Hipotecarios tendrán tasa de interés de 4,99%

El déficit habitacional aumenta en 40.000 hogares cada año. El Gobierno Nacional busca reducir esta brecha otorgando facilidades de financiamiento. Personas con ingresos medios y bajos accederán a créditos de vivienda con una tasa preferencial de 4,99% a 25 años plazo. De este modo podrán comprar una casa de hasta $ 91.368. Para esto, el Gobierno Nacional emitió su primer bono social soberano para vivienda por $ 400 millones a mercados internacionales. A estos recursos se suman $ 68 millones de inversión estatal y $ 70 millones otorgados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), los cuales serán administrados por un fideicomiso.

En total, más de $ 530 millones estarán en este fideicomiso para que la banca otorgue créditos hipotecarios con la tasa de interés preferencial del 4,99%. El Gobierno tiene previsto que el sistema financiero nacional entregue más de 24.000 préstamos para viviendas, lo que sumará cerca de $ 1.350 millones en créditos hipotecarios. Los préstamos estarán destinados a Viviendas de Interés Social (VIS) y a Viviendas de Interés Público (VIP) (ver infografía).



Con la emisión de este bono, el Gobierno busca diversificar sus fuentes de recursos para el financiamiento de la vivienda asequible y digna, y así reducir el déficit habitacional en el país. Esto forma parte de su programa Casa para Todos. De este modo, el Ejecutivo prevé que la población con ingresos bajos y medios tenga acceso a su casa propia, sin que esto signifique que deba destinar más del 30% de sus ingresos para este fin.

Según datos oficiales, en 2017 el déficit habitacional afectó a casi la mitad de los hogares ecuatorianos: 67% en las zonas rurales y 38% en zonas urbanas. En ese año, en la zona urbana, cerca de 252.013 hogares necesitaban una vivienda nueva o requerían reemplazar la suya porque era irrecuperable. Mientras que 957.335 hogares tuvieron exceso de hacinamiento o carecían de servicios básicos.

Se calcula que el déficit habitacional en Ecuador aumenta a una tasa de 40.000 hogares por año. Según el marco del bono social para vivienda asequible y digna, aquello se debe principalmente a la limitada capacidad de ahorro de la población y la ausencia de préstamos hipotecarios a tasas asequibles. Generalmente, dice el documento publicado por el Ministerio de Finanzas, la banca privada cubre la demanda de la población con alto poder adquisitivo, porque entrega créditos con tasas de interés de hasta 10,78%. Pero con el bono social podrán financiar más viviendas y con tasas reducidas. Por ejemplo, una casa valorada en $ 70.000 se podrá financiar con cuotas de $ 388,37 mensuales. Una vivienda de $ 90.000 con cuotas de $ 499,33 cada mes. Ambas a 25 años plazo.

“Estas son las mejores condiciones de crédito que hemos tenido históricamente en el país. Nunca antes hemos tenido tasas de interés tan bajas. Este es el mejor momento para comprar una casa”, comenta Joan Proaño, gerente general de Proaño Proaño Inmobiliaria y vocero del colectivo Constructores Positivos. A su criterio, esta emisión de bonos es positiva porque el sector de la construcción tiene un efecto multiplicador en la economía. Gracias a esta medida del Gobierno, el constructor estima que se generarán alrededor de 80.000 empleos directos.

Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador, también aplaude este tipo de iniciativas que apoyan a generar más dinamismo en la economía, a través de la inyección de recursos para el otorgamiento de crédito hipotecario. Al momento, dijo Prado, los bancos privados revisan los parámetros técnicos para participar de este beneficio, en función de lo establecido por el Ministerio de Finanzas. Uno de los requisitos es que la entidad tenga una calificación de riesgo actualizada de al menos A. Actualmente 15 bancos privados ofrecen créditos para vivienda, como los bancos Pacífico, Pichincha, Guayaquil y Produbanco. Los interesados en el crédito hipotecario deben verificar su capacidad de pago en algún banco. (I)

Hipotecarios tendrán tasa de interés de 4,99%

El déficit habitacional aumenta en 40.000 hogares cada año. El Gobierno Nacional busca reducir esta brecha otorgando facilidades de financiamiento. Personas con ingresos medios y bajos accederán a créditos de vivienda con una tasa preferencial de 4,99% a 25 años plazo. De este modo podrán comprar una casa de hasta $ 91.368. Para esto, el Gobierno Nacional emitió su primer bono social soberano para vivienda por $ 400 millones a mercados internacionales. A estos recursos se suman $ 68 millones de inversión estatal y $ 70 millones otorgados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), los cuales serán administrados por un fideicomiso.

En total, más de $ 530 millones estarán en este fideicomiso para que la banca otorgue créditos hipotecarios con la tasa de interés preferencial del 4,99%. El Gobierno tiene previsto que el sistema financiero nacional entregue más de 24.000 préstamos para viviendas, lo que sumará cerca de $ 1.350 millones en créditos hipotecarios. Los préstamos estarán destinados a Viviendas de Interés Social (VIS) y a Viviendas de Interés Público (VIP) (ver infografía).



Con la emisión de este bono, el Gobierno busca diversificar sus fuentes de recursos para el financiamiento de la vivienda asequible y digna, y así reducir el déficit habitacional en el país. Esto forma parte de su programa Casa para Todos. De este modo, el Ejecutivo prevé que la población con ingresos bajos y medios tenga acceso a su casa propia, sin que esto signifique que deba destinar más del 30% de sus ingresos para este fin.

Según datos oficiales, en 2017 el déficit habitacional afectó a casi la mitad de los hogares ecuatorianos: 67% en las zonas rurales y 38% en zonas urbanas. En ese año, en la zona urbana, cerca de 252.013 hogares necesitaban una vivienda nueva o requerían reemplazar la suya porque era irrecuperable. Mientras que 957.335 hogares tuvieron exceso de hacinamiento o carecían de servicios básicos.

Se calcula que el déficit habitacional en Ecuador aumenta a una tasa de 40.000 hogares por año. Según el marco del bono social para vivienda asequible y digna, aquello se debe principalmente a la limitada capacidad de ahorro de la población y la ausencia de préstamos hipotecarios a tasas asequibles. Generalmente, dice el documento publicado por el Ministerio de Finanzas, la banca privada cubre la demanda de la población con alto poder adquisitivo, porque entrega créditos con tasas de interés de hasta 10,78%. Pero con el bono social podrán financiar más viviendas y con tasas reducidas. Por ejemplo, una casa valorada en $ 70.000 se podrá financiar con cuotas de $ 388,37 mensuales. Una vivienda de $ 90.000 con cuotas de $ 499,33 cada mes. Ambas a 25 años plazo.

“Estas son las mejores condiciones de crédito que hemos tenido históricamente en el país. Nunca antes hemos tenido tasas de interés tan bajas. Este es el mejor momento para comprar una casa”, comenta Joan Proaño, gerente general de Proaño Proaño Inmobiliaria y vocero del colectivo Constructores Positivos. A su criterio, esta emisión de bonos es positiva porque el sector de la construcción tiene un efecto multiplicador en la economía. Gracias a esta medida del Gobierno, el constructor estima que se generarán alrededor de 80.000 empleos directos.

Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador, también aplaude este tipo de iniciativas que apoyan a generar más dinamismo en la economía, a través de la inyección de recursos para el otorgamiento de crédito hipotecario. Al momento, dijo Prado, los bancos privados revisan los parámetros técnicos para participar de este beneficio, en función de lo establecido por el Ministerio de Finanzas. Uno de los requisitos es que la entidad tenga una calificación de riesgo actualizada de al menos A. Actualmente 15 bancos privados ofrecen créditos para vivienda, como los bancos Pacífico, Pichincha, Guayaquil y Produbanco. Los interesados en el crédito hipotecario deben verificar su capacidad de pago en algún banco. (I)