Ecuador /

“No permitiremos que nuestros niños sean violentados”, afirma Presidente Lenín Moreno

El Ministerio de Educación se sumó a la campaña mundial de Unicef: Ahora que lo ves, di no más, para concienciar sobre la violencia infantil

El ministro de Educación, Fander Falconí, difundió también este domingo un comunicado conjunto con la Conferencia Episcopal Ecuatoriana en la que convocan a la sociedad “a construir una cultura de paz y buen trato”. “Cuidar a la niñez es nuestro imperativo moral”, señaló el funcionario.


El Día Mundial de la Prevención del Abuso Sexual Infantil se recuerda en Ecuador en momentos en que los centros educativos se han develado como uno de los espacios en donde se han producido estos atropellos. De acuerdo con cifras difundidas en las últimas semanas, son 882 los casos de violencia sexual en escuelas y colegios en los últimos tres años.

La reciente difusión de casos de menores abusados encendió las alarmas en el país y activó un trabajo coordinado entre las funciones Ejecutiva, Legislativa y Judicial quienes pusieron en marcha la cruzada nacional ‘Cero Tolerancia’, para combatir el abuso sexual a menores de edad.

Esto, incluso, ha llevado a que el gobierno incluya en su propuesta de consulta popular, una pregunta para que los delitos de crímenes sexuales contra niños, niñas y adolescentes no prescriban nunca.

“Hoy es el Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual Infantil. No permitiremos que nuestros niños sean violentados. Unámonos todos contra este flagelo. Cero tolerancias y las más drásticas sanciones. Para eso planteé la pregunta en la Consulta Popular”, escribió este domingo el presidente Lenín Moreno en su cuenta de Twitter.

El ministro de Educación, Fander Falconí, difundió también a través de esa red social un comunicado conjunto con la Conferencia Episcopal Ecuatoriana en la que convocan a la sociedad “a construir una cultura de paz y buen trato”. “Cuidar a la niñez es nuestro imperativo moral”, señaló el funcionario.

El comunicado detalla siete acciones que debería cumplir las instituciones y la ciudadanía: atender inmediatamente las denuncias, agilitar las investigaciones, transparentar la información, atender primero la reparación para las víctimas, nunca tolerar el abuso sexual infantil, decir siempre la verdad y construir “una nueva relación entre los miembros de la sociedad en la que impere el buen trato y el respeto mutuo, una cultura de paz prevenga todo abuso y que no admita la impunidad”.

El ministerio de Educación ha ratificado el compromiso de actuar en el ámbito de sus competencias y desvincular de la comunidad educativa a autores, cómplices y encubridores de faltas contra la dignidad de los estudiantes; y en las últimas horas solicitó a la Fiscalía investigar casos archivados de violencia sexual.

Así mismo, dispuso que profesores, autoridades y personal administrativo del sistema educativo del país (los docentes que ingresaron al magisterio desde 2004 bajo el programa ‘Ser Maestro’, ya rindieron ex examen), sean sometidos a las pruebas psicométricas (personalidad) con el fin de identificar a los servidores tienen problemas o antecedentes de comportamiento e inmediatamente separarlos del magisterio o cargo.

”Tenemos que limpiar la basura dentro del sistema educativo”, ha señalado el ministro de Educación, Fánde Falconí.

La Asamblea también analiza un proyecto de Ley Orgánica para la no caducidad de la acción sancionatoria administrativa respecto a delitos sexuales contra estudiantes.

Según cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Ecuador apenas el 15 % de los casos de abuso sexual contra menores son denunciados; a uno de cada tres niños o niñas que denunció algún tipo de abuso sexual no le creyeron; y la mayoría de niños y niñas víctimas de este delito no denuncian por temor a una retaliación, por vergüenza o por no creer en el sistema.

Frente a ello, Unicef presentó la campaña “Ahora que lo ves, di no más”, con el objetivo de poner fin al abuso sexual contra niños y niñas en el país.

Visto 284 veces

Modificado por última vez en: