Nuevo informe de falsos positivos en Colombia

Miembros y responsables de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que recibieron las denuncias de las víctimas. @jep_colombia

La Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, tiene en su poder nuevos datos sobre el asesinato sistemático de civiles que luego eran presentados como muertes en combate entre el Gobierno y las FARC.


La Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el organismo colombiano a cargo de investigar los crímenes del conflicto armado entre el Estado y la extinta guerrilla de las FARC, estudiará un nuevo informe sobre el asesinato sistemático de civiles presentados después como bajas en combate, reseñó ayer El País.


El documento, presentado ante la Jurisdicción Especial para la Paz por el colectivo José Alvear Restrepo desglosa los casos de acuerdo a las comandancias que tuvo la Décima Brigada Blindada y da cuenta de crímenes contra indígenas de los pueblos Wiwa, Wayúu y Kankuamo, y campesinos y pobladores de cascos urbanos en estado de vulnerabilidad como habitantes de calle, población recicladora y personas con algún tipo de adicción, dio a conocer el periódico El Nuevo día.


El País agrega que estas acciones son atribuidas esencialmente a la Segunda Brigada y a la Décima Brigada Blindada de la fuerza armada terrestre.
“Si bien en varios de los casos se ha establecido la responsabilidad penal de soldados, suboficiales y oficiales de baja graduación, persiste la impunidad respecto de máximos responsables, por lo que se solicita a la JEP llamar a responder a los integrantes de la plana mayor”, dice el informe de sociedad civil.


Este nuevo documento pasa a engrosar el expediente del caso número 3, que está clasificado como muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate, es decir, los falsos positivos por los que ya varios militares han rendido sus versiones ante el tribunal de paz desde que está en funcionamiento. (I)

Nuevo informe de falsos positivos en Colombia

Miembros y responsables de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que recibieron las denuncias de las víctimas. @jep_colombia

La Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, tiene en su poder nuevos datos sobre el asesinato sistemático de civiles que luego eran presentados como muertes en combate entre el Gobierno y las FARC.


La Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el organismo colombiano a cargo de investigar los crímenes del conflicto armado entre el Estado y la extinta guerrilla de las FARC, estudiará un nuevo informe sobre el asesinato sistemático de civiles presentados después como bajas en combate, reseñó ayer El País.


El documento, presentado ante la Jurisdicción Especial para la Paz por el colectivo José Alvear Restrepo desglosa los casos de acuerdo a las comandancias que tuvo la Décima Brigada Blindada y da cuenta de crímenes contra indígenas de los pueblos Wiwa, Wayúu y Kankuamo, y campesinos y pobladores de cascos urbanos en estado de vulnerabilidad como habitantes de calle, población recicladora y personas con algún tipo de adicción, dio a conocer el periódico El Nuevo día.


El País agrega que estas acciones son atribuidas esencialmente a la Segunda Brigada y a la Décima Brigada Blindada de la fuerza armada terrestre.
“Si bien en varios de los casos se ha establecido la responsabilidad penal de soldados, suboficiales y oficiales de baja graduación, persiste la impunidad respecto de máximos responsables, por lo que se solicita a la JEP llamar a responder a los integrantes de la plana mayor”, dice el informe de sociedad civil.


Este nuevo documento pasa a engrosar el expediente del caso número 3, que está clasificado como muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate, es decir, los falsos positivos por los que ya varios militares han rendido sus versiones ante el tribunal de paz desde que está en funcionamiento. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete