Ecuador /

El Padre Antonio Polo recibió una condecoración por su trayectoria en beneficio de los más pobres

En nombre del pueblo ecuatoriano, el Gobierno entregó la Condecoración de la Orden Nacional “Al Mérito” en el grado de “Oficial” al sacerdote salesiano Antonio Polo por su trabajo y esfuerzo en beneficio de las comunidad ecuatoriana, especialmente en favor de las personas de escasos recursos.

En este acto de reconocimiento, el Presidente de la República, Rafael Correa, evocó el trabajo del religioso junto a los pobladores de Salinas de Guaranda, en la provincia de Bolívar, con quienes en el año 1972 emprendió un proyecto comunitario productivo que se ha convertido en un modelo y ejemplo de economía popular y solidaria.

El proyecto se consolidó en julio de 1978, con la elaboración de los famosos quesos “Salinerito”. Hoy es una marca plenamente reconocida a nivel nacional, con distribución y locales comerciales en las principales ciudades del país (Quito y Guayaquil), sin embargo más del 60% de su facturación es fruto de la exportación. “El Padre Polo con humildad sostiene que lo logrado en Salinas hasta hoy se debe al esfuerzo de la parroquia. Algo que sin duda es cierto. Como es cierto también que fuiste tú, mi querido Antonio, el gran motivador, mentalizador y conductor de esta ejemplar experiencia de economía comunitaria” expresó el Primer Mandatario.

Por su parte el Padre Antonio Polo agradeció este reconocimiento y resaltó la transformación realizada en el país en estos últimos diez años. Contó que una de sus inspiraciones es la imagen de la virgen de Legarda obsequiada por el Presidente Correa. En la representación la madre de Jesús pisa con sus zapatillas al dragón -una bestia apocalíptica- que podría significar el empeño de este cambio de época por la lucha en contra de la injusticia, el egoísmo y la indiferencia.

Antonio Polo nació en Venecia, Italia, hace 78 años. Desde niño fue cercano a los salesianos quienes, al igual que sus padres Geovanny Polo y Teresa Frattin, le inculcaron el amor al trabajo comunitario bajo la visión cristiana por la cual la verdadera riqueza está en el corazón de las personas.

Visto 356 veces