Vargas desmiente la creación de un “grupo subversivo”

El líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Conaie, Jaime Vargas, aseguró ayer que nunca ha sugerido la creación de un “ejército armado” ni “subversivo”, en alusión a la investigación abierta contra él por la Fiscalía.


Vargas, que encabezó la reciente ola de protestas  por la subida de los combustibles, acusó en una rueda de prensa a los medios de comunicación de “tergiversar” unas declaraciones suyas sobre la creación un “ejército propio” y agregarle que había instado a un ente “subversivo”.


En una rueda de prensa, el dirigente aseguró que lo que existe son “guardias comunitarias” que vigilan los territorios y que los pueblos y nacionalidades indígenas no buscan crear un ejército.


En ese sentido, llamó a la tranquilidad porque -recordó- los pueblos indígenas han sido solidarios y que “sin ser ejército” han cuidado las fronteras vivas del país.
La Fiscalía ecuatoriana ha abierto una investigación al dirigente para verificar si incurrió en una violación del artículo 349 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, al hablar en un reciente discurso de la creación de ese “ejército propio”.


Ese artículo castiga con hasta cinco años de cárcel a aquella persona que “promueva, dirija o participe en organizaciones armadas, comandos, grupos de combate, grupos o células terroristas, destinadas a subvertir el orden público, sustituir las fuerzas armadas y policía nacional”.


Vargas aseguró que no ha cometido ningún delito y que está dispuesto a colaborar porque “el que nada debe, nada teme”, y agregó que no se esconderá “en ninguna embajada”, en referencia a la solicitud de refugio concedida por la legación de México en Quito a varios seguidores del anterior presidente Rafael Correa. (I)
Vargas anunció que ayer se celebró un consejo ampliado del movimiento indígena en el que definirán las bases para retomar el diálogo.

Vargas desmiente la creación de un “grupo subversivo”

El líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Conaie, Jaime Vargas, aseguró ayer que nunca ha sugerido la creación de un “ejército armado” ni “subversivo”, en alusión a la investigación abierta contra él por la Fiscalía.


Vargas, que encabezó la reciente ola de protestas  por la subida de los combustibles, acusó en una rueda de prensa a los medios de comunicación de “tergiversar” unas declaraciones suyas sobre la creación un “ejército propio” y agregarle que había instado a un ente “subversivo”.


En una rueda de prensa, el dirigente aseguró que lo que existe son “guardias comunitarias” que vigilan los territorios y que los pueblos y nacionalidades indígenas no buscan crear un ejército.


En ese sentido, llamó a la tranquilidad porque -recordó- los pueblos indígenas han sido solidarios y que “sin ser ejército” han cuidado las fronteras vivas del país.
La Fiscalía ecuatoriana ha abierto una investigación al dirigente para verificar si incurrió en una violación del artículo 349 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, al hablar en un reciente discurso de la creación de ese “ejército propio”.


Ese artículo castiga con hasta cinco años de cárcel a aquella persona que “promueva, dirija o participe en organizaciones armadas, comandos, grupos de combate, grupos o células terroristas, destinadas a subvertir el orden público, sustituir las fuerzas armadas y policía nacional”.


Vargas aseguró que no ha cometido ningún delito y que está dispuesto a colaborar porque “el que nada debe, nada teme”, y agregó que no se esconderá “en ninguna embajada”, en referencia a la solicitud de refugio concedida por la legación de México en Quito a varios seguidores del anterior presidente Rafael Correa. (I)
Vargas anunció que ayer se celebró un consejo ampliado del movimiento indígena en el que definirán las bases para retomar el diálogo.

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete