Investigan causas del incendio en el cerro Casitagua

La madrugada de este miércoles 15 de enero del 2020 se reanudaron las operaciones de extinción del incendio forestal registrado en el cerro Casitagua, ubicado en la parroquia rural Pomasqui (norte de Quito).

Al momento más de 200 personas participan en las tareas para extinguir el fuego. El contingente incluye 80 efectivos de las Fuerzas Armadas, además de la Policía Nacional, quienes colaboran con los miembros del Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito (CBDMQ).

Las acciones para mitigar el incendio se coordinan en el Puesto de Mando Unificado, ubicado en el Colegio Pomasqui. Hasta allí llegaron a primeras horas de este miércoles el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la directora nacional de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

La tarde del martes, el Cuerpo de Bomberos indicó que el incendio se propagaba en un terreno agreste e irregular con inclinaciones de 50 y 70 grados, lo que dificultaba las operaciones de extinción del personal en tierra.

El helicóptero Argus hizo 34 descargas efectivas de agua, mediante el sistema Bambi Bucket, en los focos activos.

El vicepresidente Sonnenholzner indicó que anoche el incendio escaló a un nivel preocupante, pero que hoy está controlado. Se temía por la gente que vive en el sector y la cercanía del siniestro al Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). En ambos casos no hay ningún riesgo, puntualizó.

Al momento se realiza controles para determinar si el humo afecta la calidad del aire.

Sonnenholzner señaló que de lo que le han informado las autoridades del Cuerpo de Bomberos, el incendio ha sido provocado. "Habría que ver la intencionalidad de aquello, todo el equipo de investigación está desplegándose en el sitio para investigar", apuntó.

El Gobierno ha comprometido todo el contingente posible para ayudar en la extinción de las llamas. (I)

Investigan causas del incendio en el cerro Casitagua

La madrugada de este miércoles 15 de enero del 2020 se reanudaron las operaciones de extinción del incendio forestal registrado en el cerro Casitagua, ubicado en la parroquia rural Pomasqui (norte de Quito).

Al momento más de 200 personas participan en las tareas para extinguir el fuego. El contingente incluye 80 efectivos de las Fuerzas Armadas, además de la Policía Nacional, quienes colaboran con los miembros del Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito (CBDMQ).

Las acciones para mitigar el incendio se coordinan en el Puesto de Mando Unificado, ubicado en el Colegio Pomasqui. Hasta allí llegaron a primeras horas de este miércoles el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la directora nacional de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

La tarde del martes, el Cuerpo de Bomberos indicó que el incendio se propagaba en un terreno agreste e irregular con inclinaciones de 50 y 70 grados, lo que dificultaba las operaciones de extinción del personal en tierra.

El helicóptero Argus hizo 34 descargas efectivas de agua, mediante el sistema Bambi Bucket, en los focos activos.

El vicepresidente Sonnenholzner indicó que anoche el incendio escaló a un nivel preocupante, pero que hoy está controlado. Se temía por la gente que vive en el sector y la cercanía del siniestro al Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). En ambos casos no hay ningún riesgo, puntualizó.

Al momento se realiza controles para determinar si el humo afecta la calidad del aire.

Sonnenholzner señaló que de lo que le han informado las autoridades del Cuerpo de Bomberos, el incendio ha sido provocado. "Habría que ver la intencionalidad de aquello, todo el equipo de investigación está desplegándose en el sitio para investigar", apuntó.

El Gobierno ha comprometido todo el contingente posible para ayudar en la extinción de las llamas. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete