Directivos de Novaestrat rindieron versión en la Fiscalía

La Fiscalía General del Estado tomó las versiones, la madrugada de este martes 17 de septiembre del 2019, de William Roberto G. y Agustín M., representante legal y presidente de la empresa Novaestrat, respectivamente, señalados dentro del caso que se investiga por presunta filtración de información personal revelada de alrededor de 20 millones de ecuatorianos, incluidas personas fallecidas y menores de edad. Según la Fiscalía, durante las diligencias se recabó información sobre las relaciones comerciales de la empresa y los procesos en sus negocios.

Esta información servirá para profundizar las investigaciones, para lo cual Fiscalía continuará practicando diligencias. Como parte de la misma investigación, la tarde y noche del lunes 16 de septiembre se ejecutó un allanamiento al domicilio de William Roberto G., en donde se incautaron equipos electrónicos, dispositivos de almacenamiento y documentación.

Novaestrat es una empresa consultora especializada en servicios de marketing, desarrollo de software y análisis de datos, que sería la propietaria del servidor, alojado en Miami, Estados Unidos, de donde habrían salido los datos. William Roberto G. fue retenido en la provincia de Esmeraldas y trasladado a Quito, donde se lleva la investigación. Tras la toma de versiones, los implicados fueron liberados. El ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, anunció horas antes que se había abierto una "investigación penal" sobre el caso y ante la posible participación de antiguos "funcionarios públicos".

El Gobierno reconoció este lunes que se produjo una filtración masiva de datos de millones de ecuatorianos, al tiempo que aseguró que no hubo hackeo y que en estos momentos la información está protegida. El alto funcionario apuntó a la posible sustracción de datos de las bases del sistema nacional de información creado por el Ejecutivo de Rafael Correa (2007-20017) para "justamente convalidar las bases de datos que tenían en protección social, salud y educación" y que "lastimosamente no se han cuidado los protocolos ni manuales específicos que permitan proteger los datos personales".

El caso saltó a la luz pública a primera hora del lunes en Ecuador, después de que la empresa israelí vpnMentor revelara que datos sensibles de 20 millones de ecuatorianos -entre ellos fallecidos- habían quedado expuestos en un servidor en Miami, pertenecientes a la firma ecuatoriana Novaestrat.

Michelena también confirmó que el Gobierno ecuatoriano recibió una alerta sobre que la información en esa plataforma no estaba protegida el pasado 11 de septiembre, por lo que a través de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) se aplicaron los protocolos necesarios proteger los datos. (I)

Directivos de Novaestrat rindieron versión en la Fiscalía

La Fiscalía General del Estado tomó las versiones, la madrugada de este martes 17 de septiembre del 2019, de William Roberto G. y Agustín M., representante legal y presidente de la empresa Novaestrat, respectivamente, señalados dentro del caso que se investiga por presunta filtración de información personal revelada de alrededor de 20 millones de ecuatorianos, incluidas personas fallecidas y menores de edad. Según la Fiscalía, durante las diligencias se recabó información sobre las relaciones comerciales de la empresa y los procesos en sus negocios.

Esta información servirá para profundizar las investigaciones, para lo cual Fiscalía continuará practicando diligencias. Como parte de la misma investigación, la tarde y noche del lunes 16 de septiembre se ejecutó un allanamiento al domicilio de William Roberto G., en donde se incautaron equipos electrónicos, dispositivos de almacenamiento y documentación.

Novaestrat es una empresa consultora especializada en servicios de marketing, desarrollo de software y análisis de datos, que sería la propietaria del servidor, alojado en Miami, Estados Unidos, de donde habrían salido los datos. William Roberto G. fue retenido en la provincia de Esmeraldas y trasladado a Quito, donde se lleva la investigación. Tras la toma de versiones, los implicados fueron liberados. El ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, anunció horas antes que se había abierto una "investigación penal" sobre el caso y ante la posible participación de antiguos "funcionarios públicos".

El Gobierno reconoció este lunes que se produjo una filtración masiva de datos de millones de ecuatorianos, al tiempo que aseguró que no hubo hackeo y que en estos momentos la información está protegida. El alto funcionario apuntó a la posible sustracción de datos de las bases del sistema nacional de información creado por el Ejecutivo de Rafael Correa (2007-20017) para "justamente convalidar las bases de datos que tenían en protección social, salud y educación" y que "lastimosamente no se han cuidado los protocolos ni manuales específicos que permitan proteger los datos personales".

El caso saltó a la luz pública a primera hora del lunes en Ecuador, después de que la empresa israelí vpnMentor revelara que datos sensibles de 20 millones de ecuatorianos -entre ellos fallecidos- habían quedado expuestos en un servidor en Miami, pertenecientes a la firma ecuatoriana Novaestrat.

Michelena también confirmó que el Gobierno ecuatoriano recibió una alerta sobre que la información en esa plataforma no estaba protegida el pasado 11 de septiembre, por lo que a través de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) se aplicaron los protocolos necesarios proteger los datos. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete