Editorial /

Tranvía en tiempos de elecciones

¿ Será que la espera finalmente termina? El Alcalde ofreció tomar una decisión respecto a la contratación de la empresa que culminará las obras del tranvía para esta semana. La noticia es esperada con ansias.
Los frentistas han presentado un ultimátum: 48 horas para la contratación o saldrán a las calles, una amenaza que, por ahora, no parece ser necesaria.
El tiempo juega en contra a los intereses políticos, justos por cierto, de la administración municipal, ya que aún en el caso de que en esta semana se tome la decisión de contratar una nueva empresa, la entrega del anticipo, firma del contrato e inicio de las obras, puede tomar lo que resta del mes.
Octubre, mes en el que se cumplirá un año desde que CCRC abandonó el proyecto, es la fecha tentativa para que inicie el conteo de 300 días de plazo de la obra.
Si la contratista es Alstom, lo lógico sería que la obra se haga de prisa, dado que su otra filial, CITA, está ‘con los churos hechos’ desde hace varios meses, sin poder avanzar y pagando a sus empleados por una producción que no es la esperada. En caso de que la empresa sea China Railway, dependerá del Municipio la presión correspondiente.
En todo caso, serán, mínimo, 10 meses de espera para la obra civil, algunos meses más para la implementación tecnológica, y unos cuantos más para la puesta en marcha que pasará por una decisión política en época preelectoral: una revisión de pasajes.
Esa presión político electorera, seguramente, terminará marcando la fecha en la que los cuencanos tendremos la obra lista. No harán falta marchas sino candidaturas, ese parece ser el escenario de un tranvía en marcha para las elecciones. (O)

Visto 339 veces


Publicidad