Lazo bilateral con nuevo rumbo

Foto cortesía.

La reunión entre el presidente de la República, Lenín Moreno y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, deja ver que las relaciones bilaterales mejoran notablemente. Entre los temas tratados constan: el fortalecimiento de las relaciones comerciales, la cooperación para el desarrollo, lucha contra la corrupción y el narcotráfico, la colaboración eficiente en materia de seguridad y otros.


A través de su cuenta de Twitter, el presidente Moreno agradeció a Pompeo por su visita y “por expresar todo el respaldo de EE.UU. a lo que estamos haciendo con respecto a seguridad, economía, democracia y lucha contra la corrupción”.


Mientras que en la misma red social el funcionario estadounidense señaló: “Grandes conversaciones con el presidente Moreno y el canciller José Valencia, quienes conducirán a una relación bilateral más sólida y una cooperación más estrecha en nuestros objetivos compartidos”.


Para el constitucionalista Carlos Estarellas, toda visita de un diplomático de cualquier Estado es importante para el país, y más aún si es con Estados Unidos, que es nuestro primer socio comercial. Por ello, ve como positiva la visita de Pompeo al Ecuador, aunque lo ideal sería que no solo quede en declaraciones, sino que se haga un seguimiento a los temas y compromisos alcanzados.


Respecto a la lucha contra la corrupción, Estarellas destacó que se debe suscribir un nuevo tratado de extradición.
En este marco, el excanciller José Ayala aplaudió la cooperación del Gobierno de Donald Trump para extraditar a Ecuador a las personas acusadas de corrupción. El excanciller dijo que la visita de Pompeo demuestra que las relaciones internacionales de Ecuador cambian de rumbo.


Además, destacó el reestablecimiento de una cooperación financiera no reembolsable para programas sociales, que se suspendieron con salida de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, (por sus siglas en inglés), en el Gobierno anterior.


Mientras que Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, mencionó que el país nunca debió “divorciarse de Estados Unidos de la forma que lo hizo”. Ahora, indicó Aspiazu, el país entra en una fase de restauración de una antigua amistad con Estados Unidos. (I)

Redacción El Telégrafo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lazo bilateral con nuevo rumbo

Foto cortesía.

La reunión entre el presidente de la República, Lenín Moreno y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, deja ver que las relaciones bilaterales mejoran notablemente. Entre los temas tratados constan: el fortalecimiento de las relaciones comerciales, la cooperación para el desarrollo, lucha contra la corrupción y el narcotráfico, la colaboración eficiente en materia de seguridad y otros.


A través de su cuenta de Twitter, el presidente Moreno agradeció a Pompeo por su visita y “por expresar todo el respaldo de EE.UU. a lo que estamos haciendo con respecto a seguridad, economía, democracia y lucha contra la corrupción”.


Mientras que en la misma red social el funcionario estadounidense señaló: “Grandes conversaciones con el presidente Moreno y el canciller José Valencia, quienes conducirán a una relación bilateral más sólida y una cooperación más estrecha en nuestros objetivos compartidos”.


Para el constitucionalista Carlos Estarellas, toda visita de un diplomático de cualquier Estado es importante para el país, y más aún si es con Estados Unidos, que es nuestro primer socio comercial. Por ello, ve como positiva la visita de Pompeo al Ecuador, aunque lo ideal sería que no solo quede en declaraciones, sino que se haga un seguimiento a los temas y compromisos alcanzados.


Respecto a la lucha contra la corrupción, Estarellas destacó que se debe suscribir un nuevo tratado de extradición.
En este marco, el excanciller José Ayala aplaudió la cooperación del Gobierno de Donald Trump para extraditar a Ecuador a las personas acusadas de corrupción. El excanciller dijo que la visita de Pompeo demuestra que las relaciones internacionales de Ecuador cambian de rumbo.


Además, destacó el reestablecimiento de una cooperación financiera no reembolsable para programas sociales, que se suspendieron con salida de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, (por sus siglas en inglés), en el Gobierno anterior.


Mientras que Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, mencionó que el país nunca debió “divorciarse de Estados Unidos de la forma que lo hizo”. Ahora, indicó Aspiazu, el país entra en una fase de restauración de una antigua amistad con Estados Unidos. (I)

Redacción El Telégrafo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete