Caos deja muertos en Chile

Los disturbios que se registraron en varias ciudades de Chile durante la noche del domingo dejaron un saldo de tres personas fallecidas, 50 policías y militares heridos y 350 actos de violencia, indicó el ministro del Interior, Andrés Chadwick.


Con estas tres nuevas víctimas fatales, la cifra de fallecidos desde que hace tres días se agudizó la violencia en el país se elevó a once.


Chadwick explicó que dos de los fallecidos de las últimas horas murieron calcinados en un comercio que fue saqueado e incendiado, mientras el tercero murió en la ciudad de Coquimbo por un disparo que, al parecer, efectuaron los cuerpos de seguridad que mantienen el orden en varias ciudades donde se decretó toque de queda.
El titular de Interior señaló que los hechos violentos más graves fueron los saqueos en 110 supermercados, 14 de los cuales además fueron incendiados.


El ministro consideró que los incidentes de los dos últimos días refuerzan su teoría de que la oleada de violencia que azota a Chile tiene un alto grado de organización entre grupos de delincuentes.


Los primeros ataques tuvieron como objetivo el metro de Santiago y los últimos se han cebado con los supermercados, algo que en su opinión, refleja la voluntad de los vándalos de “causar un daño a la ciudadanía en objetivos esenciales para desarrollar su vida cotidiana”.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo el domingo que el país está en “guerra” contra los grupos violentos, una afirmación criticada por amplios sectores políticos y sociales que Chadwick matizó ayer.


“El presidente ha señalado una expresión que demuestra la decisión con que queremos combatir el vandalismo”, apuntó el ministro del Interior. (I)

Caos deja muertos en Chile

Los disturbios que se registraron en varias ciudades de Chile durante la noche del domingo dejaron un saldo de tres personas fallecidas, 50 policías y militares heridos y 350 actos de violencia, indicó el ministro del Interior, Andrés Chadwick.


Con estas tres nuevas víctimas fatales, la cifra de fallecidos desde que hace tres días se agudizó la violencia en el país se elevó a once.


Chadwick explicó que dos de los fallecidos de las últimas horas murieron calcinados en un comercio que fue saqueado e incendiado, mientras el tercero murió en la ciudad de Coquimbo por un disparo que, al parecer, efectuaron los cuerpos de seguridad que mantienen el orden en varias ciudades donde se decretó toque de queda.
El titular de Interior señaló que los hechos violentos más graves fueron los saqueos en 110 supermercados, 14 de los cuales además fueron incendiados.


El ministro consideró que los incidentes de los dos últimos días refuerzan su teoría de que la oleada de violencia que azota a Chile tiene un alto grado de organización entre grupos de delincuentes.


Los primeros ataques tuvieron como objetivo el metro de Santiago y los últimos se han cebado con los supermercados, algo que en su opinión, refleja la voluntad de los vándalos de “causar un daño a la ciudadanía en objetivos esenciales para desarrollar su vida cotidiana”.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo el domingo que el país está en “guerra” contra los grupos violentos, una afirmación criticada por amplios sectores políticos y sociales que Chadwick matizó ayer.


“El presidente ha señalado una expresión que demuestra la decisión con que queremos combatir el vandalismo”, apuntó el ministro del Interior. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete