Sucesos /

Diez policías integraban peligrosa red delictiva

Quito. Una presunta organización delictiva integrada por 10 miembros de la Policía Nacional, dos civiles y un funcionario público, fue desmantelada la madrugada de ayer, mediante el operativo 'Fortaleza 235'.

César Navas, ministro de Interior, mediante una conferencia de prensa informó que el caso denominado 'Euro' fue investigado desde octubre conjuntamente con la Fiscalía, por el delito de delincuencia organizada.

Navas refirió que, con la intervención de efectivos de las unidades especiales de la Policía, se aplicó el operativo en las provincias de Pichincha, Guayas y Los Ríos, lo que permitió la captura de 10 policías en servicio activo, de dos civiles y del comisario del cantón Ventanas.

Modalidad
El Ministro explicó que los servidores policiales, que prestaban sus servicios en diferentes ciudades del país, en complicidad con individuos que registran antecedentes penales, exmiembros policiales y autoridades cantonales ofertaban falsos prestamos a bajo interés.

Una vez que convencían a sus víctimas las citaban para la entrega del dinero ofertado, pero, cuando se encontraban para este fin, los policías, vestidos de civil, efectuaban falsos operativos antidelincuenciales, en los que aducían haber encontrado drogas y los extorsionaban a pagar entre 15.000 y 30.000 dólares, para dejarlos libres y no involucrarlos en procesos judiciales.

Allanamientos
A través de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional, se informó que durante la operación fuero allanados dos domicilios, las instalaciones de la Policía Judicial y la Unidad de Policía Comunitaria del cantón Ventanas, provincia de Los Ríos. Como indicios constan 12 armas de fuego de dotación policial, 200 cartuchos nueve milímetros, 15 teléfonos celulares, 1.500 dólares en efectivo, 28,6 gramos de marihuana, cuatro gramos de cocaína, 22 prendas policiales y un vehículo.

En la conferencia de prensa también estuvo Ramiro Mantilla, comandante de Policía, quien manifestó que "la comunidad debe seguir confiando en la Policía Nacional. Hay pocos malos funcionarios y contra ellos vamos a ir para investigar y sancionarlos, a fin de tener una Policía transparente y más fortalecida", subrayó.

El jefe policial manifestó que seguirá luchando contra la corrupción, venga de donde venga, para depurar de malos elementos que manchan a la institución. Refirió que, desde el 2013, han sido desvinculados 965 policías y, en lo que va de este año, 61 agentes del orden han sido separados por diversos actos ilegales.

El Ministerio del Interior informó que el servicio de Policía Judicial en Ventanas fue restablecido para atender a la comunidad. (RET) (I)

Visto 1392 veces

Modificado por última vez en: