Gobierno afirma: Refinería no cierra tras su concesión

La Refinería de Esmeraldas funciona desde 1977 con el trabajo de 654 funcionarios.

Según el consejero presidencial, Santiago Cuesta, se adjudicará a una empresa privada que implementará tecnología para producir gasolina con norma Euro 5.

El Gobierno Nacional anunció ayer el proceso de concesión de la planta refinadora de la Refinería Esmeraldas a una empresa privada.
Santiago Cuesta, consejero presidencial, aclaró en rueda de prensa que no habrá privatización y que la Refinería Esmeraldas no se va a liquidar. “Lo único que se va concesionar es la planta de refinación de crudo. Esta es la que produce el daño ambiental”.

Sobre la concesión de la planta refinadora, el funcionario dijo que será a una empresa privada que implemente tecnología de punta para producir gasolinas bajo la norma Euro 5.

Recalcó que no habrá despidos y que los trabajadores están respaldados por su contrato colectivo. “Las concesiones no producen despidos, al contrario, generan más empleo. Con este proceso no se despedirán a los trabajadores de la planta, todo lo contrario, vamos a necesitar de ellos para remediar el problema de la contaminación”, aseguró Cuesta.

“Están abiertas las puertas para inversionistas extranjeros. En Esmeraldas habrá una inversión privada de 6.000 millones de dólares, no del Estado, lo cual generará tres mil fuentes de trabajo”, dijo el funcionario.

En la planta industrial actualmente laboran 654 funcionarios y opera desde 1977, con 42 años de operación. Además, el Consejero presidencial explicó que desde el Gobierno se ofreció concesionar el puerto de Esmeraldas.

Lo que produzca la concesión será: 50 por ciento para el Estado y 50 por ciento para Esmeraldas, durante cinco años. A partir del quinto año será el 100 por ciento para la provincia.

En esta rueda de prensa también participaron el secretario nacional de la Presidencia, José Agusto Briones, el presidente de la EMCO, Carlos Ibañez, el gerente general de EP Petroecuador, Pablo Flores y la alcaldesa de Esmeraldas, Lucía Sosa. (I)

Gobierno afirma: Refinería no cierra tras su concesión

La Refinería de Esmeraldas funciona desde 1977 con el trabajo de 654 funcionarios.

Según el consejero presidencial, Santiago Cuesta, se adjudicará a una empresa privada que implementará tecnología para producir gasolina con norma Euro 5.

El Gobierno Nacional anunció ayer el proceso de concesión de la planta refinadora de la Refinería Esmeraldas a una empresa privada.
Santiago Cuesta, consejero presidencial, aclaró en rueda de prensa que no habrá privatización y que la Refinería Esmeraldas no se va a liquidar. “Lo único que se va concesionar es la planta de refinación de crudo. Esta es la que produce el daño ambiental”.

Sobre la concesión de la planta refinadora, el funcionario dijo que será a una empresa privada que implemente tecnología de punta para producir gasolinas bajo la norma Euro 5.

Recalcó que no habrá despidos y que los trabajadores están respaldados por su contrato colectivo. “Las concesiones no producen despidos, al contrario, generan más empleo. Con este proceso no se despedirán a los trabajadores de la planta, todo lo contrario, vamos a necesitar de ellos para remediar el problema de la contaminación”, aseguró Cuesta.

“Están abiertas las puertas para inversionistas extranjeros. En Esmeraldas habrá una inversión privada de 6.000 millones de dólares, no del Estado, lo cual generará tres mil fuentes de trabajo”, dijo el funcionario.

En la planta industrial actualmente laboran 654 funcionarios y opera desde 1977, con 42 años de operación. Además, el Consejero presidencial explicó que desde el Gobierno se ofreció concesionar el puerto de Esmeraldas.

Lo que produzca la concesión será: 50 por ciento para el Estado y 50 por ciento para Esmeraldas, durante cinco años. A partir del quinto año será el 100 por ciento para la provincia.

En esta rueda de prensa también participaron el secretario nacional de la Presidencia, José Agusto Briones, el presidente de la EMCO, Carlos Ibañez, el gerente general de EP Petroecuador, Pablo Flores y la alcaldesa de Esmeraldas, Lucía Sosa. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete