Derogan impuesto verde y dan 3 años para pagar deudas

Con 90 votos a favor, el Legislativo decidió eliminar el impuesto verde por considerar que no cumplió con su objetivo. CORTESÍA ASAMBLEA NACIONAL

En el 2018 en Azuay se recaudaron 8,4 millones de dólares por este tributo. Quienes tengan deudas vencidas desde ese año podrán acceder a la remisión.

el tributo conocido como ‘impuesto verde’, que está vigente desde noviembre de 2011 fue derogado ayer porque, según la mayoría de los legisladores, no cumplió con el objetivo de impulsar conductas sociales que sean ambientalmente responsables.


El texto, denominado Ley Derogatoria al Impuesto Ambiental a la Contaminación Vehícular, alcanzó 90 votos a favor.
La norma unificó la iniciativa de los asambleístas de Creo, Fabricio Villamar y Homero Castanier, y la del presidente Lenín Moreno, quien en un tuit se comprometió a revisar “lo más pronto” el texto que le envíe la Asamblea.  


La derogatoria determina la remisión de intereses y la suspensión de procesos coactivos.
Entre los puntos más importantes del escrito está que para iniciar un proceso de chatarrización no será requisito previo la cancelación de obligaciones pendientes por dicho impuesto.


También se dispuso la remisión del 100 por ciento de intereses, multas y recargos de las obligaciones determinadas y pendientes de pago, correspondientes al impuesto verde. Podrán acogerse a la remisión quienes tengan sus obligaciones vencidas desde el año 2018.
Por otra parte, apunta que para beneficiarse de la remisión deberán presentar una solicitud de facilidades de pago o pagar su totalidad del saldo capital hasta el 31 de diciembre.


Se otorgarán facilidades de pago para el cumplimiento de las obligaciones sujetas a la remisión, en cuotas anuales de hasta tres años y la autoridad tributaria, SRI, suspenderá procesos administrativos o de coactivas iniciados a contribuyentes que soliciten beneficiarse de la remisión. En la sesión se señaló que el tributo afecta a dos millones doscientos mil ecuatorianos y la deuda llegaba a los 299 millones de dólares. (I)  


El impuesto lo pagaban propietarios de automotores antiguos o con un cilindraje mayor a los 1.500 centímetros cúbicos.

Redacción EL TIEMPO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Derogan impuesto verde y dan 3 años para pagar deudas

Con 90 votos a favor, el Legislativo decidió eliminar el impuesto verde por considerar que no cumplió con su objetivo. CORTESÍA ASAMBLEA NACIONAL

En el 2018 en Azuay se recaudaron 8,4 millones de dólares por este tributo. Quienes tengan deudas vencidas desde ese año podrán acceder a la remisión.

el tributo conocido como ‘impuesto verde’, que está vigente desde noviembre de 2011 fue derogado ayer porque, según la mayoría de los legisladores, no cumplió con el objetivo de impulsar conductas sociales que sean ambientalmente responsables.


El texto, denominado Ley Derogatoria al Impuesto Ambiental a la Contaminación Vehícular, alcanzó 90 votos a favor.
La norma unificó la iniciativa de los asambleístas de Creo, Fabricio Villamar y Homero Castanier, y la del presidente Lenín Moreno, quien en un tuit se comprometió a revisar “lo más pronto” el texto que le envíe la Asamblea.  


La derogatoria determina la remisión de intereses y la suspensión de procesos coactivos.
Entre los puntos más importantes del escrito está que para iniciar un proceso de chatarrización no será requisito previo la cancelación de obligaciones pendientes por dicho impuesto.


También se dispuso la remisión del 100 por ciento de intereses, multas y recargos de las obligaciones determinadas y pendientes de pago, correspondientes al impuesto verde. Podrán acogerse a la remisión quienes tengan sus obligaciones vencidas desde el año 2018.
Por otra parte, apunta que para beneficiarse de la remisión deberán presentar una solicitud de facilidades de pago o pagar su totalidad del saldo capital hasta el 31 de diciembre.


Se otorgarán facilidades de pago para el cumplimiento de las obligaciones sujetas a la remisión, en cuotas anuales de hasta tres años y la autoridad tributaria, SRI, suspenderá procesos administrativos o de coactivas iniciados a contribuyentes que soliciten beneficiarse de la remisión. En la sesión se señaló que el tributo afecta a dos millones doscientos mil ecuatorianos y la deuda llegaba a los 299 millones de dólares. (I)  


El impuesto lo pagaban propietarios de automotores antiguos o con un cilindraje mayor a los 1.500 centímetros cúbicos.

Redacción EL TIEMPO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.