El niño ofrecido para abuso sexual en Durán fue rescatado

La pareja fue detenida en una hacienda de la provincia de Santa Elena y llevada a Durán para la audiencia.
FOTO: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Los padres del menor fueron capturados en Santa Elena. El administrador de un ciber, que supuestamente solicitó acariciar al infante, aún no ha sido aprehendido.

El niño de un año ocho meses que era negociado como un objeto a través de redes sociales permanece temporalmente en una casa hogar del norte de Guayaquil.

Sus progenitores Esthela J. y Bryan M. fueron detenidos, la tarde del viernes 17 de mayo, por supuestamente estar implicados en ese acto ilícito. El infante se encuentra fuera de peligro.

Carlos Meneses, comandante encargado de la zona 8 de Policía (Guayaquil, Durán y Samborondón), indicó que la pareja tenía boleta de captura y fue encontrada en una finca situada en la vía a Ancón, provincia de Santa Elena.

Esthela fue sorprendida por los agentes de la Policía Judicial (PJ) cuando hablaba por teléfono fuera de la hacienda donde se escondía; su esposo en cambio sí estaba en el inmueble, sentado en una piedra.

El agente de la PJ, Marco Vallejo, indicó que la vivienda donde estaban los esposos era de un amigo y que los localizaron empleando herramientas tecnológicas.

Ninguno de los dos puso resistencia y prefirieron guardar silencio hasta comparecer en la audiencia de formulación de cargos, según informó Meneses.

La diligencia estaba prevista para la tarde de este sábado 18 de mayo en la Unidad Judicial del cantón Durán, provincia de Guayas, pues ahí ocurrió el delito.

El fiscal Danny Vizueta, hasta el cierre de la edición, tomaba las versiones a los implicados.

Santiago Racines, jefe de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), mencionó que el niño está bien de salud.

“Cumpliendo la orden una jueza de la Niñez y Adolescencia, el infante fue trasladado a la Fiscalía de Flagrancia para el reconocimiento médico y garantizados sus derechos fue llevado a una casa hogar”.

Explicó que de ahí empiezan los trámites para determinar si un familiar puede tener la custodia, pero que esa decisión también la toma un juez.

Antecedentes del caso

El niño de un año ocho meses pretendía ser “alquilado” por su padre en $ 40 al administrador de un ciber cercano a su casa ubicada en la primera etapa de la ciudadela El Recreo, en el cantón Durán.

El interesado regateaba el precio a $ 20 y aseguraba que solo lo necesitaba por 10 minutos, que no lo haría sufrir ni gritar, ni lo penetraría.

Ambos ciudadanos fueron detenidos el 2 de mayo, cuando la madre del infante alertó el hecho. Sin embargo, al día siguiente quedaron libres porque la Fiscalía no formuló cargos.

La progenitora no asentó una denuncia porque decía que su pareja los mantenía y que solo quería acusar al trabajador del ciber.

El pequeño regresó con su madre y su padre, pero ya no volvieron a Durán. Desaparecieron del sector.

Quien tampoco regresó a la zona fue el administrador del ciber, quien también tiene boleta de captura en su contra y continúa prófugo.

El 10 de mayo se emitieron las boletas de captura, pues la investigación del caso fue asignada a otro fiscal.

Este no fue el primer hecho en el que el administrador del ciber aparece implicado en un delito sexual.

Días después de que se conociera de su libertad, Lorena reveló que en enero de 2019 lo denunció porque le enseñó pornografía a su hijo y le ofreció cinco horas gratis de juego si le practicaba lo que veía en las imágenes.

La víctima en este caso tenía 9 años y pudo salir corriendo del local. Lorena acudió hasta el sitio y estuvo frente al individuo, pero debió contenerse para cumplir su misión de llevar los datos del sospechoso a la Fiscalía.

Pese a su esfuerzo no vio progreso en su caso y solicita ayuda psicológica para su hijo, quien se volvió retraído tras el suceso. (I) et

El niño ofrecido para abuso sexual en Durán fue rescatado

La pareja fue detenida en una hacienda de la provincia de Santa Elena y llevada a Durán para la audiencia.
FOTO: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Los padres del menor fueron capturados en Santa Elena. El administrador de un ciber, que supuestamente solicitó acariciar al infante, aún no ha sido aprehendido.

El niño de un año ocho meses que era negociado como un objeto a través de redes sociales permanece temporalmente en una casa hogar del norte de Guayaquil.

Sus progenitores Esthela J. y Bryan M. fueron detenidos, la tarde del viernes 17 de mayo, por supuestamente estar implicados en ese acto ilícito. El infante se encuentra fuera de peligro.

Carlos Meneses, comandante encargado de la zona 8 de Policía (Guayaquil, Durán y Samborondón), indicó que la pareja tenía boleta de captura y fue encontrada en una finca situada en la vía a Ancón, provincia de Santa Elena.

Esthela fue sorprendida por los agentes de la Policía Judicial (PJ) cuando hablaba por teléfono fuera de la hacienda donde se escondía; su esposo en cambio sí estaba en el inmueble, sentado en una piedra.

El agente de la PJ, Marco Vallejo, indicó que la vivienda donde estaban los esposos era de un amigo y que los localizaron empleando herramientas tecnológicas.

Ninguno de los dos puso resistencia y prefirieron guardar silencio hasta comparecer en la audiencia de formulación de cargos, según informó Meneses.

La diligencia estaba prevista para la tarde de este sábado 18 de mayo en la Unidad Judicial del cantón Durán, provincia de Guayas, pues ahí ocurrió el delito.

El fiscal Danny Vizueta, hasta el cierre de la edición, tomaba las versiones a los implicados.

Santiago Racines, jefe de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), mencionó que el niño está bien de salud.

“Cumpliendo la orden una jueza de la Niñez y Adolescencia, el infante fue trasladado a la Fiscalía de Flagrancia para el reconocimiento médico y garantizados sus derechos fue llevado a una casa hogar”.

Explicó que de ahí empiezan los trámites para determinar si un familiar puede tener la custodia, pero que esa decisión también la toma un juez.

Antecedentes del caso

El niño de un año ocho meses pretendía ser “alquilado” por su padre en $ 40 al administrador de un ciber cercano a su casa ubicada en la primera etapa de la ciudadela El Recreo, en el cantón Durán.

El interesado regateaba el precio a $ 20 y aseguraba que solo lo necesitaba por 10 minutos, que no lo haría sufrir ni gritar, ni lo penetraría.

Ambos ciudadanos fueron detenidos el 2 de mayo, cuando la madre del infante alertó el hecho. Sin embargo, al día siguiente quedaron libres porque la Fiscalía no formuló cargos.

La progenitora no asentó una denuncia porque decía que su pareja los mantenía y que solo quería acusar al trabajador del ciber.

El pequeño regresó con su madre y su padre, pero ya no volvieron a Durán. Desaparecieron del sector.

Quien tampoco regresó a la zona fue el administrador del ciber, quien también tiene boleta de captura en su contra y continúa prófugo.

El 10 de mayo se emitieron las boletas de captura, pues la investigación del caso fue asignada a otro fiscal.

Este no fue el primer hecho en el que el administrador del ciber aparece implicado en un delito sexual.

Días después de que se conociera de su libertad, Lorena reveló que en enero de 2019 lo denunció porque le enseñó pornografía a su hijo y le ofreció cinco horas gratis de juego si le practicaba lo que veía en las imágenes.

La víctima en este caso tenía 9 años y pudo salir corriendo del local. Lorena acudió hasta el sitio y estuvo frente al individuo, pero debió contenerse para cumplir su misión de llevar los datos del sospechoso a la Fiscalía.

Pese a su esfuerzo no vio progreso en su caso y solicita ayuda psicológica para su hijo, quien se volvió retraído tras el suceso. (I) et