Ley reduce impuestos a la cerveza artesanal

Foto cortesía.

El Primer Mandatario se reunió con cerveceros artesanales para hablar de los incentivos que propone el proyecto de ley de crecimiento económico para este sector.

En 2014, Javier Salas decidió convertir su pasatiempo en una empresa. Pasó de elaborar cerveza artesanal una vez a la semana en su casa a crear la empresa Sabai, hoy valorada en más de $ 2 millones. Este martes 5 de noviembre de 2019, el presidente de la República, Lenín Moreno, llegó a estas instalaciones en Cumbayá para reunirse con cerveceros artesanales. Allí habló de los beneficios que propone la ley de crecimiento económico para este sector en desarrollo.

Salas empezó a elaborar cerveza artesanal en 2010. Lo hacía una vez por semana con la guía de videos tutoriales de internet. El fin era obtener el mismo sabor amargo de la cerveza que probó en el extranjero. Después de cuatro años, el joven transformó su idea en una empresa con $ 70.000 de capital.

El emprendedor ahora tiene ocho socios que adquirieron el 48% de la empresa. En total han invertido más de medio millón de dólares. Salas reconoce que crecer en este negocio es duro. Para lograrlo tuvo que leer mucho y cometió errores en las múltiples pruebas que realizó. “La primera cerveza que hice fue desagradable. Pero la segunda ya salió mejor. La décima ya era tomable”, comenta Salas. Sabai cuenta con ocho tipos de cerveza embotelladas que están a la venta. Tienen entre 4 y 10 grados de alcohol. Este emprendimiento factura cada mes alrededor de $ 200.000. Tiene 72 empleados entre fijos y eventuales.

El Mandatario explicó que las tendencias de crecimiento de las cervecerías artesanales son grandes. Hoy generan alrededor de 2.300 plazas de empleo directos e indirectos a nivel nacional. Según Moreno, de 160 cervecerías artesanales registradas en el Servicio de Rentas Internas, 98 están activas, las cuales se beneficiarán de la ley que busca el fortalecimiento económico y el fomento de la productividad.

Iván Ontaneda, ministro de Producción, explicó que el proyecto de ley plantea la reducción de la tarifa del impuesto a consumos especiales (ICE) de $ 2 a $ 1,50 por cada litro de alcohol puro para la cerveza artesanal.

Asimismo, propone la eliminación de la obligatoriedad de aplicación del sello SIMAR en este tipo de cervezas para reducir sus costos operativos. Además, como el 98% de las cervecerías artesanales son microempresas -dijo Ontaneda- se beneficiarán de la eliminación del pago del anticipo del impuesto a la renta. José Pinos, representante de la Asociación de Cervecerías del Ecuador, aplaudió estos beneficios y expresó su compromiso por crecer y generar más empleo. “Estas medidas nos ayudarán mucho”, dijo Salas. (I)

Ley reduce impuestos a la cerveza artesanal

Foto cortesía.

El Primer Mandatario se reunió con cerveceros artesanales para hablar de los incentivos que propone el proyecto de ley de crecimiento económico para este sector.

En 2014, Javier Salas decidió convertir su pasatiempo en una empresa. Pasó de elaborar cerveza artesanal una vez a la semana en su casa a crear la empresa Sabai, hoy valorada en más de $ 2 millones. Este martes 5 de noviembre de 2019, el presidente de la República, Lenín Moreno, llegó a estas instalaciones en Cumbayá para reunirse con cerveceros artesanales. Allí habló de los beneficios que propone la ley de crecimiento económico para este sector en desarrollo.

Salas empezó a elaborar cerveza artesanal en 2010. Lo hacía una vez por semana con la guía de videos tutoriales de internet. El fin era obtener el mismo sabor amargo de la cerveza que probó en el extranjero. Después de cuatro años, el joven transformó su idea en una empresa con $ 70.000 de capital.

El emprendedor ahora tiene ocho socios que adquirieron el 48% de la empresa. En total han invertido más de medio millón de dólares. Salas reconoce que crecer en este negocio es duro. Para lograrlo tuvo que leer mucho y cometió errores en las múltiples pruebas que realizó. “La primera cerveza que hice fue desagradable. Pero la segunda ya salió mejor. La décima ya era tomable”, comenta Salas. Sabai cuenta con ocho tipos de cerveza embotelladas que están a la venta. Tienen entre 4 y 10 grados de alcohol. Este emprendimiento factura cada mes alrededor de $ 200.000. Tiene 72 empleados entre fijos y eventuales.

El Mandatario explicó que las tendencias de crecimiento de las cervecerías artesanales son grandes. Hoy generan alrededor de 2.300 plazas de empleo directos e indirectos a nivel nacional. Según Moreno, de 160 cervecerías artesanales registradas en el Servicio de Rentas Internas, 98 están activas, las cuales se beneficiarán de la ley que busca el fortalecimiento económico y el fomento de la productividad.

Iván Ontaneda, ministro de Producción, explicó que el proyecto de ley plantea la reducción de la tarifa del impuesto a consumos especiales (ICE) de $ 2 a $ 1,50 por cada litro de alcohol puro para la cerveza artesanal.

Asimismo, propone la eliminación de la obligatoriedad de aplicación del sello SIMAR en este tipo de cervezas para reducir sus costos operativos. Además, como el 98% de las cervecerías artesanales son microempresas -dijo Ontaneda- se beneficiarán de la eliminación del pago del anticipo del impuesto a la renta. José Pinos, representante de la Asociación de Cervecerías del Ecuador, aplaudió estos beneficios y expresó su compromiso por crecer y generar más empleo. “Estas medidas nos ayudarán mucho”, dijo Salas. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete