Gobierno asume manejo de cuerpos en la emergencia

El Gobierno Nacional asumirá el manejo de los cuerpos de los fallecidos cuyas familias no puedan asumir su traslado y sepultura por diversas causas. Esto en el contexto de la emergencia por el covid-19.

Así lo confirmó la ministra de Gobierno, María Paula Romo, en una rueda de prensa virtual, donde también anunció que el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE) aplazó hasta el 5 de abril de 2020 el reinicio de la jornada laboral presencial.

La ministra indicó que el Servicio Integrado de Seguridad (ECU-911) está disponible para atender las respectivas emergencias a través del número 911. Y añadió que un tema “muy sensible” desde el punto de vista sanitario pero, sobre todo, desde el punto de vista humano, es dar un tratamiento digno a todas las personas que mueren en cada una de las ciudades, aunque su deceso no esté relacionado con el coronavirus.

Romo señaló que en un contexto de toque de queda, con aislamiento social y restricciones de circulación, este problema se ha evidenciado “de una manera mucho más delicada”.

Argumentó que, en circunstancias normales, en Ecuador se reportan 6.000 defunciones cada mes, cifra que al año es de 71.000 en el país; mientras en Guayaquil, en enero pasado sumaron 821. De estas muertes, el 46% ocurre en viviendas, pero en estos momentos la situación se agrava por diversas causales, como la suspensión de estas diligencias por parte de funerarias y empresas de servicios exequiales.

Explicó que hay familias que solicitan esta procedimiento a la Policía Nacional y FF.AA., ya sea por precaución o por temor de que se trate de un caso de coronavirus. “El Gobierno se hará cargo de todos estos casos”, enfatizó la ministra Romo al exponer que se ha reforzado el personal para atender estas emergencias con la debida protección y con los vehículos necesarios para ello.

Al respecto, el viceministro de Atención Integral del Ministerio de Salud Pública, Ernesto Carrasco, pidió a la población que notifique a la brevedad posible. “Porque estamos atendiendo todas las llamadas y todas las situaciones de decesos que sean tanto intra como extrahospitalarios”.

Explicó que se aplica un protocolo para la recolección de cuerpos, para lo cual desde el ECU-911 se articula y los casos se derivan con Policía, Medicina Legal y FF.AA. en conjunto con Salud Pública.

Indicó que, en caso de muertes en hospitales, el proceso es más eficiente, porque los médicos emiten el certificado de defunción; pero cuando el deceso es en la vivienda, este trámite se dilata en medio de circunstancias adversas.

Este lunes 30 de marzo de 2020, el presidente Lenín Moreno pidió crear una fuerza de tarea, que estará a cargo de Jorge Wated, presidente de Banecuador, para dar un entierro digno los fallecidos por covid-19 en un camposanto. Anunció que ya iniciaron los trabajos para los sepelios unipersonales.

Gobierno asume manejo de cuerpos en la emergencia

El Gobierno Nacional asumirá el manejo de los cuerpos de los fallecidos cuyas familias no puedan asumir su traslado y sepultura por diversas causas. Esto en el contexto de la emergencia por el covid-19.

Así lo confirmó la ministra de Gobierno, María Paula Romo, en una rueda de prensa virtual, donde también anunció que el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE) aplazó hasta el 5 de abril de 2020 el reinicio de la jornada laboral presencial.

La ministra indicó que el Servicio Integrado de Seguridad (ECU-911) está disponible para atender las respectivas emergencias a través del número 911. Y añadió que un tema “muy sensible” desde el punto de vista sanitario pero, sobre todo, desde el punto de vista humano, es dar un tratamiento digno a todas las personas que mueren en cada una de las ciudades, aunque su deceso no esté relacionado con el coronavirus.

Romo señaló que en un contexto de toque de queda, con aislamiento social y restricciones de circulación, este problema se ha evidenciado “de una manera mucho más delicada”.

Argumentó que, en circunstancias normales, en Ecuador se reportan 6.000 defunciones cada mes, cifra que al año es de 71.000 en el país; mientras en Guayaquil, en enero pasado sumaron 821. De estas muertes, el 46% ocurre en viviendas, pero en estos momentos la situación se agrava por diversas causales, como la suspensión de estas diligencias por parte de funerarias y empresas de servicios exequiales.

Explicó que hay familias que solicitan esta procedimiento a la Policía Nacional y FF.AA., ya sea por precaución o por temor de que se trate de un caso de coronavirus. “El Gobierno se hará cargo de todos estos casos”, enfatizó la ministra Romo al exponer que se ha reforzado el personal para atender estas emergencias con la debida protección y con los vehículos necesarios para ello.

Al respecto, el viceministro de Atención Integral del Ministerio de Salud Pública, Ernesto Carrasco, pidió a la población que notifique a la brevedad posible. “Porque estamos atendiendo todas las llamadas y todas las situaciones de decesos que sean tanto intra como extrahospitalarios”.

Explicó que se aplica un protocolo para la recolección de cuerpos, para lo cual desde el ECU-911 se articula y los casos se derivan con Policía, Medicina Legal y FF.AA. en conjunto con Salud Pública.

Indicó que, en caso de muertes en hospitales, el proceso es más eficiente, porque los médicos emiten el certificado de defunción; pero cuando el deceso es en la vivienda, este trámite se dilata en medio de circunstancias adversas.

Este lunes 30 de marzo de 2020, el presidente Lenín Moreno pidió crear una fuerza de tarea, que estará a cargo de Jorge Wated, presidente de Banecuador, para dar un entierro digno los fallecidos por covid-19 en un camposanto. Anunció que ya iniciaron los trabajos para los sepelios unipersonales.