Baja mortalidad vinculada al Sida en Latinoamérica

En Latinoamérica aún se registran altos índices de nuevos contangios de VIH.

Los especialistas han llamado la atención sobre la necesidad de mejorar el acceso a los medicamentos, extender el uso de la píldora que previene el VIH en Latinoamérica.

Latinoamérica sigue reportando un aumento de contagios con VIH, en especial en Chile, Bolivia, Costa Rica y Brasil, aunque la cifra de muertes vinculadas con el sida ha disminuido debido a un mayor acceso al tratamiento, subrayaron expertos por el día mundial de la lucha contra esa enfermedad que se celebra hoy.

Se calcula que 2'000.000 de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe y cada año cerca de 35.000 pierden la vida por causas relacionadas con el sida.

Pese a los avances en el tratamiento, la falta de acceso a los servicios de salud, el estigma, la discriminación y la creciente migración se mantienen como los principales desafíos para la región.

De hecho, la ONU ha alertado del desplome de la cobertura del tratamiento en Venezuela, que ha obligado a muchas personas con VIH a migrar para recibir medicamentos y atención en salud en otros países.

Extremos en contagios
La cifra anual de muertes relacionadas con el sida en Latinoamérica disminuyó un 14 por ciento entre 2010 y 2018, año en el que se reportaron 35.000 fallecimientos, pero las nuevas infecciones aumentaron un siete por ciento.

Se estima que 100.000 personas contrajeron el virus solo en 2018, de las cuales una de cada cinco eran jóvenes de entre 15 y 24 años.

"Aproximadamente la mitad de los países de la región ha experimentado un alza en la incidencia, nuevas infecciones, entre 2010 y 2018. Los mayores aumentos se produjeron en Chile, 34 por ciento, Bolivia, 22 por ciento, Brasil, 21 por ciento, y Costa Rica, 21 por ciento,", detalló Maeve de Mello, asesora regional en prevención del VIH de la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

Datos de la ONU de 2018 muestran que las infecciones también crecieron en Uruguay, 9 por ciento, Honduras, 7 por ciento, Guatemala, 6 por ciento, y Argentina, 2 por ciento, mientras que México se mantuvo estable.

De Mello subraya que la tasa regional se ve marcada por Brasil, debido a su cantidad de población. "De hecho, si no se contara ese país, la cifra de contagios de la región para ese mismo periodo habría descendido un 5 por ciento", agrega. (I)

Baja mortalidad vinculada al Sida en Latinoamérica

En Latinoamérica aún se registran altos índices de nuevos contangios de VIH.

Los especialistas han llamado la atención sobre la necesidad de mejorar el acceso a los medicamentos, extender el uso de la píldora que previene el VIH en Latinoamérica.

Latinoamérica sigue reportando un aumento de contagios con VIH, en especial en Chile, Bolivia, Costa Rica y Brasil, aunque la cifra de muertes vinculadas con el sida ha disminuido debido a un mayor acceso al tratamiento, subrayaron expertos por el día mundial de la lucha contra esa enfermedad que se celebra hoy.

Se calcula que 2'000.000 de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe y cada año cerca de 35.000 pierden la vida por causas relacionadas con el sida.

Pese a los avances en el tratamiento, la falta de acceso a los servicios de salud, el estigma, la discriminación y la creciente migración se mantienen como los principales desafíos para la región.

De hecho, la ONU ha alertado del desplome de la cobertura del tratamiento en Venezuela, que ha obligado a muchas personas con VIH a migrar para recibir medicamentos y atención en salud en otros países.

Extremos en contagios
La cifra anual de muertes relacionadas con el sida en Latinoamérica disminuyó un 14 por ciento entre 2010 y 2018, año en el que se reportaron 35.000 fallecimientos, pero las nuevas infecciones aumentaron un siete por ciento.

Se estima que 100.000 personas contrajeron el virus solo en 2018, de las cuales una de cada cinco eran jóvenes de entre 15 y 24 años.

"Aproximadamente la mitad de los países de la región ha experimentado un alza en la incidencia, nuevas infecciones, entre 2010 y 2018. Los mayores aumentos se produjeron en Chile, 34 por ciento, Bolivia, 22 por ciento, Brasil, 21 por ciento, y Costa Rica, 21 por ciento,", detalló Maeve de Mello, asesora regional en prevención del VIH de la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

Datos de la ONU de 2018 muestran que las infecciones también crecieron en Uruguay, 9 por ciento, Honduras, 7 por ciento, Guatemala, 6 por ciento, y Argentina, 2 por ciento, mientras que México se mantuvo estable.

De Mello subraya que la tasa regional se ve marcada por Brasil, debido a su cantidad de población. "De hecho, si no se contara ese país, la cifra de contagios de la región para ese mismo periodo habría descendido un 5 por ciento", agrega. (I)

Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete