Niveles de contaminación en Cuenca tienden a crecer

Cuenca está encaminada al desarrollo sostenible, pero en ese ámbito tiene otro reto que afrontar: cuidar la calidad de su aire, pues los niveles de contaminación se han elevado en los últimos años y, según los técnicos, la tendencia es que continúe deteriorándose.
La emisión de gases es permanente especialmente en avenidas y calles con alto flujo de buses urbanos. El Tiempo

La calidad del aire es un índicador de bienestar, de calidad de vida, y está asociado al desarrollo de la ciudad. 

Según el último informe de calidad de aire realizado por la EMOV EP en el año 2014, la emisión de MP10, material particulado fino, fue de 31.6 μg/m3 (microgramo/metro cùbico) y en el 2015 de 39.9 μg/m3. El material particulado fino es el conjunto de elementos como el polvo, el hollín y el humo que daña la calidad del aire.

Según estos datos, hay un incremento del 8,3 μg/m3, índices que si bien no superan los límites establecidos por la Norma ecuatoriana de calidad del aire, 50.0 μg/m3, crecen de forma permanente.

Para Claudia Espinoza, monitora de la calidad de aire de la EMOV, el aumento de la emisión de material particulado se debe, en parte, “al incremento de las obras civiles”. 

Ella enfatiza, sin embargo, que la ciudad está en un estado de crecimiento que obliga a tomar conciencia sobre los hábitos que producen el aumento de la contaminación ambiental, y en esto también tienen que ver, y de forma importante, los ciudadanos. 

 Inventario 

De acuerdo al último inventario de emisiones del cantón que elaboró la EMOV, las fuentes más importantes de contaminación son el tráfico vehicular, las térmicas, las industrias, las ladrilleras artesanales, los disolventes y el uso de los químicos en la vegetación.  

Pero más allá de todas estas variables hay que tomar en cuenta que el 75 por ciento de la contaminación atmosférica es causado por el parque automotor, considerando que éste está conformado por unos 110.000 vehículos privados y una flota de 475 buses urbanos. 

Entre las calles con mayor concentración de dióxido de azufre, emisiones producidas por los vehículos, están la Presidente Córdova con 41.8 μg/m3; Calle Larga, con 35.9 μg/m3; y la calle Vega Muñoz, con 32.2 μg/m3. El sector del Camal, con una emisión del 6.17 μg/m3, y el sector de Machángara, con 8.32 menor, son las áreas con menor concentración de dióxido de azufre.

 

 

 Sostenibilidad

El parque automotor crece en un promedio del dos por ciento anual. Este crecimiento es el principal motivo del incremento de los niveles de contaminación ambiental en la ciudad, que cada vez se expande hacia áreas rurales y demanda el uso del vehículo privado.

Para Pablo Osorio, del grupo de investigación Llactalab, ciudades sustentables, la expansión desordenada hacia sectores rurales también genera un aumento considerable en la contaminación ambiental pues “las familias que deciden vivir en estos lugares deben usar más el carro, necesitan más tiempo, más gasolina, y por lo tanto hay más emisiones que dañan nuestro ambiente”, expresó.

Espinoza enfatiza que la mayor fuente de contaminación del aire está asociada con el tráfico vehicular, y la solución para mejorar y cuidar el medio ambiente depende de la “cultura social”. “Si nosotros queremos mejorar la calidad del aire debemos pensar si el 50 o 70 por ciento de la población estaría dispuesta a dejar el vehículo o usarlo de manera consciente”. 

Lee también

Por otro lado, según Espinoza, la eliminación del subsidio a los combustibles, programado para el año 2017, podría significar un cambio positivo: “La gente tendrá un poco más de conciencia del uso del vehículo, el valor para llenar el tanque de gasolina permitirá que las personas den un adecuado uso de los vehículos y la calidad del aire mejorará”. 


 Salud

La exposición a la contaminación del medio ambiente también repercute en la salud de la población con enfermedades que evolucionan a corto o largo plazo, dependiendo de la exposición de las fuentes de emisión.

Andrés Guncay, médico epidemiológico del Ministerio de Salud Pública de la Zonal 6, asegura que hay que considerar a la salud de manera integral y tomar en cuenta asuntos que por lo general no se dan importancia, como el medio ambiente y la calidad del aire. “No solo depende de que haya ausencia de la enfermedad, sino depende básicamente del medio ambiente. Los seres humanos estamos interactuando con un medio ambiente que cambia y eso hace que nuestros problemas también cambien, sobre todo en la parte de la salud”, afirmó.

Uno de estos cambios es el aumento de cuadros alérgicos en niños con una edad promedio de 11 meses a cinco años de edad. En los últimos 10 años las alergias aumentaron entre un 20 y 25 por ciento. Según Guncay, esto se debe a la exposición temprana a los ácaros, hidrocarburos y a la exposición del polvo ya sea fuera o dentro de la casa.

En el año 2015 el hospital Vicente Corral Moscoso atendió a 21.157 pacientes con enfermedades respiratorias que ingresaron por emergencia, mientras 4.881 pacientes fueron atendidos en consulta externa por problemas respiratorios. 

Por eso Cuenca tiene el reto de cuidar el medio ambiente y la calidad del aire, afectado por el crecimiento de la ciudad y que  provoca un incremento en los niveles de contaminación de manera progresiva.(KCJ) (I) 

 Cuenca. 

Lee también 

Niveles de contaminación en Cuenca tienden a crecer

La emisión de gases es permanente especialmente en avenidas y calles con alto flujo de buses urbanos. El Tiempo

La calidad del aire es un índicador de bienestar, de calidad de vida, y está asociado al desarrollo de la ciudad. 

Según el último informe de calidad de aire realizado por la EMOV EP en el año 2014, la emisión de MP10, material particulado fino, fue de 31.6 μg/m3 (microgramo/metro cùbico) y en el 2015 de 39.9 μg/m3. El material particulado fino es el conjunto de elementos como el polvo, el hollín y el humo que daña la calidad del aire.

Según estos datos, hay un incremento del 8,3 μg/m3, índices que si bien no superan los límites establecidos por la Norma ecuatoriana de calidad del aire, 50.0 μg/m3, crecen de forma permanente.

Para Claudia Espinoza, monitora de la calidad de aire de la EMOV, el aumento de la emisión de material particulado se debe, en parte, “al incremento de las obras civiles”. 

Ella enfatiza, sin embargo, que la ciudad está en un estado de crecimiento que obliga a tomar conciencia sobre los hábitos que producen el aumento de la contaminación ambiental, y en esto también tienen que ver, y de forma importante, los ciudadanos. 

 Inventario 

De acuerdo al último inventario de emisiones del cantón que elaboró la EMOV, las fuentes más importantes de contaminación son el tráfico vehicular, las térmicas, las industrias, las ladrilleras artesanales, los disolventes y el uso de los químicos en la vegetación.  

Pero más allá de todas estas variables hay que tomar en cuenta que el 75 por ciento de la contaminación atmosférica es causado por el parque automotor, considerando que éste está conformado por unos 110.000 vehículos privados y una flota de 475 buses urbanos. 

Entre las calles con mayor concentración de dióxido de azufre, emisiones producidas por los vehículos, están la Presidente Córdova con 41.8 μg/m3; Calle Larga, con 35.9 μg/m3; y la calle Vega Muñoz, con 32.2 μg/m3. El sector del Camal, con una emisión del 6.17 μg/m3, y el sector de Machángara, con 8.32 menor, son las áreas con menor concentración de dióxido de azufre.

 

 

 Sostenibilidad

El parque automotor crece en un promedio del dos por ciento anual. Este crecimiento es el principal motivo del incremento de los niveles de contaminación ambiental en la ciudad, que cada vez se expande hacia áreas rurales y demanda el uso del vehículo privado.

Para Pablo Osorio, del grupo de investigación Llactalab, ciudades sustentables, la expansión desordenada hacia sectores rurales también genera un aumento considerable en la contaminación ambiental pues “las familias que deciden vivir en estos lugares deben usar más el carro, necesitan más tiempo, más gasolina, y por lo tanto hay más emisiones que dañan nuestro ambiente”, expresó.

Espinoza enfatiza que la mayor fuente de contaminación del aire está asociada con el tráfico vehicular, y la solución para mejorar y cuidar el medio ambiente depende de la “cultura social”. “Si nosotros queremos mejorar la calidad del aire debemos pensar si el 50 o 70 por ciento de la población estaría dispuesta a dejar el vehículo o usarlo de manera consciente”. 

Lee también

Por otro lado, según Espinoza, la eliminación del subsidio a los combustibles, programado para el año 2017, podría significar un cambio positivo: “La gente tendrá un poco más de conciencia del uso del vehículo, el valor para llenar el tanque de gasolina permitirá que las personas den un adecuado uso de los vehículos y la calidad del aire mejorará”. 


 Salud

La exposición a la contaminación del medio ambiente también repercute en la salud de la población con enfermedades que evolucionan a corto o largo plazo, dependiendo de la exposición de las fuentes de emisión.

Andrés Guncay, médico epidemiológico del Ministerio de Salud Pública de la Zonal 6, asegura que hay que considerar a la salud de manera integral y tomar en cuenta asuntos que por lo general no se dan importancia, como el medio ambiente y la calidad del aire. “No solo depende de que haya ausencia de la enfermedad, sino depende básicamente del medio ambiente. Los seres humanos estamos interactuando con un medio ambiente que cambia y eso hace que nuestros problemas también cambien, sobre todo en la parte de la salud”, afirmó.

Uno de estos cambios es el aumento de cuadros alérgicos en niños con una edad promedio de 11 meses a cinco años de edad. En los últimos 10 años las alergias aumentaron entre un 20 y 25 por ciento. Según Guncay, esto se debe a la exposición temprana a los ácaros, hidrocarburos y a la exposición del polvo ya sea fuera o dentro de la casa.

En el año 2015 el hospital Vicente Corral Moscoso atendió a 21.157 pacientes con enfermedades respiratorias que ingresaron por emergencia, mientras 4.881 pacientes fueron atendidos en consulta externa por problemas respiratorios. 

Por eso Cuenca tiene el reto de cuidar el medio ambiente y la calidad del aire, afectado por el crecimiento de la ciudad y que  provoca un incremento en los niveles de contaminación de manera progresiva.(KCJ) (I) 

 Cuenca. 

Lee también