La frecuencia de buses en la terminal de Tulcán aumenta con venezolanos

FOTO: Lucy Jiménez / Medios Públicos

El flujo migratorio de ciudadanos venezolanos obligó a los administradores de la Terminal Terrestre de Tulcán a incrementar la frecuencia de salida de los autobuses.

Desde el martes de esta semana, 210 buses movilizan a los migrantes, la mayoría con destino a Quito, Guayaquil y Huaquillas.

Para evacuar el número extra de pasajeros, las operadoras Espejo, Mira, Cristóbal Colón, Huaca-Julio Andrade y TransNorte desplegaron más unidades a la ciudad fronteriza.

Fernando Villarroel, administrador de la terminal, señaló que entre 6.800 y 7.000 pasajeros diarios utilizan las unidades interprovinciales.

“Tenemos el dato de que el jueves partieron desde Cúcuta (Colombia), más de 70 buses, lo que significa más usuarios a partir del domingo”, señaló.

Esto debido a que desde el lunes 26 de agosto, los migrantes venezolanos que ingresen a Ecuador deberán presentar la visa emitida legalmente.

En el lado colombiano, personal policial se encarga de normalizar el tráfico peatonal para evitar el congestionamiento vehicular en el puente binacional del sector de Rumichaca.

“Nos concentramos en este lugar para colaborar con la seguridad y la movilidad”, manifestó Gustavo Granados, comandante de la Policía de Ipiales en Colombia.

El oficial colombiano aseguró que un promedio de 7.000 migrantes llegan a esta zona diariamente. Mientras que en el lado ecuatoriano, personal policial y de migración colocan pulseras adhesivas de papel numeradas, de color azul, como medida para organizar la atención.

Geovany Mendoza, migrante venezolano, dijo que buscará la manera de regularizar su estadía en Ecuador, con su esposa y un hijo, porque en su país la vida es difícil.

En las oficinas de Migración de Rumichaca se activaron 18 ventanillas para atender a los extranjeros. En tanto, la Policía intensificó la vigilancia de 26 pasos irregulares de la zona. (I)

La frecuencia de buses en la terminal de Tulcán aumenta con venezolanos

FOTO: Lucy Jiménez / Medios Públicos

El flujo migratorio de ciudadanos venezolanos obligó a los administradores de la Terminal Terrestre de Tulcán a incrementar la frecuencia de salida de los autobuses.

Desde el martes de esta semana, 210 buses movilizan a los migrantes, la mayoría con destino a Quito, Guayaquil y Huaquillas.

Para evacuar el número extra de pasajeros, las operadoras Espejo, Mira, Cristóbal Colón, Huaca-Julio Andrade y TransNorte desplegaron más unidades a la ciudad fronteriza.

Fernando Villarroel, administrador de la terminal, señaló que entre 6.800 y 7.000 pasajeros diarios utilizan las unidades interprovinciales.

“Tenemos el dato de que el jueves partieron desde Cúcuta (Colombia), más de 70 buses, lo que significa más usuarios a partir del domingo”, señaló.

Esto debido a que desde el lunes 26 de agosto, los migrantes venezolanos que ingresen a Ecuador deberán presentar la visa emitida legalmente.

En el lado colombiano, personal policial se encarga de normalizar el tráfico peatonal para evitar el congestionamiento vehicular en el puente binacional del sector de Rumichaca.

“Nos concentramos en este lugar para colaborar con la seguridad y la movilidad”, manifestó Gustavo Granados, comandante de la Policía de Ipiales en Colombia.

El oficial colombiano aseguró que un promedio de 7.000 migrantes llegan a esta zona diariamente. Mientras que en el lado ecuatoriano, personal policial y de migración colocan pulseras adhesivas de papel numeradas, de color azul, como medida para organizar la atención.

Geovany Mendoza, migrante venezolano, dijo que buscará la manera de regularizar su estadía en Ecuador, con su esposa y un hijo, porque en su país la vida es difícil.

En las oficinas de Migración de Rumichaca se activaron 18 ventanillas para atender a los extranjeros. En tanto, la Policía intensificó la vigilancia de 26 pasos irregulares de la zona. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete