Región /

En el museo de Azogues se revive la historia cañari

Figura del Taita Carnaval, personaje mitológico que aparece en las fiestas de Carnaval.
Figura del Taita Carnaval, personaje mitológico que aparece en las fiestas de Carnaval.

Piezas arqueológicas e imágenes llaman la atención de quienes visitan el museo Edgar Palomeque Vivar de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar. Aquí se reviven las costumbres y tradiciones del pueblo cañarí, una de las principales culturas ancestrales del Ecuador.



En 1986 se inauguró el museo que lleva el nombre de un expresidente de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar que impulsó la construcción del edificio donde funciona la entidad ubicada en las calles Simón Bolívar y Aurelio Jaramillo.


Olga Romero, responsable del museo, manifestó que según archivos el museo se inauguró con una colección de aproximadamente 1.700 piezas arqueológicas que la Casa de la Cultura adquirió a Carlos Ordóñez Morejón, coleccionista del cantón Cañar.
Romero explicó que con el paso de los años se incrementó el número de piezas a 1901 que por el momento se exponen en vitrinas a cientos de personas que visitan el lugar.


Expresó que en 1996 se crea la sala etnográfica que cuenta los hábitos populares de la provincia del Cañar como fiestas, rituales y oficios que incluyen personajes y vestimentas.

  Piezas

Entre las piezas arqueológicas en barro destaca un cuenco o vasija redonda que contiene una espiral en forma de serpiente y la chakana o cruz andina que pertenece a la fase Narrio.


También sobresale una vasija antropomorfa de una mujer que corresponde a la fase Tacalzhapa, además de un vaso sefalomorfo con fracciones de humanos y animales de la fase Cashaloma que se utilizaba en ceremonias y rituales.


De la fase Inca-cañari se encuentran recipientes en forma de cono que usaban nuestros antepasados para transportar agua.

  Etnografía

Al ingresar a la sala etnográfica se observan imágenes del Taita Carnaval, Rucuyaya, Chola azogueña, entre otras que relatan la historia de la provincia del Cañar antes y después de la llegada de los españoles.


Una de las imágenes más llamativas es la del Taita Carnaval con su camisa blanca, pantalón de tela, poncho de color rojo y su sombrero del que cuelgan cintas multicolores. Junto a él una botella con licor para aguantar las largas horas de trabajo en el campo.


Otra imagen es la del Rucuyaya o también conocido como Yurac que cubre su rostro con una tela blanca. Este personaje es el encargado de guiar las fiestas como un sabio o persona con bastantes conocimientos.


También resalta la imagen de un cañari que en un telar a mano conocido como maquiuana confecciona un poncho. Este instrumento aún lo utilizan los pobladores de los cantones de Cañar, El Tambo y Suscal.


Las imágenes de una curandera efectuando la limpia a un niño, de la toquillera y hormador de sombreros, entre otras también destacan en el museo que lleva 30 años recordando la historia cañari. (BPR) (F)

Azogues.

Visto 1142 veces