Presidente Moreno pide reformar la Ley de Movilidad

El Ejecutivo busca la vía para inadmitir la entrada de ciudadanos con antecedentes delictivos y para expulsar del país de manera rápida y oportuna a los extranjeros que infringen la ley.

El presidente de la República, Lenín Moreno insistió en su pedido a la Asamblea Nacional, de que apruebe las reformas a la Ley de Movilidad Humana que envió el Ejecutivo el 30 de julio de 2019.

Explicó que con estas reformas será viable la deportación de los ciudadanos extranjeros que ingresan al país para delinquir. “Los hermanos del mundo siempre son bienvenidos. Los delincuentes, no. Aquellos que vienen a dañar nuestra sociedad, a asesinar, a delinquir, a hacer crimen organizado, no. Ellos no son bienvenidos”.

Estas declaraciones las hizo a cuatro días de la muerte de Mariana G., una mujer de 69 años que perdió la vida durante un asalto en el norte de Quito.

El presunto autor del acto fue detenido por Joseph Cornelio Morales Torres, un agente de policía que se encontraba franco ese día. Moreno felicitó la reacción del uniformado, quien apoyó para detener al ciudadano extranjero Adrián G., quien ahora está con prisión preventiva por asesinato.

La ministra de Gobierno María Paula Romo explicó que las reformas son herramientas para inadmitir la entrada de ciudadanos con antecedentes delictivos. Añadió que también se contempla la deportación de personas que han cometido delitos en Ecuador.

La Secretaria de Estado dijo que en pocos días la Comisión de Relaciones Internacionales, responsable del análisis del proyecto de ley, tendrá listo el informe para primer debate. Aclaró que esta propuesta no se trata de un acto xenofóbico contra los extranjeros.

En esa línea, Romo anunció que avanza el Registro Migratorio para ciudadanos venezolanos y que hasta el momento existen 200.000 personas registradas. Paralelamente se planifica el destino de personal para fortalecer los controles migratorios. (I)

Presidente Moreno pide reformar la Ley de Movilidad

El Ejecutivo busca la vía para inadmitir la entrada de ciudadanos con antecedentes delictivos y para expulsar del país de manera rápida y oportuna a los extranjeros que infringen la ley.

El presidente de la República, Lenín Moreno insistió en su pedido a la Asamblea Nacional, de que apruebe las reformas a la Ley de Movilidad Humana que envió el Ejecutivo el 30 de julio de 2019.

Explicó que con estas reformas será viable la deportación de los ciudadanos extranjeros que ingresan al país para delinquir. “Los hermanos del mundo siempre son bienvenidos. Los delincuentes, no. Aquellos que vienen a dañar nuestra sociedad, a asesinar, a delinquir, a hacer crimen organizado, no. Ellos no son bienvenidos”.

Estas declaraciones las hizo a cuatro días de la muerte de Mariana G., una mujer de 69 años que perdió la vida durante un asalto en el norte de Quito.

El presunto autor del acto fue detenido por Joseph Cornelio Morales Torres, un agente de policía que se encontraba franco ese día. Moreno felicitó la reacción del uniformado, quien apoyó para detener al ciudadano extranjero Adrián G., quien ahora está con prisión preventiva por asesinato.

La ministra de Gobierno María Paula Romo explicó que las reformas son herramientas para inadmitir la entrada de ciudadanos con antecedentes delictivos. Añadió que también se contempla la deportación de personas que han cometido delitos en Ecuador.

La Secretaria de Estado dijo que en pocos días la Comisión de Relaciones Internacionales, responsable del análisis del proyecto de ley, tendrá listo el informe para primer debate. Aclaró que esta propuesta no se trata de un acto xenofóbico contra los extranjeros.

En esa línea, Romo anunció que avanza el Registro Migratorio para ciudadanos venezolanos y que hasta el momento existen 200.000 personas registradas. Paralelamente se planifica el destino de personal para fortalecer los controles migratorios. (I)