Intercultural /

Significado de la indumentaria Saragura, a nivel político y económico

Desde antaño, el talento artesano saraguro, es aprovechado en grandes centros textiles. EL TIEMPO
Desde antaño, el talento artesano saraguro, es aprovechado en grandes centros textiles. EL TIEMPO

Ancestral / texto colaboración del libro ‘La Cultura Espiritual: Una resistencia de los Saraguros en la actualidad.’ Trabajo de tesis en la Maestría de Estudios de la Cultura de la Universidad del Azuay 2008, de la Investigadora Saragura Sisa Pacari Bacacela Gualán.  

Configura procesos de construcción de identidad en función de la autoidentificación y autodefinición, imprimiendo característica y diferenciación entre ellas, y siendo un elemento de identificación propia de cada cultura y pueblo.

La indumentaria determina un status social, político y económico a más de describir el sexo y la edad, porque cada género, espacio y tiempo son bien definidos.

En el mundo andino, la vestimenta de los pueblos consolidó estructuras políticas y económicas y tenía una función de definición de orden ritual y religioso, además de lo cotidiano y común. Por eso, la fabricación de los tejidos se convirtió en un arte y fue el pago de tributo en la colonia.

Las empresas españolas crearon grandes centros de textiles, como la de Riobamba, donde se fabricaron los famosos paños de Castilla para enviar a España, diseñados por las manos de indígenas en calidad de obrajeros y en donde ofrendaron sus vidas, enfermos de tuberculosis.

Pese a los constantes cambios y dinámicas culturales, Saraguro constituye uno de los centros más interesantes de América, porque “allí se conserva aún toda la autenticidad de las comunidades incaicas, sus tradiciones” (DUSSEL, 1997), que lo diferencia de otros pueblos andinos de la sierra ecuatoriana. 

 Antiguamente

Es relevante la forma y la confección de la indumentaria, antiguamente se hacía de la lana de vicuñas y llamas, y en la colonia de las ovejas. Al respecto, Loyola señala, “lo que más precian es la ropa de que se visten y ovejas de la propia tierra” (BOURDIEU, 1995).

Vale la pena señalar que la vestimenta andina tradicional era el 'acsu, ñañaca y pullu', la misma que fue modificándose por trajes populares y de moda de España. Y así, las mujeres indígenas adoptaron el “urku, la almilla, el reboso o lliklla, la pollera y la montera”, señala Money (GUAMÁN, p.103).

Un aspecto cultural muy llamativo es el color blanco y negro del vestido. Los hombres llevan camisa, cushma, zamarro, faja ñakcha o de la china de múltiples colores, y/o cinturón de cuero adornado con círculos de plata y pantalón negro. Las mujeres tienen camisa blanca bordada en el cuello y en los puños, falda negra plisada. Como indiqué al inicio que los Saraguros pertenecían a una corte de nobles del incario, parece que las mujeres adoptaron la vestimenta de las curacas. Ellas tenían un atavío típico que “consistía en una falda acanalada y acartonada, atada a la cintura con un cintillo”, (STERMAN, 1998), semejante a nuestra elegante falda plisada o canalada sostenida por una reata o cintura. 

 Adornos, joyas y accesorios

Como adornos y joyas, tenemos collares multicolores grandes y circulares, aretes de plata en forma de medias lunas, curimolde y animales. Completa su adorno con una lliklla negra o reboso sostenido por un tupu de plata con cadena, que en su parte superior tiene la forma del Sol y en cada división están las caras de sus ancestros. Este elemento conforma la idea de que los Saraguros son incas, descendientes del Sol o caminantes del Sol. Los diseños reflejan la concepción del mundo de cada una de las culturas y no están ahí por un simple capricho.

Tanto el hombre como la mujer llevan un sombrero blanco de lana de borrego, de falda ancha, blanco en su parte superior y con manchas de color negro – café en la parte inferior. El sombrero es confeccionado con la lana, abatanada mediante golpes y colocada en un molde. Antiguamente lo realizaban los mismos indígenas, tal es el caso de don Angel María Cartuchi, de la comunidad de Gunudel, quien lo hacía para la venta y trueque con productos.

Con la muerte de los mayores se había perdido, y hasta hace poco solamente dos familias mestizas, -de apellido Armijos-, hacían este trabajo. Sin embargo, en la actualidad, los indígenas confeccionan los sombreros. Esta vestimenta no solamente tiene connotaciones estéticas, sino que expresa identidades y pautas culturales y sociales, ya que elegimos determinadas prendas para ciertos actos.

La vestimenta es de lana de borrego tinturada en negro y azul marino (cushma, poncho, pollera y falda); podría clasificarse en dos clases: uno para uso regular, del diario; y otro más fino y decorado para fiestas y ceremonias.

En el caso de la camisa bordada puede ser de colores, un tupu ordinario sin cadena más pequeño y de níquel. El color blanco y tupu ordinario sin cadena más pequeño y de níquel.

El color blanco y las mejores joyas son para asistir a eventos solemnes y de importancia; vale también decir que el vestido, a más del status social, define el estado civil de las personas. Tema que se profundizará en la próxima edición. (F)

Visto 877 veces

Modificado por última vez en:


Publicidad