El trabajo en casa atrae a empresas en Ecuador

El teletrabajo es una modalidad que permite al trabajador realizar sus labores profesionales desde la comodidad de su casa.

Hasta el momento se registran 8.500 personas que operan bajo la modalidad del teletrabajo. Esta tendencia incrementó en los últimos dos años. La proyección a fin del 2019 es llegar a los 11.500.

Trabajar desde casa es una opción en Ecuador. Sin embargo, esa modalidad laboral todavía no alcanza los resultados proyectados en el 2016.
En este año 2019 se creó por acuerdos ministeriales el teletrabajo para las empresas privadas. Un año después se estableció que esta metodología también puede implementarse en el sector público.


El objetivo en 2016 era tener 76.000 teletrabajadores al 2018. Sin embargo, hasta junio de ese año solo se cumplió en el 7,2 por ciento esa proyección, al registrarse 5.516 empleados, según el Ministerio de Trabajo.


El último cierre de esa cartera de Estado indica que esa cifra se incrementó a 8.500 teletrabajadores hasta este mes de abril. De ese número, el 60 por ciento labora en empresas de Pichincha y Guayas.


Entre ellos se encuentran las 800 personas de la empresa Telefónica Movistar y los 70 empleados del Banco Pichincha.
En esa última institución esa modalidad arrancó hace dos años, con seis empleados. Uno de ellos es Paulina Cifuentes, que trabaja en el departamento de Recursos Humanos desde su casa, en el valle de Los Chillos, en el suroriente de Quito.


Ella cumple sus funciones con ayuda del uso de las tecnologías de la información y comunicación, TIC.
“El teletrabajo te permite gestionar de manera eficiente los tiempos de descanso y, al mismo tiempo, aumentar la productividad”, indicó Cifuentes.


Su empleador, José Luis Muñoz, vicepresidente de Recursos Humanos del banco, afirmó que seguirán sumando en la institución este tipo de labor.
Por eso, Andrés Madero, ministro de Trabajo, cree que esa iniciativa de la empresa privada y los avances en el sector público, permitirán que hasta fines de año haya 11.500 teletrabajadores.


Además, adelantó que este tipo de modalidad estará dentro de las reformas laborales que prepara el Gobierno Nacional.
La tarea la lidera el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios. “Se buscará precautelar el derecho de los trabajadores”, afirmó el Ministro.
Según esa cartera de Estado, los trabajadores que deseen aplicar a esta nueva metodología deben tener un acuerdo anticipado con los empleadores.


Al teletrabajo pueden optar las madres en periodo de lactancia, embarazadas, personas con discapacidad, con enfermedades catastróficas y adultos mayores.
La modalidad del teletrabajo aparece como una alternativa al trabajo de oficina que suele abrumar a muchos, gracias al progreso de las telecomunicaciones. (I)
móviles. Son quienes pueden trabajar desde cualquier ubicación y pueden trasladarse de un país a otro, sin afectación.


autónomos. No dependen de un empleador, desarrollan proyectos de forma autónoma y no entregan cuentas a un patrón,
suplementarios. A ellos se les exige presencia física en la empresa periódicamente, según lo establezca el contrato laboral.


El auge y la evolución de las herramientas tecnológicas a través del ciberespacio, ha sido el terreno donde se ha desarrollado el teletrabajo.
5.516
empleados hasta el 2018, se han registrado en esta modalidad de labores

El trabajo en casa atrae a empresas en Ecuador

El teletrabajo es una modalidad que permite al trabajador realizar sus labores profesionales desde la comodidad de su casa.

Hasta el momento se registran 8.500 personas que operan bajo la modalidad del teletrabajo. Esta tendencia incrementó en los últimos dos años. La proyección a fin del 2019 es llegar a los 11.500.

Trabajar desde casa es una opción en Ecuador. Sin embargo, esa modalidad laboral todavía no alcanza los resultados proyectados en el 2016.
En este año 2019 se creó por acuerdos ministeriales el teletrabajo para las empresas privadas. Un año después se estableció que esta metodología también puede implementarse en el sector público.


El objetivo en 2016 era tener 76.000 teletrabajadores al 2018. Sin embargo, hasta junio de ese año solo se cumplió en el 7,2 por ciento esa proyección, al registrarse 5.516 empleados, según el Ministerio de Trabajo.


El último cierre de esa cartera de Estado indica que esa cifra se incrementó a 8.500 teletrabajadores hasta este mes de abril. De ese número, el 60 por ciento labora en empresas de Pichincha y Guayas.


Entre ellos se encuentran las 800 personas de la empresa Telefónica Movistar y los 70 empleados del Banco Pichincha.
En esa última institución esa modalidad arrancó hace dos años, con seis empleados. Uno de ellos es Paulina Cifuentes, que trabaja en el departamento de Recursos Humanos desde su casa, en el valle de Los Chillos, en el suroriente de Quito.


Ella cumple sus funciones con ayuda del uso de las tecnologías de la información y comunicación, TIC.
“El teletrabajo te permite gestionar de manera eficiente los tiempos de descanso y, al mismo tiempo, aumentar la productividad”, indicó Cifuentes.


Su empleador, José Luis Muñoz, vicepresidente de Recursos Humanos del banco, afirmó que seguirán sumando en la institución este tipo de labor.
Por eso, Andrés Madero, ministro de Trabajo, cree que esa iniciativa de la empresa privada y los avances en el sector público, permitirán que hasta fines de año haya 11.500 teletrabajadores.


Además, adelantó que este tipo de modalidad estará dentro de las reformas laborales que prepara el Gobierno Nacional.
La tarea la lidera el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios. “Se buscará precautelar el derecho de los trabajadores”, afirmó el Ministro.
Según esa cartera de Estado, los trabajadores que deseen aplicar a esta nueva metodología deben tener un acuerdo anticipado con los empleadores.


Al teletrabajo pueden optar las madres en periodo de lactancia, embarazadas, personas con discapacidad, con enfermedades catastróficas y adultos mayores.
La modalidad del teletrabajo aparece como una alternativa al trabajo de oficina que suele abrumar a muchos, gracias al progreso de las telecomunicaciones. (I)
móviles. Son quienes pueden trabajar desde cualquier ubicación y pueden trasladarse de un país a otro, sin afectación.


autónomos. No dependen de un empleador, desarrollan proyectos de forma autónoma y no entregan cuentas a un patrón,
suplementarios. A ellos se les exige presencia física en la empresa periódicamente, según lo establezca el contrato laboral.


El auge y la evolución de las herramientas tecnológicas a través del ciberespacio, ha sido el terreno donde se ha desarrollado el teletrabajo.
5.516
empleados hasta el 2018, se han registrado en esta modalidad de labores