Osos de peluche en la frontera

Jim Gage se fotografía con los peluches que confecciona junto con su mujer, Susan Workman.

La decisión de confeccionar a mano osos de peluche para los niños migrantes desencadenó una red de asistencia a familias en la frontera con México.

La decisión de confeccionar a mano osos de peluche para los niños migrantes tomada por una pareja de Nuevo México, EE.UU. desencadenó una red de asistencia a miles de familias que llegan a los refugios de Las Cruces, en la frontera con México. Esta “aventura comenzó con un oso”, después de ver un mensaje en las redes sociales para pedir muñecos de peluche para refugios fronterizos y centros de procesamiento, dice a Efe Susan Workman.

Actualmente la pareja residente en Azteca, Nuevo México, ha tocado los corazones de cientos de personas que están donando artículos de primera necesidad para los inmigrantes, como ropa, mantas y productos de aseo personal. Workman y Gage harán su tercer viaje a Las Cruces a fines de octubre para entregar las contribuciones, junto a sus tradicionales osos hechos a mano. Nunca olvidarán el primer día que entregaron la ayuda personalmente: “Mi esposo y yo visitamos tres refugios e iglesias, repartimos cientos de osos y muñecas y las sonrisas de los niños y la gratitud de los padres fueron abrumadoras”, dijo Workman. (I)

Osos de peluche en la frontera

Jim Gage se fotografía con los peluches que confecciona junto con su mujer, Susan Workman.

La decisión de confeccionar a mano osos de peluche para los niños migrantes desencadenó una red de asistencia a familias en la frontera con México.

La decisión de confeccionar a mano osos de peluche para los niños migrantes tomada por una pareja de Nuevo México, EE.UU. desencadenó una red de asistencia a miles de familias que llegan a los refugios de Las Cruces, en la frontera con México. Esta “aventura comenzó con un oso”, después de ver un mensaje en las redes sociales para pedir muñecos de peluche para refugios fronterizos y centros de procesamiento, dice a Efe Susan Workman.

Actualmente la pareja residente en Azteca, Nuevo México, ha tocado los corazones de cientos de personas que están donando artículos de primera necesidad para los inmigrantes, como ropa, mantas y productos de aseo personal. Workman y Gage harán su tercer viaje a Las Cruces a fines de octubre para entregar las contribuciones, junto a sus tradicionales osos hechos a mano. Nunca olvidarán el primer día que entregaron la ayuda personalmente: “Mi esposo y yo visitamos tres refugios e iglesias, repartimos cientos de osos y muñecas y las sonrisas de los niños y la gratitud de los padres fueron abrumadoras”, dijo Workman. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete