Defensoría pide medida contra abusos de curas

La Fiscalía General del Estado registra 23 casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes en el país; las agresiones han ocurrido en las provincias Pichincha, Azuay, Imbabura, Los Ríos y Guayas.
El sacerdote Néstor Genaro B. lleva tres años en la parroquia de Guápulo (en el nororiente de Quito).
FOTO: Carina Acosta EL TELÉGRAFO

La Defensoría del Pueblo exhortó a la Arquidiócesis de Quito y a la Conferencia Episcopal a que tomen medidas “urgentes e inmediatas” contra el párroco que el domingo fue acusado de agredir sexualmente a dos menores de edad en la capital.

En un pronunciamiento público, la institución conminó a la Iglesia a que responda “a los casos de violencia contra las mujeres en las que están involucrados sacerdotes católicos, incluido el último caso reportado en Quito”.

El sacerdote de la iglesia del barrio Guápulo fue acusado de un presunto delito de abuso sexual a dos hermanas de 10 y 14 años, informó la Fiscalía.

El Ministerio público de la provincia de Pichincha, de la que Quito es la capital, formuló cargos contra Néstor Genaro B., el párroco de la iglesia de Guápulo por haber, presuntamente, realizado tocamientos íntimos a las dos menores.

La jueza Geovanna Palacios dictó prisión preventiva contra el acusado en la audiencia previa llevada a cabo este domingo en la Unidad de Flagrancia de Pichincha, con el objetivo de “garantizar su comparecencia dentro del juicio”.

Ante esto, la Orden Franciscana condenó la actuación del sacerdote. “Estamos abiertos y dispuestos a colaborar con la justicia para la respectiva investigación”. En un comunicado de prensa señaló que espera que “se esclarezcan los hechos”.

Desde 2010 a la fecha, la Fiscalía contabiliza un total de 23 casos que involucran a sacerdotes con abusos sexuales en el país.
Por ejemplo, en Pichincha son seis casos. Hay seis casos en Azuay, de ellos cinco son contra el sacerdote César C, pero todos los procesos están en investigación previa, no han avanzado más en el proceso judicial. (I)

DESTACADO
En Guayas, la Fiscalía registra ocho casos. Entre ellos el de Juan B., violado por el sacerdote Luis I., quien era capellán del Espíritu Santo.

Defensoría pide medida contra abusos de curas

El sacerdote Néstor Genaro B. lleva tres años en la parroquia de Guápulo (en el nororiente de Quito).
FOTO: Carina Acosta EL TELÉGRAFO

La Defensoría del Pueblo exhortó a la Arquidiócesis de Quito y a la Conferencia Episcopal a que tomen medidas “urgentes e inmediatas” contra el párroco que el domingo fue acusado de agredir sexualmente a dos menores de edad en la capital.

En un pronunciamiento público, la institución conminó a la Iglesia a que responda “a los casos de violencia contra las mujeres en las que están involucrados sacerdotes católicos, incluido el último caso reportado en Quito”.

El sacerdote de la iglesia del barrio Guápulo fue acusado de un presunto delito de abuso sexual a dos hermanas de 10 y 14 años, informó la Fiscalía.

El Ministerio público de la provincia de Pichincha, de la que Quito es la capital, formuló cargos contra Néstor Genaro B., el párroco de la iglesia de Guápulo por haber, presuntamente, realizado tocamientos íntimos a las dos menores.

La jueza Geovanna Palacios dictó prisión preventiva contra el acusado en la audiencia previa llevada a cabo este domingo en la Unidad de Flagrancia de Pichincha, con el objetivo de “garantizar su comparecencia dentro del juicio”.

Ante esto, la Orden Franciscana condenó la actuación del sacerdote. “Estamos abiertos y dispuestos a colaborar con la justicia para la respectiva investigación”. En un comunicado de prensa señaló que espera que “se esclarezcan los hechos”.

Desde 2010 a la fecha, la Fiscalía contabiliza un total de 23 casos que involucran a sacerdotes con abusos sexuales en el país.
Por ejemplo, en Pichincha son seis casos. Hay seis casos en Azuay, de ellos cinco son contra el sacerdote César C, pero todos los procesos están en investigación previa, no han avanzado más en el proceso judicial. (I)

DESTACADO
En Guayas, la Fiscalía registra ocho casos. Entre ellos el de Juan B., violado por el sacerdote Luis I., quien era capellán del Espíritu Santo.

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete