Gobierno ecuatoriano busca estrategias para evitar violencia en cárceles

María Paula Romo, ministra del Interior de Ecuador, señaló este martes 21 de mayo de 2019 que se trabaja junto con la Policía Nacional (PN) y las Fuerzas Armadas del Ecuador para incrementar la seguridad en algunas cárceles del país y evitar mayores inconvenientes en las instalaciones.

“La Policía Nacional apoya con la seguridad en las cárceles, en los pabellones de máxima seguridad y en los filtros de entrada (…) parte de lo que busca el Decreto firmado por el Presidente hace unos días es que las Fuerzas Armadas puedan encargarse del primer filtro de acceso, donde se debe mejorar el control de filtros prohibidos”, detalló Romo en Ecuador TV.


Este mecanismo permitiría que la PN tenga unos 1.500 a 2.000 efectivos para apoyar la seguridad en el interior de las cárceles y Centros de Rehabilitación Social (CRS) del país, aseguró la Ministra.

Entre otras medidas, se asignarán recursos para mejorar las capacidades y tecnología de los scanners de las entradas de los recintos. A su vez, Romo reconoció el hacinamiento de las prisiones que “tiene que atenderse”.

El hacinamiento en las cárceles del país sobrepasa el 40% de lo permitido, lo que representa uno de los mayores problemas del actual sistema de rehabilitación social.

“El Ecuador entró en años anteriores en un modelo de grandes centros penitenciarios, hay tres CRS, que albergan a más de 5 mil personas, es un modelo de difícil manejo, y difícil de cambiar de un día para el otro, el Gobierno lo está atendiendo”, añadió Romo.

Para afrontar la situación son necesarios cerca de $25 millones, según informó PublicaFM.

A criterio del Director del Servicio Nacional de Rehabilitación Social, Ernesto Pazmiño, servirán para resolver una problemática de planificación heredada.

“Para un primer momento necesitaríamos alrededor de 25 millones de dólares. Sólo se necesitan cerca de $4 millones y medio para modernizar tecnológicamente el control”, dijo Pazmiño.

En 2011, ya hubo una declaratoria a través de la cual el gobierno de Rafael Correa gestionó la construcción de tres nuevos centros de rehabilitación en Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

“Yo decía que es anti técnico y era tan sencillo, las reglas de Naciones Unidas para el tratamiento de reclusos dicen que las cárceles no pueden albergar a más allá de 500 personas para que la rehabilitación sea personalizada. Cómo puede usted rehabilitar en espacios hacinados, donde tengo talleres para 5 mil personas y están 40 mil, es imposible”, refirió Pazmiño.

La población carcelaria bordea actualmente los 41 mil internos. Los 55 centros de rehabilitación existentes tienen una sobrepoblación superior al 40%; es decir que hay 10 mil 495 presos más de lo permitido. ECUADOR TV

(I)

Gobierno ecuatoriano busca estrategias para evitar violencia en cárceles

María Paula Romo, ministra del Interior de Ecuador, señaló este martes 21 de mayo de 2019 que se trabaja junto con la Policía Nacional (PN) y las Fuerzas Armadas del Ecuador para incrementar la seguridad en algunas cárceles del país y evitar mayores inconvenientes en las instalaciones.

“La Policía Nacional apoya con la seguridad en las cárceles, en los pabellones de máxima seguridad y en los filtros de entrada (…) parte de lo que busca el Decreto firmado por el Presidente hace unos días es que las Fuerzas Armadas puedan encargarse del primer filtro de acceso, donde se debe mejorar el control de filtros prohibidos”, detalló Romo en Ecuador TV.


Este mecanismo permitiría que la PN tenga unos 1.500 a 2.000 efectivos para apoyar la seguridad en el interior de las cárceles y Centros de Rehabilitación Social (CRS) del país, aseguró la Ministra.

Entre otras medidas, se asignarán recursos para mejorar las capacidades y tecnología de los scanners de las entradas de los recintos. A su vez, Romo reconoció el hacinamiento de las prisiones que “tiene que atenderse”.

El hacinamiento en las cárceles del país sobrepasa el 40% de lo permitido, lo que representa uno de los mayores problemas del actual sistema de rehabilitación social.

“El Ecuador entró en años anteriores en un modelo de grandes centros penitenciarios, hay tres CRS, que albergan a más de 5 mil personas, es un modelo de difícil manejo, y difícil de cambiar de un día para el otro, el Gobierno lo está atendiendo”, añadió Romo.

Para afrontar la situación son necesarios cerca de $25 millones, según informó PublicaFM.

A criterio del Director del Servicio Nacional de Rehabilitación Social, Ernesto Pazmiño, servirán para resolver una problemática de planificación heredada.

“Para un primer momento necesitaríamos alrededor de 25 millones de dólares. Sólo se necesitan cerca de $4 millones y medio para modernizar tecnológicamente el control”, dijo Pazmiño.

En 2011, ya hubo una declaratoria a través de la cual el gobierno de Rafael Correa gestionó la construcción de tres nuevos centros de rehabilitación en Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

“Yo decía que es anti técnico y era tan sencillo, las reglas de Naciones Unidas para el tratamiento de reclusos dicen que las cárceles no pueden albergar a más allá de 500 personas para que la rehabilitación sea personalizada. Cómo puede usted rehabilitar en espacios hacinados, donde tengo talleres para 5 mil personas y están 40 mil, es imposible”, refirió Pazmiño.

La población carcelaria bordea actualmente los 41 mil internos. Los 55 centros de rehabilitación existentes tienen una sobrepoblación superior al 40%; es decir que hay 10 mil 495 presos más de lo permitido. ECUADOR TV

(I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete