Venezuela ocupa silla en el CDH de la ONU pese a denuncias

Venezuela obtuvo un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al imponerse a Costa Rica en las elecciones celebradas hoy en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El país centroamericano, que concurrió a los comicios a última hora con el objetivo explícito de impedir que Venezuela se hiciese con un escaño, obtuvo el apoyo de 96 Estados miembros, frente a los 105 que respaldaron al país sudamericano.

Brasil, con 153 votos, se llevó la otra plaza disponible para los países de Latinoamérica y el Caribe. La ONU reconoce al gobierno de Nicolás Maduro, que en cambio no cuenta con el reconocimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) donde un delegado de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por 50 países, ocupa el escaño de Venezuela.

La candidatura venezolana logró su objetivo a pesar de una fuerte campaña en contra por parte de Estados Unidos, de varios países latinoamericanos y de organizaciones internacionales de derechos humanos, que pidieron votar contra el Gobierno de Maduro.

"Venezuela no pinta nada en el Consejo de Derechos Humanos", defendió esta semana en una conferencia de prensa el director para Naciones Unidas de Human Rights Watch (HRW), Louis Charbonneau.

En julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7.000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

En total, este jueves 17 de octubre se cubrieron 14 vacantes en el Consejo de Derechos Humanos en unas elecciones a las que un buen número de aspirantes llegaban sin oposición dentro de sus grupos regionales.

Además de Venezuela y Brasil, fueron elegidos Libia, Mauritania, Sudán, Namibia, Indonesia, Japón, Islas Marshall, Corea del Sur, Armenia, Polonia, Alemania y Países Bajos.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos, suprimida tras 60 años de trabajos por la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

El órgano está formado por 47 países que cumplen mandatos de tres años y cuyos asientos se reparten en grupos regionales.

En el caso de Latinoamérica y el Caribe, junto a Brasil y Venezuela, durante el año próximo continuarán teniendo escaño Argentina, Bahamas, Chile, México, Perú y Uruguay. (I)

Venezuela ocupa silla en el CDH de la ONU pese a denuncias

Venezuela obtuvo un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al imponerse a Costa Rica en las elecciones celebradas hoy en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El país centroamericano, que concurrió a los comicios a última hora con el objetivo explícito de impedir que Venezuela se hiciese con un escaño, obtuvo el apoyo de 96 Estados miembros, frente a los 105 que respaldaron al país sudamericano.

Brasil, con 153 votos, se llevó la otra plaza disponible para los países de Latinoamérica y el Caribe. La ONU reconoce al gobierno de Nicolás Maduro, que en cambio no cuenta con el reconocimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) donde un delegado de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por 50 países, ocupa el escaño de Venezuela.

La candidatura venezolana logró su objetivo a pesar de una fuerte campaña en contra por parte de Estados Unidos, de varios países latinoamericanos y de organizaciones internacionales de derechos humanos, que pidieron votar contra el Gobierno de Maduro.

"Venezuela no pinta nada en el Consejo de Derechos Humanos", defendió esta semana en una conferencia de prensa el director para Naciones Unidas de Human Rights Watch (HRW), Louis Charbonneau.

En julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7.000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

En total, este jueves 17 de octubre se cubrieron 14 vacantes en el Consejo de Derechos Humanos en unas elecciones a las que un buen número de aspirantes llegaban sin oposición dentro de sus grupos regionales.

Además de Venezuela y Brasil, fueron elegidos Libia, Mauritania, Sudán, Namibia, Indonesia, Japón, Islas Marshall, Corea del Sur, Armenia, Polonia, Alemania y Países Bajos.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos, suprimida tras 60 años de trabajos por la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

El órgano está formado por 47 países que cumplen mandatos de tres años y cuyos asientos se reparten en grupos regionales.

En el caso de Latinoamérica y el Caribe, junto a Brasil y Venezuela, durante el año próximo continuarán teniendo escaño Argentina, Bahamas, Chile, México, Perú y Uruguay. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete