Sucesos /

Avenida España tomada por prostitutas y homosexuales

Mujeres con atrevidos atuendos diariamente exhiben sus cuerpos en la avenida España, convirtiendo a la principal vía de ingreso a Cuenca en una vitrina para la venta de servicios sexuales.


Para evitar las quemaduras de la piel por los fuertes rayos del sol, caminan protegidas con sombrillas o permanecen bajo las sombras de los árboles.


Ellas sostienen que es un trabajo duro, que lo llevan con dignidad, como cualquier persona que sale a la calle a ganarse el sustento diario, descartan las acusaciones que les involucran en situaciones de violencia y delincuencia.


Sin embargo la Policía tiene catalogado a este sector como zona roja, por los continuos escándalos, agresiones y robos  a los transeúntes.


El negocio del placer se incrementa los fines de semana, desde los jueves en la noche se suman a ellas un considerable número de homosexuales que ocupan las veredas de las avenidas España y Gil Ramírez Dávalos, desde la Terminal Terrestre hasta el redondel del Aeropuerto.


Para seducir a los potenciales clientes los homosexuales son los más atrevidos, se ubican al borde de las aceras y cada vez que pasa un vehículo se levantan las diminutas faldas para mostrar sus partes íntimas, sin importarles si son vistos por menores de edad.


Malestar


El incremento de la prostitución causa malestar a las personas que habitan en la zona, la mayoría prefieren no identificarse por temor a represalias, pero aseguran que en múltiples ocasiones piden la presencia de la Policía para que controlen los escándalos que se arman en horas de la madrugada.


Según los moradores del sector  el control policial resulta insuficiente porque apenas se retiran, las prostitutas, homosexuales y sus compañeros vuelven a tomarse las calles, por lo que piden a las autoridades tomar medidas definitivas para frenar la prostitución que crece sin control.


El propietario de un negocio de vehículos dijo que la presencia de las trabajadoras sexuales perjudica su actividad comercial porque los interesados en adquirir un vehículo generalmente llegan acompañados de la esposa e hijos y al observar a las meretrices se sienten incómodos.


Ventas


Al caer la noche complementan el negocio del sexo los puesto de comida rápida que ofrecen papas fritas, gaseosas, cigarrillos y licor, sitios que generalmente están ocupados por los compañeros sentimentales de las prostitutas y homosexuales, conocidos popularmente como "chulos", que según la Policía son quienes aprovechan de las personas ebrias, que acuden en busca de placer, para robarles sus pertenencias y sustraerse los accesorios de los vehículos.


 

Visto 15029 veces