Vladímir Putin cumple 20 años en el poder ruso

Los asistentes de tienda instalan un televisor en una tienda de electrónica en Moscú con la imagen del presidente Putin.

Un aniversario que sorprende al presidente de la Federación de Rusia en medio de un declive de su modelo conformado por una mezcla de recetas autoritaritas, imperialismo trasnochado, fe religiosa y dureza.

El presidente ruso, Vladímir Putin, cumple hoy 20 años desde que llegara al poder de la mano del antiguo KGB, aniversario que coincide con un descontento popular en aumento, una imparable involución democrática y la erosión de su imagen como líder.

Putin “podrá unir a quienes tendrán que renovar la Gran Rusia en el siglo XXI”, dijo por televisión Boris Yeltsin, primer presidente democrático de la historia de Rusia, al proponerlo en agosto de 1999 como sucesor.

En cuestión de días, un auténtico desconocido para la gran mayoría de los rusos y la totalidad de la comunidad internacional se convirtió, primero, en heredero del trono del Kremlin; una semana después, en primer ministro y, cuatro meses más tarde, en presidente de la Federación de Rusia.

Muchos pensaban que no duraría, pero se equivocaron. Putin logró afianzarse en el poder con una mezcla de imperialismo trasnochado, mano dura, fe religiosa y autoritarismo.

Veinte años después, el sociólogo Lev Gudkov, director del Centro Levada, cree que el sistema creado por Putin está “anquilosado”, se encuentra en pleno proceso de degradación y no soportará ni una nueva crisis económica ni una drástica caída de los precios de hidrocarburos.

Agotado ya el fervor patriótico que trajo consigo la anexión de Crimea en 2014, la popularidad de Putin no deja de caer y en el último año ha aumentado en once puntos el porcentaje de rusos que no quiere que siga en el Kremlin, según Levada.

A sus 66 años, Putin aseguró al “Financial Times” que la ideología liberal es “caduca”, por lo que nadie descarta que opte por alguna treta constitucional para seguir en el poder en 2024 después de un cuarto de siglo en el Kremlin. (I)

Vladímir Putin cumple 20 años en el poder ruso

Los asistentes de tienda instalan un televisor en una tienda de electrónica en Moscú con la imagen del presidente Putin.

Un aniversario que sorprende al presidente de la Federación de Rusia en medio de un declive de su modelo conformado por una mezcla de recetas autoritaritas, imperialismo trasnochado, fe religiosa y dureza.

El presidente ruso, Vladímir Putin, cumple hoy 20 años desde que llegara al poder de la mano del antiguo KGB, aniversario que coincide con un descontento popular en aumento, una imparable involución democrática y la erosión de su imagen como líder.

Putin “podrá unir a quienes tendrán que renovar la Gran Rusia en el siglo XXI”, dijo por televisión Boris Yeltsin, primer presidente democrático de la historia de Rusia, al proponerlo en agosto de 1999 como sucesor.

En cuestión de días, un auténtico desconocido para la gran mayoría de los rusos y la totalidad de la comunidad internacional se convirtió, primero, en heredero del trono del Kremlin; una semana después, en primer ministro y, cuatro meses más tarde, en presidente de la Federación de Rusia.

Muchos pensaban que no duraría, pero se equivocaron. Putin logró afianzarse en el poder con una mezcla de imperialismo trasnochado, mano dura, fe religiosa y autoritarismo.

Veinte años después, el sociólogo Lev Gudkov, director del Centro Levada, cree que el sistema creado por Putin está “anquilosado”, se encuentra en pleno proceso de degradación y no soportará ni una nueva crisis económica ni una drástica caída de los precios de hidrocarburos.

Agotado ya el fervor patriótico que trajo consigo la anexión de Crimea en 2014, la popularidad de Putin no deja de caer y en el último año ha aumentado en once puntos el porcentaje de rusos que no quiere que siga en el Kremlin, según Levada.

A sus 66 años, Putin aseguró al “Financial Times” que la ideología liberal es “caduca”, por lo que nadie descarta que opte por alguna treta constitucional para seguir en el poder en 2024 después de un cuarto de siglo en el Kremlin. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete