Colectivo convierte a los ciudadanos en "científicos"

Una bicicleta, un teléfono celular y voluntad es todo lo que se necesita para convertirse en un "científico" que ayude a resolver los problemas de contaminación, ruido y convivencia que provoca el intenso tráfico en nuestra ciudad.
"Científicos" de a pie y pedales monitorean la ciudad para encontrar soluciones a los problemas de movilidad. Franklin Minchala I EL TIEMPO

Ayer el colectivo Llacta Lab abrió las inscripciones para los voluntarios que quieran ser parte de un proyecto denominado Pies y pedales, que busca medir los problemas que a diario enfrentan peatones, ciclistas y pasajeros de transporte público, para proponer soluciones a los conflictos de movilidad.


El proyecto tiene el apoyo de la Universidad de Cuenca, la Universidad del Azuay, la Municipalidad de Cuenca y la empresa privada, esta última entregará premios y reconocimientos a quienes participen de la iniciativa.


“Tienen todo nuestro apoyo. Estamos seguros de que el proyecto marcará un cambio en nuestra ciudad”, dijo Fabián Carrasco, rector de la Universidad Estatal.


Para ser parte del programa, los voluntarios pueden inscribirse en la página web de Llacta Lab a través del link llactalab.ucuenca.edu.ec/pies-y-pedales. Quienes no tengan bicicleta o no deseen portar los equipos, pueden participar del proyecto inscribiéndose y descargando una aplicación móvil que monitorea el día a día del ciudadano común.

 Proyecto
Pies y pedales busca efectuar un estudio de la movilidad a pie y en bicicleta, así como su relación con el espacio público de Cuenca. El colectivo que lleva adelante el proyecto trabaja en coordinación con el Municipio de Cuenca a través del Plan de Movilidad, e irá incorporando los resultados del monitoreo a la planificación de la ciudad.


Se propone ganarle espacio al uso del vehículo particular y dar mayor cabida al peatón y al ciclista para mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación por ruido, fomentar la convivencia social y elevar el nivel de vida de los ciudadanos.


Los resultados finales pueden tomar hasta dos años, indicó María Agusta Hermida, una de las coordinadoras del proyecto, pero los resultados parciales que se reflejen antes serán socializados con el Municipio y se irán reflejando en el blog del colectivo científico Llacta Lab.

 Movilidad

Los datos que maneja Llacta Lab reflejan que el principal medio de transporte de la ciudad son los buses urbanos, un 65 por ciento de los ciudadanos que viven en Cuenca utilizan esta modalidad. En segundo lugar está el vehículo particular con un 20 por ciento de utilización, un siete por ciento prefiere caminar y un dos por ciento utilizan bicicleta.


Aunque el nivel de peatones y ciclistas es bajo, “aún no es tan malo como en otras ciudades”, según Hermida, por lo que un cambio de modalidad sigue siendo posible.


Los resultados también muestran que la mayor parte de usuarios de bus son mujeres, el mayor número de conductores particulares son hombres profesionales y adultos, lo que representa que la movilidad en automotores privados es una cuestión de estatus más que de necesidad.


Estos resultados ya son parte del Plan de Movilidad y Espacios Públicos de Cuenca que busca convertir a la ciudad en un modelo de sostenibilidad, inclusión y ecología urbana, el cual será presentado este mismo año y se marcará las metas de la ciudad durante los próximos 20 años. (JPM) (I) 

Cuenca.

Colectivo convierte a los ciudadanos en "científicos"

"Científicos" de a pie y pedales monitorean la ciudad para encontrar soluciones a los problemas de movilidad. Franklin Minchala I EL TIEMPO

Ayer el colectivo Llacta Lab abrió las inscripciones para los voluntarios que quieran ser parte de un proyecto denominado Pies y pedales, que busca medir los problemas que a diario enfrentan peatones, ciclistas y pasajeros de transporte público, para proponer soluciones a los conflictos de movilidad.


El proyecto tiene el apoyo de la Universidad de Cuenca, la Universidad del Azuay, la Municipalidad de Cuenca y la empresa privada, esta última entregará premios y reconocimientos a quienes participen de la iniciativa.


“Tienen todo nuestro apoyo. Estamos seguros de que el proyecto marcará un cambio en nuestra ciudad”, dijo Fabián Carrasco, rector de la Universidad Estatal.


Para ser parte del programa, los voluntarios pueden inscribirse en la página web de Llacta Lab a través del link llactalab.ucuenca.edu.ec/pies-y-pedales. Quienes no tengan bicicleta o no deseen portar los equipos, pueden participar del proyecto inscribiéndose y descargando una aplicación móvil que monitorea el día a día del ciudadano común.

 Proyecto
Pies y pedales busca efectuar un estudio de la movilidad a pie y en bicicleta, así como su relación con el espacio público de Cuenca. El colectivo que lleva adelante el proyecto trabaja en coordinación con el Municipio de Cuenca a través del Plan de Movilidad, e irá incorporando los resultados del monitoreo a la planificación de la ciudad.


Se propone ganarle espacio al uso del vehículo particular y dar mayor cabida al peatón y al ciclista para mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación por ruido, fomentar la convivencia social y elevar el nivel de vida de los ciudadanos.


Los resultados finales pueden tomar hasta dos años, indicó María Agusta Hermida, una de las coordinadoras del proyecto, pero los resultados parciales que se reflejen antes serán socializados con el Municipio y se irán reflejando en el blog del colectivo científico Llacta Lab.

 Movilidad

Los datos que maneja Llacta Lab reflejan que el principal medio de transporte de la ciudad son los buses urbanos, un 65 por ciento de los ciudadanos que viven en Cuenca utilizan esta modalidad. En segundo lugar está el vehículo particular con un 20 por ciento de utilización, un siete por ciento prefiere caminar y un dos por ciento utilizan bicicleta.


Aunque el nivel de peatones y ciclistas es bajo, “aún no es tan malo como en otras ciudades”, según Hermida, por lo que un cambio de modalidad sigue siendo posible.


Los resultados también muestran que la mayor parte de usuarios de bus son mujeres, el mayor número de conductores particulares son hombres profesionales y adultos, lo que representa que la movilidad en automotores privados es una cuestión de estatus más que de necesidad.


Estos resultados ya son parte del Plan de Movilidad y Espacios Públicos de Cuenca que busca convertir a la ciudad en un modelo de sostenibilidad, inclusión y ecología urbana, el cual será presentado este mismo año y se marcará las metas de la ciudad durante los próximos 20 años. (JPM) (I) 

Cuenca.