El objetivo del tirador de Texas eran los mexicanos

El tiroteo colectivo que dejó al menos 22 muertos en El Paso está siendo tratado por las autoridades como “terrorismo”.
FOTO: Cortesía BBCMUNDO

Patrick Wood Crusius, el hombre de 21 años, mató a 22 personas e hirió a otras dos docenas en El Paso, Texas. Una foto de Trump y Melania junto a un bebé huérfano desata una ola de críticas.

Patrick Wood Crusius, el hombre blanco de 21 años que mató a 22 personas e hirió a otras dos docenas el pasado sábado en El Paso, Texas, confesó que el objetivo de su brutal ataque, perpetrado con un fusil de asalto WASR-10, una versión del AK-47, eran los mexicanos, reseñó EL PAÍS.

Crusius no ofreció resistencia frente a la policía cuando lo detuvieron tras la masacre en el hipermercado Walmart y rechazó su derecho a guardar silencio, según la información publicada este viernes, basada en los documentos judiciales a los que tuvieron acceso varios medios.

Desde entonces ha colaborado con los investigadores. El detective de El Paso, Adrián García, sostuvo en una declaración jurada presentada ante un juez el pasado domingo que el joven se rindió cuando lo arrestaron.

La policía cree que el sospechoso, el joven, manejó cientos de kilómetros a través del estado de Texas hasta llegar a la ciudad fronteriza de El Paso, de mayoría latina, donde perpetró el ataque. Se le atribuye la autoría de un documento difundido en Internet unos minutos antes, dice la BBC de Londres. (I)

El objetivo del tirador de Texas eran los mexicanos

El tiroteo colectivo que dejó al menos 22 muertos en El Paso está siendo tratado por las autoridades como “terrorismo”.
FOTO: Cortesía BBCMUNDO

Patrick Wood Crusius, el hombre de 21 años, mató a 22 personas e hirió a otras dos docenas en El Paso, Texas. Una foto de Trump y Melania junto a un bebé huérfano desata una ola de críticas.

Patrick Wood Crusius, el hombre blanco de 21 años que mató a 22 personas e hirió a otras dos docenas el pasado sábado en El Paso, Texas, confesó que el objetivo de su brutal ataque, perpetrado con un fusil de asalto WASR-10, una versión del AK-47, eran los mexicanos, reseñó EL PAÍS.

Crusius no ofreció resistencia frente a la policía cuando lo detuvieron tras la masacre en el hipermercado Walmart y rechazó su derecho a guardar silencio, según la información publicada este viernes, basada en los documentos judiciales a los que tuvieron acceso varios medios.

Desde entonces ha colaborado con los investigadores. El detective de El Paso, Adrián García, sostuvo en una declaración jurada presentada ante un juez el pasado domingo que el joven se rindió cuando lo arrestaron.

La policía cree que el sospechoso, el joven, manejó cientos de kilómetros a través del estado de Texas hasta llegar a la ciudad fronteriza de El Paso, de mayoría latina, donde perpetró el ataque. Se le atribuye la autoría de un documento difundido en Internet unos minutos antes, dice la BBC de Londres. (I)