Filipinas en alerta ante la posibilidad de un “tsunami volcánico”

Ayer en la mañana la actividad del volcán avanzó cuando se observaron “fuentes” de lava y cenizas.

Al comenzar a lanzar lava, la expulsión del cráter ha pasado a ser de carácter magmático y hay riesgo de que se produzca este fenómeno, según el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas, ya que el Taal se ubica dentro de un lago.

La erupción comenzó con una explosión de vapor y roca sobrecalentada el domingo, pero ayer en la mañana la actividad del volcán avanzó cuando se observaron “fuentes” de lava y cenizas.

Además, el coloso lanzó piedras de hasta alturas de 10 a 15 kilómetros y dentro de las nubes de humo también fueron observados rayos volcánicos.

Las autoridades advirtieron que una erupción podría causar un tsunami, pues Taal, el coloso activo más pequeño del mundo, está ubicado en medio de un lago a unos 70 kilómetros, al sur del centro de Manila, capital de Filipinas, una nación donde los terremotos y las erupciones son parte de la vida común.

La situación se debe a la ubicación del país en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, donde las placas tectónicas chocan profundamente debajo de la superficie de la Tierra. (I)

Filipinas en alerta ante la posibilidad de un “tsunami volcánico”

Ayer en la mañana la actividad del volcán avanzó cuando se observaron “fuentes” de lava y cenizas.

Al comenzar a lanzar lava, la expulsión del cráter ha pasado a ser de carácter magmático y hay riesgo de que se produzca este fenómeno, según el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas, ya que el Taal se ubica dentro de un lago.

La erupción comenzó con una explosión de vapor y roca sobrecalentada el domingo, pero ayer en la mañana la actividad del volcán avanzó cuando se observaron “fuentes” de lava y cenizas.

Además, el coloso lanzó piedras de hasta alturas de 10 a 15 kilómetros y dentro de las nubes de humo también fueron observados rayos volcánicos.

Las autoridades advirtieron que una erupción podría causar un tsunami, pues Taal, el coloso activo más pequeño del mundo, está ubicado en medio de un lago a unos 70 kilómetros, al sur del centro de Manila, capital de Filipinas, una nación donde los terremotos y las erupciones son parte de la vida común.

La situación se debe a la ubicación del país en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, donde las placas tectónicas chocan profundamente debajo de la superficie de la Tierra. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete