los habitantes de Baños Centro son personas unidas, que no solo han logrado mantener por años las tradiciones religiosas, sino que también contribuyen para que el sector esté en crecimiento económico. (EPA) (I)

Cuenca.