Fuego consume vegetación del cerro Casitagua

Personal del Cuerpo de Bomberos de Quito intenta controlar el avance del fuego en el cerro Casitagua.

Con más de 200 efectivos del Cuerpo de Bomberos, Ejército, Secretaría del Ambiente, entre otros, se trata de controlar el incendio en el cerro Casitagua.

Las acciones para mitigar el incendio se coordinan en el Puesto de Mando Unificado, ubicado en el Colegio Pomasqui. Hasta allí llegaron la mañana de ayer el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la directora nacional de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

De acuerdo a los procedimientos que corresponden en casos como este, contingentes de bomberos cercanos a la ciudad de Quito, como de Latacunga e Ibarra, se encuentran activos para asistir en las tareas de sofocación en cualquier momento que se requiera.

Las actuales condiciones climáticas con altas temperaturas y cielos despejados -que han caracterizado el clima de Quito en estos últimos días- dificultan aún más la labor de los bomberos.

La tarde del martes, el Cuerpo de Bomberos indicó que el incendio se propagaba en un terreno agreste e irregular con inclinaciones de 50 y 70 grados. Ahora helicópteros del Cuerpo de Bomberos, Ejército y Policía Nacional, mediante el sistema Bambi Bucket, hacen descargas de agua en los focos activos.

No se registran heridos ni pérdidas humanas que lamentar, se presume que la fauna migró hacia la parte posterior del cerro, informó la Secretaría de Seguridad.

El vicepresidente Sonnenholzner indicó que anoche el incendio escaló a un nivel preocupante. El temor principal es la gente que vive en el sector y la cercanía del siniestro al Oleoducto de Crudos Pesados. En ambos casos no hay se han reportado novedades, indicó.

No obstante, habitantes del barrio Santa Clara Alta están preocupados por el rápido avance de las llamas. Pero las autoridades solicitaron a la población que se mantengan informados por medios oficiales. (I)

Fuego consume vegetación del cerro Casitagua

Personal del Cuerpo de Bomberos de Quito intenta controlar el avance del fuego en el cerro Casitagua.

Con más de 200 efectivos del Cuerpo de Bomberos, Ejército, Secretaría del Ambiente, entre otros, se trata de controlar el incendio en el cerro Casitagua.

Las acciones para mitigar el incendio se coordinan en el Puesto de Mando Unificado, ubicado en el Colegio Pomasqui. Hasta allí llegaron la mañana de ayer el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la directora nacional de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

De acuerdo a los procedimientos que corresponden en casos como este, contingentes de bomberos cercanos a la ciudad de Quito, como de Latacunga e Ibarra, se encuentran activos para asistir en las tareas de sofocación en cualquier momento que se requiera.

Las actuales condiciones climáticas con altas temperaturas y cielos despejados -que han caracterizado el clima de Quito en estos últimos días- dificultan aún más la labor de los bomberos.

La tarde del martes, el Cuerpo de Bomberos indicó que el incendio se propagaba en un terreno agreste e irregular con inclinaciones de 50 y 70 grados. Ahora helicópteros del Cuerpo de Bomberos, Ejército y Policía Nacional, mediante el sistema Bambi Bucket, hacen descargas de agua en los focos activos.

No se registran heridos ni pérdidas humanas que lamentar, se presume que la fauna migró hacia la parte posterior del cerro, informó la Secretaría de Seguridad.

El vicepresidente Sonnenholzner indicó que anoche el incendio escaló a un nivel preocupante. El temor principal es la gente que vive en el sector y la cercanía del siniestro al Oleoducto de Crudos Pesados. En ambos casos no hay se han reportado novedades, indicó.

No obstante, habitantes del barrio Santa Clara Alta están preocupados por el rápido avance de las llamas. Pero las autoridades solicitaron a la población que se mantengan informados por medios oficiales. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete