Marcha indígena avanza por el centro de Quito

Miles de indígenas iniciaron este miércoles 9 de octubre del 2019 una marcha hacia el centro histórico de Quito, en protesta por la eliminación de los subsidios de los combustibles, entre otras demandas. Los manifestantes salieron desde la Casa de la Cultura Ecuatoriana, situada en el llamado Parque El Arbolito, donde se reunieron tras llegar a principios de semana desde el interior del país en caminatas, autobuses y camiones.

Portan banderas tricolor, palos, agua y llantas. Personas ubicadas a los costados los filmaban y fotografiaban. Pasaron por el edificio de la Fiscalía General del Estado. Esa institución es considerada zona estratégica por el Gobierno, por ello la movilidad está prohibida en horario nocturno. Los manifestantes siguieron su ruta sin mirarla.


Empleados del Hilton Colón observaban el paso de manifestantes. Algunos turistas también salieron del hotel para presenciar la dinámica de este sector.


"Chupete, caramelos, mascarillas le vendo", decía un comerciante ambulante en la entrada al centro. La mascarilla se ofrece a $0,25 centavos y los silbatos a $ 1. Los manifestantes siguen su ruta hacia el centro de Quito. Les acompañan jóvenes estudiantes, mujeres y demás ciudadanos que caminan con mascarillas, gafas o incluso cascos.

El factor común es el celular en mano para grabar. En las estrechas calles, el paso es complicado. Todos se mueven en un mismo sentido, con dirección sur. No hay presencial policial. Desde el Banco Central se observa cómo el Parque de la Alameda está lleno de personas, quienes esperan órdenes para continuar la movilización hacia el centro. Dirigentes indígenas ordenan a las bases.

Los indígenas prevén reunirse en la marcha con representantes de los sindicatos y otros movimientos sociales, que a primeras horas de la mañana cortaron un tramo de la avenida 10 de Agosto, una de las vías que lleva al casco histórico de Quito y escenario la semana pasada de violentas manifestaciones. La movilización siguió por la calle Guayaquil, San Blas y a las 12:50 se encontraba en el sector de La Marín.

A la altura de plaza San Francisco, los dirigentes indígenas dialogaban con la Policía para que les permita pasar. Mientras en la Plaza del Teatro, en la calle Guayaquil, manifestantes rompen las aceras para "armarse" con piedras. La fuerza pública intenta dispersarlos con bombas lacrimógenas. Estos corresponden a sindicatos, estudiantes universitarios y otros movimientos sociales.

Previamente, la Policía decomisó mochilas con gasolina que se presumen podrían servir para hacer cocteles molotov. Ecuador está bajo estado de excepción desde el pasado jueves 3 de octubre cuando se dio la primera de dos jornadas de paralización absoluta de transporte público, en medio de la cual ocurrieron desmanes y saqueos. (I)

Marcha indígena avanza por el centro de Quito

Miles de indígenas iniciaron este miércoles 9 de octubre del 2019 una marcha hacia el centro histórico de Quito, en protesta por la eliminación de los subsidios de los combustibles, entre otras demandas. Los manifestantes salieron desde la Casa de la Cultura Ecuatoriana, situada en el llamado Parque El Arbolito, donde se reunieron tras llegar a principios de semana desde el interior del país en caminatas, autobuses y camiones.

Portan banderas tricolor, palos, agua y llantas. Personas ubicadas a los costados los filmaban y fotografiaban. Pasaron por el edificio de la Fiscalía General del Estado. Esa institución es considerada zona estratégica por el Gobierno, por ello la movilidad está prohibida en horario nocturno. Los manifestantes siguieron su ruta sin mirarla.


Empleados del Hilton Colón observaban el paso de manifestantes. Algunos turistas también salieron del hotel para presenciar la dinámica de este sector.


"Chupete, caramelos, mascarillas le vendo", decía un comerciante ambulante en la entrada al centro. La mascarilla se ofrece a $0,25 centavos y los silbatos a $ 1. Los manifestantes siguen su ruta hacia el centro de Quito. Les acompañan jóvenes estudiantes, mujeres y demás ciudadanos que caminan con mascarillas, gafas o incluso cascos.

El factor común es el celular en mano para grabar. En las estrechas calles, el paso es complicado. Todos se mueven en un mismo sentido, con dirección sur. No hay presencial policial. Desde el Banco Central se observa cómo el Parque de la Alameda está lleno de personas, quienes esperan órdenes para continuar la movilización hacia el centro. Dirigentes indígenas ordenan a las bases.

Los indígenas prevén reunirse en la marcha con representantes de los sindicatos y otros movimientos sociales, que a primeras horas de la mañana cortaron un tramo de la avenida 10 de Agosto, una de las vías que lleva al casco histórico de Quito y escenario la semana pasada de violentas manifestaciones. La movilización siguió por la calle Guayaquil, San Blas y a las 12:50 se encontraba en el sector de La Marín.

A la altura de plaza San Francisco, los dirigentes indígenas dialogaban con la Policía para que les permita pasar. Mientras en la Plaza del Teatro, en la calle Guayaquil, manifestantes rompen las aceras para "armarse" con piedras. La fuerza pública intenta dispersarlos con bombas lacrimógenas. Estos corresponden a sindicatos, estudiantes universitarios y otros movimientos sociales.

Previamente, la Policía decomisó mochilas con gasolina que se presumen podrían servir para hacer cocteles molotov. Ecuador está bajo estado de excepción desde el pasado jueves 3 de octubre cuando se dio la primera de dos jornadas de paralización absoluta de transporte público, en medio de la cual ocurrieron desmanes y saqueos. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete