CEIPLA y la Prefectura de Tungurahua fortalecerán el sector productivo y social

El martes 14 de mayo de 2019, se posesionó el nuevo prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, y la viceprefecta Saida Haig. La celebración se realizó en el auditorio de la Prefectura, donde varios dirigentes e instituciones asistieron, entre ellas la Corporación de Emprendimiento e Innovación Productiva Latinoamérica (CEIPLA). El acto duró cuatro horas aproximadamente y fueron los movimientos indígenas y los agroproductores de la provincia quienes realizaron la entrega del bastón de mando a las autoridades.

El presidente de CEIPLA, Marcelo Gutiérrez, dialogó y expuso su disposición de trabajar en conjunto con los titulares electos para fortalecer el desarrollo de la localidad, por lo que se pactó una reunión de trabajo para el día siguiente.

En la mañana del 15 de mayo se reunieron en el despacho de la Prefectura, Manuel Caizabanda, prefecto de Tungurahua, Narcisa Masaquisa esposa del prefecto, Sayda Haig, viceprefecta, Geovany Litardo y Sobeyda Ibarra, por el lado de CEIPLA asistió su presidente, Marcelo Gutiérrez. La finalidad fue juntar recursos y servicios de cada institución para mejorar la calidad de vida en temas productivos, financieros, sociales y familiares. CEIPLA presentó su modelo de ecosistema de cooperación, el cual está enfocado en la gente y el desarrollo sostenible de la familia ecuatoriana, por su parte, Caizabanda sostuvo que su trabajo estará encaminado en atender a todos los sectores sin discriminación.

Además, se trataron otros temas de importancia para la localidad, como el Fondo de Agua y y las primeras acciones en conjunto con la Cámara Nacional de Calzado (CALTU). Los beneficios también se expresaron en relación a otras provincias aledañas con el fin de generar mancomunidades que impulsen al sector real y la integración económica, todo bajo una lógica de soberanía alimentaria y Sumak Kawsay. La junta concluyó con la firma de un convenio macro de cooperación interinstitucional en beneficio del emprendedor, empresario, artesano, organizaciones sociales, civiles y centros productivos.

En Tungurahua, el desarrollo se construyó sobre la base de la participación de la ciudadanía, modelo que continuará con las nuevas autoridades. Sin embargo, esta alianza no solo se enfocará en temas financieros, sino que utilizará el ecosistema de cooperación para desarrollar encadenamientos productivos y sociales, además de entregar capacitaciones para la especialización en distintos temas, apoyo a miles de emprendedores bajo la lógica de acompañamiento y seguimiento de sus negocios, oportunidad de ingresar al mercado nacional e internacional, entre otros.   

Estas acciones se conectan con la frase expuesta por el flamante Prefecto, mientras se posesionaba: “No vamos a defraudar, vamos a cumplir para que nuestra provincia siga siendo diferente a las demás, con progreso, trabajo y desarrollo”.

CEIPLA y la Prefectura de Tungurahua fortalecerán el sector productivo y social

El martes 14 de mayo de 2019, se posesionó el nuevo prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, y la viceprefecta Saida Haig. La celebración se realizó en el auditorio de la Prefectura, donde varios dirigentes e instituciones asistieron, entre ellas la Corporación de Emprendimiento e Innovación Productiva Latinoamérica (CEIPLA). El acto duró cuatro horas aproximadamente y fueron los movimientos indígenas y los agroproductores de la provincia quienes realizaron la entrega del bastón de mando a las autoridades.

El presidente de CEIPLA, Marcelo Gutiérrez, dialogó y expuso su disposición de trabajar en conjunto con los titulares electos para fortalecer el desarrollo de la localidad, por lo que se pactó una reunión de trabajo para el día siguiente.

En la mañana del 15 de mayo se reunieron en el despacho de la Prefectura, Manuel Caizabanda, prefecto de Tungurahua, Narcisa Masaquisa esposa del prefecto, Sayda Haig, viceprefecta, Geovany Litardo y Sobeyda Ibarra, por el lado de CEIPLA asistió su presidente, Marcelo Gutiérrez. La finalidad fue juntar recursos y servicios de cada institución para mejorar la calidad de vida en temas productivos, financieros, sociales y familiares. CEIPLA presentó su modelo de ecosistema de cooperación, el cual está enfocado en la gente y el desarrollo sostenible de la familia ecuatoriana, por su parte, Caizabanda sostuvo que su trabajo estará encaminado en atender a todos los sectores sin discriminación.

Además, se trataron otros temas de importancia para la localidad, como el Fondo de Agua y y las primeras acciones en conjunto con la Cámara Nacional de Calzado (CALTU). Los beneficios también se expresaron en relación a otras provincias aledañas con el fin de generar mancomunidades que impulsen al sector real y la integración económica, todo bajo una lógica de soberanía alimentaria y Sumak Kawsay. La junta concluyó con la firma de un convenio macro de cooperación interinstitucional en beneficio del emprendedor, empresario, artesano, organizaciones sociales, civiles y centros productivos.

En Tungurahua, el desarrollo se construyó sobre la base de la participación de la ciudadanía, modelo que continuará con las nuevas autoridades. Sin embargo, esta alianza no solo se enfocará en temas financieros, sino que utilizará el ecosistema de cooperación para desarrollar encadenamientos productivos y sociales, además de entregar capacitaciones para la especialización en distintos temas, apoyo a miles de emprendedores bajo la lógica de acompañamiento y seguimiento de sus negocios, oportunidad de ingresar al mercado nacional e internacional, entre otros.   

Estas acciones se conectan con la frase expuesta por el flamante Prefecto, mientras se posesionaba: “No vamos a defraudar, vamos a cumplir para que nuestra provincia siga siendo diferente a las demás, con progreso, trabajo y desarrollo”.