Devolución de intereses será hasta el 15 de febrero

Para esa fecha las entidades financieras tendrán que reportar a la Superintendencia de Bancos los reembolsos que realizaron a sus clientes.
En Ecuador existen más de tres millones de tarjetas de crédito en circulación. Visa, Mastercard y Diners Club son las marcas más utilizadas por los clientes.
FOTO: El Telégrafo

Los últimos acontecimientos en torno a las tarjetas de crédito, entre otras cosas, pusieron en evidencia que en el país aún es incipiente el nivel de educación financiera en la población.

Natalia Garzón, directora ejecutiva de Fundación Bienestar de Mutualista Pichincha, comenta que al no poseer al menos un conocimiento básico de los servicios financieros los usuarios no pueden sacar pleno provecho de ellos y son susceptibles a confusiones, lo cual puede resultar perjudicial.

La tarjeta de crédito puede convertirse en un dolor de cabeza si, por ejemplo, el cliente la usa para consumos diarios y no para facilitar pagos a largo plazo o cubrir emergencias. La deuda se torna compleja de pagar.

“Es un instrumento financiero que brinda comodidad, pero también es importante conocer las condiciones de su manejo”, recalcó Garzón.

La experta en finanzas personales destaca que el usuario debe perder el miedo a preguntar y exigir al banco que resuelva todas sus inquietudes.

Ya sea por vía telefónica o en ventanilla, la institución financiera está en la obligación de proporcionar al cliente toda la información que requiera.

Incluso, recuerda Garzón, existen defensores del cliente en cada institución bancaria. Ellos canalizan los reclamos de los ciudadanos. (I)

Devolución de intereses será hasta el 15 de febrero

En Ecuador existen más de tres millones de tarjetas de crédito en circulación. Visa, Mastercard y Diners Club son las marcas más utilizadas por los clientes.
FOTO: El Telégrafo

Los últimos acontecimientos en torno a las tarjetas de crédito, entre otras cosas, pusieron en evidencia que en el país aún es incipiente el nivel de educación financiera en la población.

Natalia Garzón, directora ejecutiva de Fundación Bienestar de Mutualista Pichincha, comenta que al no poseer al menos un conocimiento básico de los servicios financieros los usuarios no pueden sacar pleno provecho de ellos y son susceptibles a confusiones, lo cual puede resultar perjudicial.

La tarjeta de crédito puede convertirse en un dolor de cabeza si, por ejemplo, el cliente la usa para consumos diarios y no para facilitar pagos a largo plazo o cubrir emergencias. La deuda se torna compleja de pagar.

“Es un instrumento financiero que brinda comodidad, pero también es importante conocer las condiciones de su manejo”, recalcó Garzón.

La experta en finanzas personales destaca que el usuario debe perder el miedo a preguntar y exigir al banco que resuelva todas sus inquietudes.

Ya sea por vía telefónica o en ventanilla, la institución financiera está en la obligación de proporcionar al cliente toda la información que requiera.

Incluso, recuerda Garzón, existen defensores del cliente en cada institución bancaria. Ellos canalizan los reclamos de los ciudadanos. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete