80 por ciento de latinos desconfía de la justicia

 El 80 por ciento de los latinoamericanos, o lo que es lo mismo, cuatro de cada cinco, desconfía de la eficiencia de los sistemas judiciales para castigar la corrupción, afirmó ayer el presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina - CAF, Luis Carranza en un foro en Quito.


Bajo el título de “Gobernanza, integridad y transparencia para el desarrollo”, el representante del CAF inauguró ayer una conferencia que marca el 50 aniversario de la entidad, en la que detalló que tres de cada cinco latinoamericanos sienten que sus conciudadanos no se preocupan por la corrupción, y que uno de cada cuatro, ha sido presionado para pagar sobornos a empleados públicos.


Carranza aprovechó para resaltar el impacto de la corrupción en la consecución de proyectos y afirmó que acarrea “altos costes de transacción” que obstaculizan el desarrollo regional.


Además, puntualizó que “si el crecimiento no genera un aumento en las clases medias, tenemos una tensión entre lo político y lo social” y que la clase media debe generar la exigencia de mejoras “en la eficiencia de bienes y servicios, en la transparencia y en el control”.


El Vicepresidente Otto Sonnenholzner, que también intervino en el acto inaugural, enfatizó que la corrupción es un hecho “aceptado culturalmente” en la región y que los latinoamericanos tienen la “mala costumbre de cotidianizar lo negativo”.


Sonnenholzner dijo que se barajan diferentes cifras acerca del saldo de pérdidas como consecuencia de la corrupción en el país en la última década, como la arrojada por el BID, que estima la cifra en 70.000 millones de dólares. Y señaló que la razón por la que no se ha recuperado la totalidad del dinero sustraído es que buscarle la pista al dinero mal habido, resulta una labor complicada que se ejecuta lentamente. (I)


El segundo mandatario dijo que el Gobierno ha recuperado 16 millones de dólares “producto de la corrupción”.

80 por ciento de latinos desconfía de la justicia

 El 80 por ciento de los latinoamericanos, o lo que es lo mismo, cuatro de cada cinco, desconfía de la eficiencia de los sistemas judiciales para castigar la corrupción, afirmó ayer el presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina - CAF, Luis Carranza en un foro en Quito.


Bajo el título de “Gobernanza, integridad y transparencia para el desarrollo”, el representante del CAF inauguró ayer una conferencia que marca el 50 aniversario de la entidad, en la que detalló que tres de cada cinco latinoamericanos sienten que sus conciudadanos no se preocupan por la corrupción, y que uno de cada cuatro, ha sido presionado para pagar sobornos a empleados públicos.


Carranza aprovechó para resaltar el impacto de la corrupción en la consecución de proyectos y afirmó que acarrea “altos costes de transacción” que obstaculizan el desarrollo regional.


Además, puntualizó que “si el crecimiento no genera un aumento en las clases medias, tenemos una tensión entre lo político y lo social” y que la clase media debe generar la exigencia de mejoras “en la eficiencia de bienes y servicios, en la transparencia y en el control”.


El Vicepresidente Otto Sonnenholzner, que también intervino en el acto inaugural, enfatizó que la corrupción es un hecho “aceptado culturalmente” en la región y que los latinoamericanos tienen la “mala costumbre de cotidianizar lo negativo”.


Sonnenholzner dijo que se barajan diferentes cifras acerca del saldo de pérdidas como consecuencia de la corrupción en el país en la última década, como la arrojada por el BID, que estima la cifra en 70.000 millones de dólares. Y señaló que la razón por la que no se ha recuperado la totalidad del dinero sustraído es que buscarle la pista al dinero mal habido, resulta una labor complicada que se ejecuta lentamente. (I)


El segundo mandatario dijo que el Gobierno ha recuperado 16 millones de dólares “producto de la corrupción”.

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete