Crisis en Cataluña genera protestas

Unas 45.000 personas se concentraron ayer en Madrid para protestar contra la política del gobierno socialista de Sánchez y pedir elecciones anticipadas.
Miles de personas se concentraron ayer en apoyo a la Constitución, bajo el lema “catalanes con la España constitucional”.
FOTO: Toni Albir EFE

Unas 45.000 personas, según la Policía española, se concentraron ayer en Madrid para protestar contra la política del gobierno socialista en la crisis catalana y pedir elecciones anticipadas, convocados por la oposición de centroderecha, a la que se sumó el partido ultraderechista Vox.

Bajo el lema: “Por una España unida, ¡elecciones ya!”, los manifestantes estuvieron acompañados de miles de banderas de España.
Acudieron también los líderes del conservador Partido Popular, Pablo Casado, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, a quienes se sumó el presidente del ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

Casado denunció la “rendición socialista” y los “tratos bajo la mesa” que, a su juicio, ha desarrollado el Gobierno socialista de Pedro Sánchez, por lo que insistió en pedir elecciones generales. “El tiempo de Sánchez ya ha acabado”, concluyó. Además, Rivera exigió elecciones.

Abascal abogó por la suspensión de la autonomía en Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de “traición”.

La concentración finalizó con la lectura de un manifiesto. (I)

Crisis en Cataluña genera protestas

Miles de personas se concentraron ayer en apoyo a la Constitución, bajo el lema “catalanes con la España constitucional”.
FOTO: Toni Albir EFE

Unas 45.000 personas, según la Policía española, se concentraron ayer en Madrid para protestar contra la política del gobierno socialista en la crisis catalana y pedir elecciones anticipadas, convocados por la oposición de centroderecha, a la que se sumó el partido ultraderechista Vox.

Bajo el lema: “Por una España unida, ¡elecciones ya!”, los manifestantes estuvieron acompañados de miles de banderas de España.
Acudieron también los líderes del conservador Partido Popular, Pablo Casado, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, a quienes se sumó el presidente del ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

Casado denunció la “rendición socialista” y los “tratos bajo la mesa” que, a su juicio, ha desarrollado el Gobierno socialista de Pedro Sánchez, por lo que insistió en pedir elecciones generales. “El tiempo de Sánchez ya ha acabado”, concluyó. Además, Rivera exigió elecciones.

Abascal abogó por la suspensión de la autonomía en Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de “traición”.

La concentración finalizó con la lectura de un manifiesto. (I)